Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

martes, 22 de octubre de 2019

Atrevimientos del Sr. Cerdán (PSN)


Me parece bien decir al Sr. Don Santos Cerdán (PSN) que él no es quién para arremeter contra otros, y menos de la manera como lo hace, cuando tiene como socios y amigos políticos la ultraizquierda y los simpáticos amigos de ETA. (Diario de Navarra, 27-X-2019).

Me parece bien poner en evidencia cómo el PSOE acostumbra a hacer mal las cosas, hasta el punto de que no pocos de sus fieles se avergüenzan de ellas. El caso de Navarra es patente, pues no pocos socialistas están enfadadísimos porque los separatistas -y tales separatistas- sigan mandando en Navarra, mantengan todo lo realizado en cuatro nefastos años, y el PSN gobierne -o desgobierne- con el apoyo implícito y tácito de EH Bildu.

Todos saben que Navarra no es separatista, pero se le gobierna como si lo fuese: de ahí que haya gentes que se digan navarros pero que gobiernan contra los navarros y Navarra. ¿Son de veras navarros o son separatistas como la sucursal del PNV, Geroa bai? ¿Son de veras sociales o son los socialistas de la partitocracia?

Para desviar el PSN y EH Bildu la atención del presente, de la inutilidad de su política, está el llamado franquismo, la guerra, los muertos y las momias, tan caras para los socialistas. Estos tienen la suerte de que no queramos recordarles continuamente su pasado, como ellos hacen a otros y encima mintiendo sobre él, pues no queremos ser rastreros ni tampoco caer en su trampa de pretender desviar así la atención ciudadana sobre el presente, sobre su ineficiencia política, y sobre lo que ellos hacen y deshacen. Desde que empezó la Sra. Chivite a gobernar, los del PSN sólo hablan, nada hacen, dan todo a sus socios perdedores los separatistas, y pierden el tiempo en lo que realmente importa a los navarros.

Pues mire, Sr. Cerdán del PSN, no hubo requetés -nobilísimos eran, ¿eh?, díganlo lo jefes socialistas de la época- en el homenaje que se hizo en Leitza al valiente concejal Silvestre Zubitur jauna, celebrado en agosto de 2019, pues debe saber que los requetés sólo existen en tiempos de guerra y en el frente.  Existieron ayer y no existen hoy. Desde luego, Silvestre Zubitur tiene pero que muchos amigos en Leitza, Navarra y España entera, y molesta más que un poco a los EH Bildu de Leitza, socios del PSN y del Sr. Cerdán.

Mire también, Sr. Cerdán del PSN, en dicho homenaje a Zubitur y Muruzábal, sí hubo carlistas, y estos no son franquistas. Su jefe -caudillo se decía a la española y en la época- era S.M. Alfonso Carlos I. Este anciano rey movilizó decenas de miles de requetés, y expresó el VOLVERÉ mencionado por su hermano S.M. Carlos VII en 1876. Algún diario conservaduro de Navarra ironizó un día que el VOLVERÉ fue para no volver. Pues miren, dijo VOLVERÉ y volvió para vencer al comunismo, hijo del liberalismo. Pero no se trata de ser o no ser lo que llaman franquista (muchos padres de los del PSOE actual fueron tan o más franquistas que Franco), sino constatar que Joaquín Muruzábal, el primer requeté muerto en 1936, no vivió el franquismo. Ofreció su vida por Dios y por España, para el bien común, a las órdenes del rey, y si se quiere se le recuerda y rende homenaje. ¿O sólo Vd. va a tener amigos? ¿O sólo Vd. puede hablar y marcar y a su modo a los demás, como hace a los de Navarra Suma en período electoral? Desde luego, con el sr. Cerdán la nobleza no engalana la cúpula del PSN.

