Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

lunes, 30 de noviembre de 2015

PARA LA ACCIÓN Y APRENDIZAJE en el Día de la Comunión

CRÓNICA

“NO HAY TEMOR SINO ESPERANZA”.
En el día de la Comunión Tradicionalista Carlista. Festividad de Cristo Rey en El Cerro de los Ángeles.

SIEMPRE ESTAMOS CELEBRANDO Y APRENDIENDO. El pasado sábado 21 de noviembre la Comunión Tradicionalista Carlista celebró el Día de la Comunión en la festividad de Cristo Rey en El Cerro de los Ángeles. Asistieron muchos correligionarios de diversas partes de España. Ahí estuvieron los constantes alaveses, los bravos catalanes y navarros… que están atravesando momentos difíciles, aunque lo son para todos los españoles ante una España castigada. Decimos que fue una buena representación de Navarra. Caras nuevas, jóvenes nuevos y “veteranos”, la pena es que de tan ir todos a nuestro aire y al estar tan ocupados –muchos justificadamente- nunca coincidimos todos. El día que lo hagamos no cabremos en el Cerro.

A la salida de la ermita en un día soleado. Foto:JFG2015

El nuevo día trajo un sol espléndido aunque anunciaban nieves por el camino.
La ermita se llenó de fieles. Las banderas de España y de la Tradición estaban a los pies del Altar. El señor obispo de la diócesis de Getafe celebró la Santa Misa.
Ojalá todos los sectores políticos de España se reuniesen como acto fundamental ante el sacrificio del Altar. Ojalá todos los Idearios y Programas políticos reconociesen a Dios como Señor y le rindiesen culto como Él desea, lo que también exigiría adecuar la legislación a la ley y al derecho naturales, expuesto con seguridad por la Iglesia en España. A la hora de la verdad, sólo Ella es -hasta de tejas abajo- fiable en lo que diga. El otro punto de referencia es el lo que diga el “mogollón” o los medios de comunicación en manos de oligarquías sin escrúpulos que se reparten el poder.
El rato de convivencia a la salida de la ermita fue una gozada. El sol brillaba y hubo no pocas fotografías de amigos.
A continuación, en el restaurante “Los Olivos” se celebró la comida de hermandad. Al final hubo un acto político. Recogemos aquí los tres discursos, bajo la exclusiva responsabilidad de quien esto escribe, conforme a sus notas tomadas in situ.


Vista general del comedor. Al fondo la bandera tradicionalista.
Foto:JFG2015

El primero en comunicar lo que siente el corazón y el mismo plan político a seguir fue don Javier Garisoain, secretario general de la CTC. Le siguió don Carlos Ibáñez Quintana, vizcaíno de pro e inspirador de los que ahora rondan los cuarenta y cincuenta añazos. Al final tomó la palabra nuestra querida margarita, la Excma. Sra. María Cuervo-Arango viuda de Mesa.

Don Fco. Javier Garisoain Otero se expresó así:

“Me encuentro ante un dilema: hablar a carlistas. Dilema grande porque se me presenta por delante toda la épica del Carlismo: los mártires, la autenticidad del pueblo y sus reyes, la épica, los cuadros de Ferrer Dalmau… Tendría muchas razones para hablar como Valle-Inclán: hablar de hechos épicos de todo tipo, de catedrales góticas…

El joven Secretario General de la Comunión. A su derecha
Carlos Ibáñez Quintana.  Foto:JFG2015
Pero tengo que hacer un discurso práctico, es decir, realista. Quizás a alguno le puedan defraudar mis palabras, ante el deseo que todos tenemos de admirar la grandeza. La Junta de Gobierno de la Comunión Tradicionalista Carlista no es un grupo alejado del mundo.
En estos meses preelectorales, hay gente que advierte que vienen las elecciones generales, y dicen: “hay que hacer algo, una coalición”... Pero es paradójico comprobar que nosotros, los idealistas, los Quijotes, hemos sido hasta ahora los más realistas, los sensatos, los prácticos.
Digamos que si las elecciones son ocasión para trabajar, eso  puede hacerse cualquier día del año. Si no podemos lanzar discursos, y si no podemos lanzar nada electoralmente por carecer los instrumentos de poder y un ambiente receptivo entre los españoles, ¿qué hacemos? Lo que vamos a hacer son campañas breves y exitosas.
Digamos que la CTC no es un lugar para impacientes, un lugar para labrarse una carrera práctica. Esto es a modo de una travesía en el desierto. En la vida cada cual debe apechugar con lo que tiene y buscar nuevos medios. La CTC va a cumplir 30 años desde 1986. (En sus fechas continúa directamente el Carlismo más que centenario así como la tradición milenaria de España). Hace un año celebramos nuestro duodécimo Congreso de la Comunión Carlista. Hacemos cosas, pero tal y como se encuentra todo hasta en el ámbito mundial, no conseguimos ese incendio, ese crecimiento, algo con lo que por ahora pudiésemos orgullecernos plenamente.
Nuestra Junta de Gobierno es, por explicarlo gráficamente, como una Junta de vecinos. Somos respetables padres de familia. Nuestra épica es tener una vida ordinaria, trabajar todo lo que podemos y pasar el testigo a los siguientes. Por eso, debo pediros paciencia, calma, humildad y realismo. (Aplausos). 