Deje, Sr. Cerdán del PSN y sus amigos separatistas y de ultraizquierda, a los muertos descansar en paz, dejen las tumbas, no se lleven momias ni restos mortales, y dejen de homenajear si les place a los comunistas, anarquistas y los que nos trajeron la Revolución estalinista. Y si recuerda a los vascos asesinados en Guipúzcoa y Vizcaya, estaría bien, pues sus aliados los separatistas guardan sobre ello un absoluto silencio.

Como puede observar, no entro a sus otros enredos. Con todo respeto.

Quienes menos pueden presumir de demócratas, son los que más dicen que lo son. Así han deconstruido nuestro tiempo, sin que aún hayamos visto todos los Actos.

Ramón de Argonz y de la Urrutia

viernes, 18 de octubre de 2019

Cataluña, ¡vuelve por tus Fueros!

OPINIÓN

Los errores se pagan caro, porque el Estado no debe traspasar tantas competencias a las autonomías, ya por prudencia política, ya sobre todo porque él mismo no debe tener tanto poder. Nuestros males  residen en dicho exceso de poder, más el romanticismo de lo peculiar cultural que incluso pretende arrinconar y luego sustituir a Dios Jaungoikoa.

¿Qué son y qué traen las autonomías? Las autonomías son una delegación del poder del Estado. Además, en España, esta delegación y si es de "tanto poder", conduce a la separación política. 
Por varios motivos hay comunidades históricas que nunca quedarán satisfechas con las autonomías. Primero por plantear su Estatuto como  una "delegación" en vez de como derecho propio. En segundo lugar, sobre todo por el planteamiento separatista de los partidos nacionalistas (PNV, su sucursal Geroa Bai, la vieja Ciu etc.). Ellos son tan superiores, tan distintos y tan pedantes, que necesitan algo pero que muy especial respecto a los demás. En realidad, el principal agente separatista son los mismos nacionalismos periféricos, aunque también el liberalismo del Estado liberal-socialista tenga sus culpas. 

Las autonomías son un atrevido invento de tendencia federal o confederal que destroza España desde 1978. Antes la destrozó el centralismo del Gobierno "de Madrid", su predecesor, que abonó, primero como reacción y luego por el vicio nacional separatista, lo que está ocurriendo.

Las autonomías son un invento de un Estado liberal  que sufrió un  vergonzante y acomplejado poder uniformista y centralista, modelo éste de poder que el Estado transmite por ósmosis a los poderes autonómicos sus delegados. De un Estado que -decimos- se llama soberano, aunque luego nadie -tampoco él-  sea soberano de veras. 

La España sociológica, uncida al Estado liberal-socialista, ha quedado a merced de los poderes delegados del mismo Estado -Bruselas, Vitoria y Barcelona...-. A la inversa ocurrirá a Vitoria y Barcelona respecto a los poderes llamados europeístas en el caso de una supuesta independencia. Esta trampa, contradictoria en apariencia, también la presentan los marxistas que en todos los lados se convierten en fervientes nacionalistas -¡oh buen vicio burgués!- por aquello de la lucha de clases -hoy de sexos, "culturas y Estados"-. Con ellos, el Euzcadi o Cataluña independiente y marxista sólo tendrá de propio y original la banderita y el agur... No en vano ya es penoso que los de Barcelona piensen, vistan y se diviertan como los de  Chicago. 

Como en su día el Estado delegó, ahora teóricamente pudiera recoger velas o -mejor- "sus" poderes. Esto sólo sería posible si se presenta la alternativa de los Fueros. 

Todo esto es grave, pero más grave es que si el Estado secuestró la sociedad, ahora las autonomías secuestren a ésta, e incluso, gracias al separatismo del  nacionalismo periférico, al Estado que todo les delegó. La nueva situación de un gran poder en Barcelona delegado del Estado, sería peor que la anterior, porque el controlador está más cerca del barcelonés, al que controla y esquilma mejor.  

¿Quién es siempre la única perjudicada?: la sociedad, los ciudadanos, las instituciones sociales, las familias... España o las Españas. 

¿Y qué son los Fueros? Los Fueros son la patria España -nación y poder civil supremo-.

Los Fueros, a diferencia de las autonomías, son derechos propios e inherentes a las comunidades históricas o a unas nuevas comunidades que se vayan configurando con solidez en el transcurso del tiempo. Son derechos propios, anteriores al Estado y a la comunidad mayor formada con el paso de los siglos. Una vez sumados los afluentes al gran río de España, es imposible volverse atrás. 

Los Fueros suponen un pacto entre una comunidad histórica y la Corona (una familia que gobierna a las demás familias). Así fue sobre todo en Navarra en 1513-1515, manteniendo las realidades políticas de la Corona de Aragón. 
Los Fueros son la única manera de frenar, controlar y desbaratar un Estado con un excesivo poder y muy poca eficacia -el Estado liberal-, o bien de frenar unos pseudo estados pequeños -llamados autonómicos- y aún minúsculos como Euzcadi. De la inoperancia de ésta pequeñez y de su propio credo nacional separatista, surge el expansionismo de Euzcadi y Cataluña, en sus intentos manifiestos de colonizar e imponerse en Navarra, Valencia y Mallorca... con trampas y extorsión.





La balcanización de España la produce la delegación de tanto poder, y sobre todo el afán siempre insatisfecho del separatismo. Balcanización ésta que a su vez sufrirán los entes autonómicos separatistas, debido a la ineficiencia del Estado y a ser tales entes un apetitoso bocado para los poderes mundialistas. 

Hoy día la Comunidad Foral de Navarra -la única que se llama Foral- ha sido convertida de hecho en una autonomía más: sus propios gobiernos llamados forales -de derechas o izquierdas- se han cargado el Fuero y lo han devaluado como si fuese una autonomía más. 
En efecto, las leyes positivas y políticas contrarias al Fuero Nuevo de Navarra de 1973, en materias de vida humana del aún no nacido, persona, matrimonio, familia, adopción de niños y niñas, la casa etc., son tan malvadas o más que el independentismo político, que a su vez las asume. (La calamidad estalla cuando se sabe que Euzcadi es más atea que una república soviética). 

Que el Fuero público se cargue el Fuero privado es un contrafuero manifiesto que vicia a una sociedad,  configurada de abajo hacia arriba, desde su base hasta el poder supremo y no al revés. En estas cuestiones Navarra no debería subordinarse al poder de la Constitución y la leyes centrales. Máxime cuando dicho poder -por ideológico- pretende descristianizar y desnaturalizar la misma sociedad. Una ley civil corrompida no puede convertirse en el becerro de oro, sino que debe ser lisa y llanamente rechazada. 

Pues bien y sobre todo, los Fueros suponen a su vez el respeto de las jurisdicciones sociales inferiores y por ello más cercanas a la intimidad hasta llegar a la persona, la familia, y el matrimonio. De éste núcleo sagrado, que conecta directamente de Dios como origen y finalidad ontológica, se deriva la importancia de las restantes jurisdicciones toda vez que a dicho núcleo deben servir. 
Por su parte, también el poder supremo de la sociedad -hoy día llaman Estado- deriva de Dios, ya directamente ya -según las escuelas jurídico políticas- a través de la sociedad. 

Si Cataluña tiene solución -que la tiene-, la tiene en los Fueros, lo mismo que el resto de España. Y su hablamos de Fueros, hablamos de España.

Los destructores de España son  el liberalismo-socialismo  "delegacionista" (Sr. Aznar) y el nacionalismo separatista (Sr. Pujol). Y sus constructores, los mejores españoles según don Carlos VII. 



Fermín de Musquilda

Cataluña leal al resto de España

AGENDA



jueves, 17 de octubre de 2019

Rebelión en el Principado e Catauña

Noticias

Con una gran pena estamos asistiendo a los desmanes de los separatistas en Cataluña -malos catalanes-, mientras gran parte de los catalanes y residentes en el Principado permanecen en sus domicilios. Mañana hay que trabajar y ganarse la vida. 

Los que provocan los desmanes están encantados con la suave sentencia condenatoria a los cabecillas del procés, pero tienen que jalear su separatismo exigiendo la absolución de los jefes que hace no mucho dieron ante toda España su golpe de Estado. 

El mundo separatista está al revés, por lo mismo que el nacionalismo enloquece a los que están poseídos por  esta ideología pasional, mentirosa y disolvente del siglo XIX, que es fruto del liberalismo, al que los carlistas o tradicionalistas se enfrentaron con la vida. Es una fortuna que muchísimos catalanes de pro no sigan la actual deriva separatista, antiespañola y violenta, contraria a las propias raíces del Principado de Cataluña. 

Más españoles que nuestros mayores catalanes y vascongados no los hay en toda España. Hoy la salvación de España pasa por el núcleo SOMATEMPS de actúa en el Principado. 






F. de M. 


sábado, 12 de octubre de 2019

Festividad de Ntra. Sra. del Pilar. La Hispanidad

AGENDA

Día grande en Navarra. 

La Hispanidad nos recuerda a los miles de navarros que viajaron a las Américas durante siglos. 

Pero sobre todo nos recuerda la aparición de Nuestra Señora en carne mortal a Santiago apóstol en el Pilar de Zaragoza, para animarle en la difícil evangelización de la Hispania romana. Ahora ha comenzado la nueva evangelización, por dejación culpable de la anterior, y seguramente va a ser más difícil que la primera. La España oficial está muy lejos de la España real, y aquella está corrompiendo la sociedad a marchas forzadas. Se equivocaron los que creían que la política era poco importante, y los que paralizaron toda iniciativa sociopolítica que se comprometiese a respetar y acatar el reinado social de Jesucristo. Ahora que no se quejen y no den lecciones. 

Las leyes en España son de las más corruptas del mundo. Por eso, clamamos con dolor y ardor: Nuestra Señora del Pilar, ¡ruega por nosotros! ¡ruega que padecemos!

Como la Comunión Tradicionalista Carlista no es una asociación piadosa sino una recia comunión sociopolítica de los españoles por excelencia -según afirmó el rey Caros VII-, nos proponemos restaurar la sociedad y política cristianas, que tanto bien y progreso, tanta tranquilidad y equidad social, y tanto desarrollo cultural ha dado a medio mundo. 

La Hispanidad no ha sido avariciosa ni comercial, ni se ha metido en casa ajena con trampas o a codazos, ni ha sido amiga del capitalismo salvaje o del capitalismo de Estado (socialismo), ni de las oligarquías de poder -hoy en gran medida corruptas y compradas con dinero-, ni rinde culto la explotación moderna del hombre por el hombre y a la explotación indiscriminada de la naturaleza. 

España es una potencia en germen. Sus enemigos -que los tiene- lo saben y la envidian. La Hispanidad llena la mitad del mundo, y se caracterizó por su fidelidad católica, por ser abanderada con los hechos de la fé de Cristo, por el mestizaje, la apertura a nuevos horizontes, la unidad en la variedad, la pasión por la vida, la cultura y desarrollo de toda persona y sociedades, el respeto a las buenas obras de los padres y la  fidelidad a la familia elegida para gobernar en última instancia lo que le corresponda, que la sociedad puede hacerse muchísimas cosas ella misma.


F. de M.

viernes, 11 de octubre de 2019

Día de la Hispanidad en Pamplona


AGENDA



Madrid, 10 de octubre de 2019
 La Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) solicita a los Ayuntamientos de Madrid y de Sevilla la retirada de las estatuas de Simón Bolívar

La «memoria histórica» de la Hispanidad impide la existencia de estatuas a traidores y genocidas

Desde la Comunión Tradicionalista Carlista (CTC) se solicita al Ayuntamiento de Madrid y de Sevilla la retirada, en ambas ciudades, de las estatuas colocadas en sus parques en recuerdo de Simón Bolívar. Tales estatuas son una afrente a España, pues Bolívar fue un traidor, y a la Hispanidad, pues no en vano fue un dictador genocida que se mostró indiferente a la situación de los indígenas y los esclavos e ideo un sistema de exterminio de los pastusos.

Comunión Tradicionalista Carlista.- 10 de octubre de 2019. Tanto en Madrid (en el Paseo de Camoens -Parque del Oeste), como en Sevilla (Glorieta Buenos Aires) se encuentran sendas estatuas del traidor a España Simón Bolívar. Por ello, en la celebración de la Semana de la Hispanidad, que culmina el sábado 12 de octubre, la Comunión Tradicionalista Carlista ha solicitado de los Ayuntamientos de Madrid y de Sevilla la retirada de su estatua.

El motivo, tal como se explica en las sendas solicitudes remitidas a los respectivos Ayuntamientos, es que la «Memoria Histórica» de la Hispanidad no puede tolerar estas estatuas laudatorias a un dictador genocida y traidor como fue Simón Bolívar. Suponen un acto de exaltación de las peores cualidades que puede tener un político. No en vano, desde la CTC queremos recordar que Simón Bolívar ha sido el modelo de los más recientes dictadores hispanoamericanos, personajes tan siniestros como Hugo Chávez,  Nicolás Maduro o Daniel Ortega.

Simón Bolívar no solo traicionó a España con la división de las tierras americanas, poniéndose al servicio de los intereses británicos, sino que además se mostró indiferente ante la suerte de los indios y a desentenderse del grave problema moral de la esclavitud. Es más, llegó a proponer el genocidio de los pastusos, el pueblo que habitaba entre Colombia y Ecuador, proponiendo la eliminación física de todos los varones y la “relocalización” en campos de concentración de las mujeres y niños.

Por tal motivo, para reivindicar el auténtico sentido de la Hispanidad, y solicitar el repudio de Simón Bolívar la Comunión ha organizado dos performances antes sus estatuas en Madrid y en Sevilla. En Madrid será a las 11:00 de la mañana, y se realizará un juicio/farsa con presencia del “féretro” de Bolívar; y en Sevilla se organizará un acto similar a las 18:00. En esta última ciudad, además, por la mañana, a las 12:00, se realizará un Homenaje al descubrimiento y defensa de la Hispanidad, en los Jardines de Murillo. En ambas ciudades se presentará públicamente la canción “Traidor, Bolívar, traidor” compuesta para la ocasión y que puede escucharse en https://www.facebook.com/gpropagandaCTC/videos/429162564325374/

Ese mismo 12 de octubre los actos de la Comunión Tradicionalista Carlista se completaran en Barcelona, con la Manifestación desde el Paseo de Gracia/ Provenza hasta la Plaza de Cataluña (Barcelona), a las 11:00; y en Pamplona con la entrega de los Premios Hispanidad “Capitán Etayo” y comida en el Hotel Blanca de Navarra (Avenida de Pío XII, 43 – Pamplona) a las 14:00.

sábado, 5 de octubre de 2019

Reserva plaza en los Premios Hispanidad 2019

AGENDA
Hay pocas plazas para uno de los acontecimientos mejores del año 2019. Date prisa en tu reserva. Va a ser un día memorable. Aún está en el ambiente el quiénes van a ser los homenajeados.

jueves, 3 de octubre de 2019

Carta abierta a la Alta Jerarquía de la Iglesia Católica

HEMEROTECA

Hemos recibido esta Carta, que pasamos a publicar.


Carta abierta a la Alta Jerarquía
de la Iglesia Católica
02 de octubre de 2019 por Redacción FNFF 
SANTIDAD, NO ABANDONEN A LOS CATÓLICOS ESPAÑOLES
Hace ahora ochenta años España sufrió una de las más cruentas guerras civiles que ha conocido el mundo. Se enfrentaron dos formas diametralmente opuestas de ver al hombre y a la sociedad: por un lado, los marxistas “anti España”, “anti Dios” y contrarios a la libertad del individuo como hijo de Dios hecho a su imagen y semejanza; y, por otro, los defensores de España, de la Fe católica y del concepto cristiano del hombre y de la sociedad. Ese terrible enfrentamiento entre españoles incluyó, entre otras muchas barbaridades, una sangrienta e inmisericorde persecución contra los católicos, un verdadero holocausto que supuso la muerte, en muchos casos después de terribles vejaciones y torturas, de varios miles de sacerdotes y personas consagradas (incluidos 13 obispos), además de varias decenas de miles de ciudadanos anónimos más cuyo único delito era creer en Dios y vivir conforme a sus enseñanzas. Morían, literalmente, “por Dios y por España” y así nuestra Nación, en ese infausto periodo, fue el mayor semillero conocido de beatos mártires, con más de 1.700 ya proclamados. El entonces Presidente de la República española, Manuel Azaña Díaz, llegó a proclamar que “España ha dejado de ser católica”.

El venerable Papa Pio XII se refirió en varias ocasiones a todo ello. En un telegrama al general Franco fechado el 1 de abril de 1939 decía textualmente “Levantando nuestro corazón al Señor, agradecemos sinceramente, con Vuestra Excelencia, deseada victoria católica España. (…) Con estos sentimientos, efusivamente enviamos a Vuestra Excelencia y a todo el pueblo español nuestra apostólica bendición.” El 16 de abril de ese mismo año, en un mensaje a todos los fieles de España leído personalmente por el Papa en Radio Vaticana, se decía: “Con inmenso gozo nos dirigimos a vosotros, hijos queridísimos de la católica España, para expresaros nuestra paterna congratulación por el don de la paz y de la victoria con que Dios se ha dignado coronar el heroísmo cristiano de vuestra fe y caridad, probado en tantos y tan generosos sufrimientos”.

Asimismo, en julio de 1937 la práctica totalidad de los obispos españoles hicieron pública una Carta Colectiva al resto de prelados del mundo entero en la que señalaban: “La irrupción contra los templos fue súbita, casi simultánea en todas las regiones, y coincidió con la matanza de sacerdotes. Los templos ardieron porque eran casas de Dios, y los sacerdotes fueron sacrificados porque eran ministros de Dios. (…) Prueba elocuentísima de que de la destrucción de los templos y la matanza de los sacerdotes, en forma totalitaria fue cosa premeditada, es su número espantoso. (…) Se les cazó con perros, se les persiguió a través de los montes; fueron buscados con afán en todo escondrijo. Se les mató sin prejuicio las más de las veces, sobre la marcha, sin más razón que su oficio social.

Entre 1939 y 1975, bajo la Jefatura del Estado del general Franco, España vivió en paz, se hizo un esfuerzo gigante de reconciliación y se alcanzaron cotas de progreso y bienestar muy difíciles de igualar. Salvo los inevitables juicios inmediatamente posteriores a la Guerra y que obligaron a ejecutar a un buen número de personas con graves delitos de sangre a sus espaldas, a partir de 1941 se hizo una labor descomunal de generosidad y clemencia, a base de sucesivos y numerosos indultos y reducciones de penas, con objeto de cerrar la herida cuanto antes. Y todo ello se llevó a cabo, además, con unas políticas que seguían fielmente las enseñanzas de Ntro. Sr. Jesucristo y los mandamientos de su Iglesia en asuntos sociales y en todo lo que tuviera que ver con la moral pública.
A partir de 1975 se produjo en España una Transición para muchos modélica, impulsada precisamente por los que habían servido a España a las órdenes del anterior Jefe del Estado, dando paso sin la más mínima tensión social o enfrentamiento entre españoles a una Monarquía Parlamentaria y a un régimen democrático que permitió, por ejemplo, que en 1982, solo siete años después del cambio de régimen, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) –el mismo que entre 1934 y 1936 había permitido, si no impulsado, la revolución que llevó a la Guerra Civil– se hiciera cargo del Gobierno de España y que gobernara durante 14 años con total normalidad institucional y democrática, sin que a ninguno de sus dirigentes se le ocurriera iniciar un proceso revisionista o intentar vencer, con efecto retroactivo, a los que habían alcanzado la Victoria varias décadas antes. En España no se hablaba de la Guerra, los españoles –los de uno y otro bando– habían alcanzado un acuerdo tácito de olvidar esa parte negrísima de nuestra Historia y de mirar al futuro. España dejó de ser un estado confesional, pero cada español era libre de vivir la Fe como quisiera y los poderes públicos no interferían en los asuntos relacionados con la ideología o los sentimientos religiosos de los ciudadanos. En España habíamos superado los enormes traumas, rencores y agravios que nos habían llevado a matarnos entre nosotros setenta años atrás y la comunidad católica seguía siendo floreciente, como se comprobó en las cinco visitas de San Juan Pablo II a España entre 1982 y 2003.
Sin embargo en 2004 el PSOE volvió a ganar las elecciones, en la persona de José Luis Rodríguez Zapatero, que de un modo irresponsable, contrario a la razón y extremadamente dañino para el espíritu de los españoles, decidió re-abrir de un modo sectario y cainita la herida que tanto había costado cerrar, incluido -como ha sido una constante de todos los regímenes marxistas a lo largo de la historia- el acoso a la Iglesia católica y la persecución de los católicos, a los que infundadamente se empezó a identificar con lo que llaman “la dictadura” o “el franquismo”. Este proceso manipulador y revisionista culminó en 2007 con la promulgación de una ley conocida como Ley de Memoria Histórica que, básicamente, tiene por objeto reescribir la historia de España entre 1931 y 1978, convirtiendo a los verdugos en víctimas y a las víctimas en verdugos, imputando a media España delitos y atrocidades que no cometieron, humillando a los descendientes de los que dieron su vida por Dios y por España, borrando todo vestigio de los que hicieron de España una nación unida, grande y libre y, de paso, encender de nuevo la hoguera en la que esperan que termine ardiendo, definitivamente, la Iglesia católica española y todos los que la formamos.
En España, y a raíz de ese proceso suicida puesto en marcha por el mencionado Rodriguez Zapatero y acelerado por el actual presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez Castejón, se han vuelto a producir hechos que ya teníamos olvidados: se han profanado templos, se ha insultado, acosado e incluso agredido a sacerdotes, se han retirado Cruces, se ha prohibido la enseñanza de la religión católica en los colegios y se han eliminado todos los crucifijos, se ha hecho mofa y escarnio público de nuestros símbolos más sagrados, en definitiva, se está haciendo todo lo posible para que España, ahora sí, deje de ser católica. En nuestros templos se vuelven a leer amenazas, explicitas o implícitas, tipo “Arderéis como en el 36” o “La única Iglesia que ilumina es la que arde”.

El último paso (por ahora) de esa estrategia de demolición de la esencia y el fundamento cristiano de nuestra Patria, el último clavo del ataúd en el que quieren enterrarnos a los católicos españoles, es la profanación de los restos mor-tales del anterior Jefe del Estado en contra de los deseos de su familia y su traslado a un cementerio público elegido por ellos para, a continuación (ya lo están pidiendo) desacralizar la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, convertirla en un “Memorial de las víctimas de la dictadura” o similar, y por supuesto destruir la grandiosa Cruz que, junto a otros centenares de miles a lo largo y ancho de España, nos ilumina y nos protege. Ya se han destruido numerosas Cruces, sin que nadie haya hecho nada, pero esta sería, sin lugar a dudas, la más simbólica, la que más recuerda el esfuerzo de reconciliación y perdón hecho por los españoles.
La familia del general Franco y varias instituciones privadas, con el apoyo de miles de ciudadanos, han luchado para evitar este nuevo atropello con todos los medios legales a su alcance, de modo pacífico y respetuoso con el estado de Derecho, y a pesar de que una reciente sentencia del Tribunal Supremo español autoriza al Gobierno a proceder a la exhumación, seguirán defendiendo esta justa causa frente a las instancias que proceda (Tribunal Constitucional español y Tribunal de Derechos Humanos europeo, en su caso), donde existe confianza en cuanto a que se logrará parar esta injusticia. Sin embargo, con la autorización que le da al Gobierno español esa sentencia incomprensible del Tribunal Supremo, este podría proceder a la exhumación en cualquier momento, en un acto de difícil (por no decir imposible) reversión aun cuando alguno de los tribunales indicados finalmente suspendiera este execrable abuso y esta ofensa contra todos los católicos de España.
Santidad, solo la Iglesia puede impedir este desafuero, este ultraje a un templo cristiano que es un inigualable símbolo de reconciliación y concordia y este primer paso en la demolición de una de las mayores y más bellas Cruces del orbe, detrás de la cual vendrán todas las demás de nuestra querida España.

Santidad, no autoricen el acceso a la Basílica sin la conformidad de la familia y de la Comunidad Benedictina que allí reza sin descanso por todos nosotros. Ese templo es inviolable según los acuerdos en vigor entre el Estado español y la Santa Sede, que tienen rango de Tratado Internacional. Tienen pleno derecho a negarse y la obligación moral de hacerlo. Si así lo hacen, será una vivificadora inyección de moral y de esperanza para toda la comunidad católica de España y un mensaje claro para sus enemigos de que estamos unidos y preparados para defender nuestra Fe, mientras que si ceden a las pérfidas pretensiones del Gobierno español se convertirán en colaboradores necesarios de un hecho de imprevisibles consecuencias, todas malas.

En palabras del heroico Prior de la Abadía Benedictina del Valle de los Caídos, donde reposan 57 beatos mártires, “Es preferible una Iglesia mártir (…) que una Iglesia connivente con el Mal por temor a perder un bienestar temporal. A medio y largo plazo, la Iglesia que finalmente pervivirá será la primera.

Santidad, no abandonen a los católicos españoles.

Redacción Fundación Nacional Francisco Franco 

miércoles, 2 de octubre de 2019

Entrega de Premios HISPANIDAD CAPITÁN ETAYO en Pamplona

AGENDA

Querido amigo:

Como nadie es vago para honrar a los que se lo merecen, y a quienes quiere, te envío este mensaje para que le des plena cabida en tu apretada agenda. 

El tema lo exige por las dos personas a quienes se les hará el homenaje este año, y por el Capitán Etayo que lleva el nombre del Premio. 

Advertimos que uno de los homenajeados vive en la Comarca de Pamplona, lo que justifica que la entrega de Premios sea en esta ciudad. 

Atentamente,

La Redacción

martes, 1 de octubre de 2019

ETA rinde homenaje en Pamplona / Iruña

NOTICIA

Este mural enaltece el terrorismo de ETA, y homenajea a los asesinos. Aparece en una plaza del pamplonés bario de la Chantrea el viernes día 27 de septiembre. A pocos metros -quizás sea casualidad- vive un concejal de EH Bildu. 


Estos amigos del entorno de ETA serán los que pidan cargos políticos municipales a cambio de la paz, los que ataquen al monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, los que convenzan a otros de su pelaje para utilizar el pasado como táctica de ocultamiento de su bárbaro terrorismo en el presente...

El observador