Don Fco. Javier Garisoain Otero,
exponiendo sus realistas e
ilusionadas palabras. Foto:JFG2015
Os pido también que tengáis constancia y perseverancia en todo lo que hagáis. Tenemos que reivindicar un tipo diferente de política. La política tranquila tiene que ver mucho con el bien común, que es donde se debe poner la vista. Debe tener la vista puesta en las generaciones pasadas, esperar y trabajar mientras se va haciendo el cocido. Perseverancia no es dar un paso atrás. Confío en que ya estamos haciendo algo por el bien de España. Hay que trabajar a largo plazo por cosas que quizás no veamos. “Los requetés, los católicos prácticos, lo que salvaron a España., los tengo muy en el corazón y os bendigo” (Pío XII) (Ovación).
Seamos alegres. Si hay algo que salvar del Carlismo, quizás tengamos que salvar nuestras canciones. (El cancionero expresa la vida que se vive en realidad y que muestra que no es está muerto sino bien vivo, que se trabaja y que se curra con una gran esperanza). Tenemos que tener la vista larga: redes sociales, familia, familias españolas que resistirán al Gobierno venga de donde venga, cuidar y organizar la juventud. Pues bien, como estamos empeñados, pongámonos a ello”

Don Carlos Ibáñez Quintana, habló de su experiencia personal, de la experiencia de toda una vida que atravesó no pocas vicisitudes en el ámbito carlista:

“Mi familia no fue carlista. Me hice carlista poco a poco. Tuve un profesor de Historia que era carlista. Mi hermano murió en la Cruzada. El barbero de mi pueblo era carlista. Pues bien, yo soy carlista por la estética del Carlismo, pero sobre todo los sus principios. No lo soy por familia.

De izda. a dcha. José Miguel Ors, Carlos Ibáñez y María Cuervo-Arango.
En la Santa Misa. Foto:JFG2015
Cuando el Carlismo está de capa caída me hice carlista, y me hice –repito- por los principios. Conociéndolos, uno no puede sino ser carlista. ¿Si no a dónde voy a ir? Si abandono la verdad ya me voy a la mentira. Quién sirve a la mentira se hace esclavo de ella. Entre los que asistís a este importante acto, veo más jóvenes que otros años. Les animo a conocer bien los principios. Con esta democracia actual que ha abandonado los principios de la Tradición española, ya vemos a dónde hemos llegado a parar. Peor no podemos estar y siguen cantando la Marsellesa (o el himno de Riego). La democracia actual es entender que no hay que entenderse. La democracia de hoy es una demogresa. Por el contrario, en el Carlismo se está bien porque tiene principios. Los jóvenes deben profundizar en ellos, en los principios y en las actitudes.
Hoy, la familia usurpadora te lleva a quemarte la boca si le atribuyes la categoría de rey.
Profundizar en los principios es la base sólida para construir sobre roca. Así seréis carlistas pase lo que pase. Al Carlismo no puede darle la puntilla nadie, porque el Carlismo es inmortal por sus principios (Aplausos).
Vosotros, jóvenes, sois capaces de salvar a España, con el rey a la cabeza o huérfanos de rey. Mientras haya principios habrá Carlismo, habrá carlistas, y mientras haya Carlismo podéis salvar España.
Miremos la economía, la sociedad, la familia, la natalidad. Los liberales que defienden la unidad de España dan argumentos fatales como el decir (a los nacionalseparatistas catalanes –malos catalanes-): “si salís de España salís de la UE”. Pues bien, es mucho más fácil decir: España no se puede romper porque España es una unidad en la lealtad a Dios y la lealtad a un rey. Esta Constitución de 1978 ha arrinconado a Dios y nos ha puesto un rey que no es rey, pues no le dejan hacer justicia. Y sin justicia no hay lealtades. Y sin lealtades no se concita la unidad a España.
Hago un homenaje a Jaime Bordegaray, natural del Señorío de Vizcaya. No puede venir a estar en este importante acto por motivos de salud: pierde el oído, y va perdiendo la vita. Siendo ordenanza de profesión, ha aportado mucho apoyo económico a la Causa. (Para que luego digan que el carlista antes dará la vida que su hacienda). La salud y los años le han impedido venir hoy aquí. Acordaos de cuando cantaba sobre Aguirre, el chocolatero, el cinturón y el pantalón, todo ello junto. Con eso ya he dicho bastante.
Jóvenes, el carlismo os dará disgustos pero no os defraudará. Los que han marchado a otros partidos ya están desengañados. Los principios son tan buenos y sólidos que es que no hay otros”.(Grandes aplausos)

La presidente de la Comunión, la Excma. Sra. María Cuervo-Arango Cienfuegos-Jovellanos, dio las gracias a los mayores, y dio la gracias y los parabienes a los menores. Continuó diciendo:

“Echo muy en falta a don Domingo Fal-Conde, que no puede hallarse presente aquí por motivos de salud. Vaya nuestro mayor  mejor afecto hacia él y su familia.

La Excma. Sra. Doña María Cuervo-Arango.
Presidente de la CTC. 
Foto:JFG2015
Os transmito algunas líneas sencillas de acción. Es preciso que los jóvenes os reunáis para la formación y la acción. También conviene mucho que los carlistas de Madrid se potencien, pues aunque son muchos y buenos las distancias de la gran ciudad son tan grandes que parecen ser un inconveniente que hay que superar con tesón. Conviene ir a todos los actos y avisar cuando no se puede acudir con motivos justificados. Otra cosa: entre los carlistas, pudiendo hacer mucho, el no hacer y trabajar es hacer el canelo, a la vez que es necesario dejarse de posibles majaderías. Estemos todos juntos y que la Virgen nos conceda vivir la virtud de la santa pureza y nos eche una mano.
Afirmamos a Dios, por lo que es necesario vivir en gracia de Dios. Afirmamos la Patria, porque podemos vivir muy a gusto,  todos en común.
Afirmamos los Fueros, que el Gobierno no puede dar o conceder sino reconocer porque son derechos propios.
Afirmamos al rey, pues somos monárquicos. Al rey que el día dispuesto venga y que sea capaz de servir a Dios y a España.
El mal menor tan de moda para algunos es un horror que está envenenando a la gente. Esta mentalidad permite pensar que no hay que meterse en política porque siempre habrá un supuesto mal menor. Y así estamos, en el mal mayor en el que ha caído España. (La sima de la degradación es tal que sin Dios y la fuerza del ejemplo de nuestros mayores y nuestra, nada se puede hacer).
La política es el camino, y la caridad mayor que puede tener un cristiano. Que las leyes obedezcan lo que manda Dios. También las leyes son nuestro futuro. Necesitamos leyes justas y sencillas, que no nos amarguen con inventos (Aplausos).
Cuando venía hacia ésta importante celebración del día de la Comunión, en esta fiesta de Cristo Rey celebrada en El Cerro de los Ángeles, me preguntaron: “¿A dónde vas?” Y les respondí: “¡Pues a respirar aire limpio!” (Aplauso general).

El Oriamendi se alzó en plaza. De pie y en la amplitud del  restaurante se cantó este himno tradicional tan expresivo y querido por todos. A continuación siguió el buen ambiente, las bromas y los cantos. Los jóvenes se fueron agrupando, el bazar carlista continuó su dinámica, los menos jóvenes expresaron sus parabienes, y las familias atendían a los pelayicos.  

Vista general del monumento que sustituyó al fusilado y destrozado por los revolucionarios durante la Cruzada. En la desmemoria habrá que recordarlo. Foto:JFG2015

Después de cada gran celebración las Juntas Regionales organizan sus actividades. Los momentos por los que atraviesa la unidad de España por el secesionismo antiespañol y la manipulación partitocrática, los que atraviesa la religión católica por la persecución religiosa solapada o abierta, los que atraviesa la  moralidad que es el oxígeno para la persona, y los bienes más básicos de la sociedad y la convivencia, incluidos los laborales y sociales, son dignos de un incesante trabajo -cada uno en la medida de sus fuerzas- . Que cada cual aporte todo lo que pueda, lo mejor que pueda, y que se estire un poco más, que Dios es buen pagador –nunca defrauda- y dará el crecimiento. Sí; se han hecho cosas que hace 30 años ni soñábamos. Que Dios escribe derecho con renglones torcidos es más que evidente.

Saliendo de la ermita repleta de gente. Foto:JFG2015


José Fermín de Musquilda

Getafe, 21-XI-2015
Fotografía: JFG2015

P.D. Los tres discursos han sido recogidos según las Notas tomadas in situ por el cronista JFdeM, de modo que los interesados tienen lógicamente pleno derecho a la rectificación. Muchas gracias. Sabemos que don José Miguel Ors (Valencia) ha publicado una crónica del Acto, y ha incidido más en éste mismo que en los discursos aquí recogidos. Por eso consideramos que ambas crómicas son complementarias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada