Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 18 de noviembre de 2017

Un gran carlista valenciano

OBITUARIO

+

Rogad a Dios por el eterno descanso de


Don Vicente Febrer Forés,

fallecido en Gandía a los 89 años

el 15 de noviembre de 2017.


Nacido en Gandia en 1928, fue el primer hijo de nueve hermanos.
Su padre Vicente Febrer Roig fue un empresario de prestigio, siguiendo don Vicente sus pasos.

Valenciano de pro. Fue empresario, socio fundador de Citrosol y, desde  1977 hasta su jubilación en 1995, director gerente de Electroquímica del Serpis.

Hombre de profunda oración y vida interior, fiel a la Iglesia Católica y al Papa. Tradicionalista o carlista por familia y por convicción personal. Activo y generoso en el servicio de la Causa.



Recuerdo el trato de igual a igual con todos en las Jornadas de los seglares por la Unidad Católica celebradas en Toledo y sobre todo en Zaragoza entre 1989 hasta 2017, a las que solía asistir y en las que ofreció una conferencia en abril de 2013. También le recuerdo en todos los actos nacionales y Congresos de la Comunión Tradicionalista Carlista con el que coincidí repetidas veces.
Suscriptor y colaborador de “Ahora Información” y “Acción Carlista”, de “Reino de Valencia” y el círculo Aparisi Guijarro, del quincenal católico navarro “Siempre P’alante” cuyo padre ayudó a fundar, y de la buena prensa.

Atraía a todos por su carácter afable y sereno, por su gran laboriosidad y ser muy generoso. Siempre sonriente y sin queja personal alguna. Hombre de ideas muy claras, recto corazón, sonrisa fácil. Vivió la confianza en Dios y el apostolado, encogiéndose de hombros y con pocas palabras cuando se refería a lo que no le gustaba nada en el gobierno de la Iglesia y en España.

Escribió varios libros de empresa, otro sobre su padre, y también sobre las Congregaciones Marianas a las que perteneció.

Duele mucho cuando vemos que nuestros mayores se van, pero nos alegramos por ellos, pues estamos seguros que el Padre le habrá acogido en su seno por toda la eternidad. 

Una oración por su alma. 
Descanse en paz

Dios Patria Fueros Rey
  
J. F. Garralda
Foto: Jornadas de la unidad Católica en Zaragoza, 1998. JFG1998


Traición de Estado y el Partido Popular como agente

NOTICIA

LOS CARLISTAS sabíamos, desde hace tiempo, que el Partido Popular es un partido traidor a España. 

Pero muchos nos decían "exagerados", "ultras" y todas esas cosas feas. Decían que "es el mal menor", que "no hay otra cosa", que perjudicamos el ejercicio de los derechos que aún quedan en pie, que los curas y obispos no lo ven tan mal, y más cosas y bobadas a tal sazón. 

Pues bien, la cúpula del PP es traidora a su electorado, pero también a la vida del concebido y no nacido, traidora al matrimonio como Dios manda, a la familia... Si uno es traidor a las grandes cuestiones de la vida, lo será siempre que le convenga a todo lo demás. Máxime cuando sabemos que hay gente infiltrada en todos los partidos de la partitocracia con las mismas ideas y prácticas. Los infiltrados son como una secta, siendo a su vez los que son secta los que se infiltran.

Sí, el Partido Popular -y lo siento por algún político/a honrado/a que conozco queda en él- es traidor a España. Los políticos que aún están en él se han equivocado de lugar. Como se equivocaron otros que han tardado mucho -demasiado- en de darse de baja. 

Y ahora, ¿qué hacemos?

Pues lo que debieran hacer es dejarse de monsergas, reconocer el propio error públicamente (que no pasa nada y todos lo agradecerán), reconocer y agradecer la consistencia y  resistencia de los tradicionalistas (que no son  una ideología ni tienen el dinero, siendo los partidos que sí y rinden culto al dios fenicio Mammón), vivir y estudiar la tradición española, no ser acomplejados y no querer sobre todo ganar (unos dinero, otros posición e influencia... toda para nada). 


No cortemos el buen árbol de la tradición, ni hagamos el juego a los enemigos contrarios a ella, sino sumémonos con la ilusión del primer día. Miren: gente normal (y excepcional ante Dios y los hombres) hay mucha y en todos los sitios. 


Fermín de Musquilda


De "El Español":

POLÍTICA GOLPE SEPARATISTA

Los 33 parlamentarios de la República catalana que cobran hasta 4.600 al mes de la vecina España

Los independentistas afirman que no abandonarán sus escaños hasta sus partidos o ya el extinto Govern se lo pidan.



Otra más -y hay más-:

POLÍTICA

Tardá y Xuclá se sientan en la Comisión de Secretos en pleno desafío soberanista

Tal y como adelantó EL ESPAÑOL, el PP ha apoyado la entrada de estos parlamentarios en una votación en la que sólo Cs se ha opuesto.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

155: Tomadura de pelo

OPINIÓN


OFRECEMOS una opinión fundada en la experiencia, la observación, y en la lucha para lograr que se escuche la voz de la Cataluña de siempre.
Pocos -o ninguno- lo han dicho tan bien como el dr. Barraycoa, tan ligado a la asociación civil SOMATEMPS.

155: Tomadura de pelo
Opinión/ 15 noviembre, 2017

Cómo aplicar el 155 en 55 días. Este también podría ser el título del artículo pero nos decantamos por el que encabeza esta columna por su claridad evidente. Los oprimidos tienen una extraña propensión al optimismo, especialmente al menor atisbo de posibilidad de cambio de su triste condición. Deben ser los restos de mesianismo cultural que aún quedan a modo de poso de nuestra alma colectiva. Cuando el Gobierno español decidió aplicar artículo 155 de la Constitución, no faltaron entusiastas que creyeron ver la tierra prometida y soñar con la llegada a un nuevo país donde manaría leche y miel. Igualmente no le faltó claca al presidente de Gobierno ni medios de derechas que le hicieran la ola, a la par que el fariseísmo nacionalista se rasgaba las vestiduras. Pero pocos se acordaron que a Moisés no le estuvo permitido, tras atravesar el desierto, entrar en el reino prometido.
A moisés no se le concedió tiempo vital para tal gracia, al igual que el Gobierno ha robado la esperanza de muchos catalanes de ver resuelto el drama que vivimos desde hace décadas. Rajoy no sólo ha aplicado el 155, sino que le ha dado la marcha atrás a un cronometro electoral que acabará su recorrido el 21 de diciembre. Los aduladores con Tribuna en los grandes periódicos alabaron esta decisión como una genialidad estratégica digna de Rommel o Patton e hicieron de voceros de la inminente salvación definitiva de Cataluña. A otros, simplemente se nos quedó cara de tontos al contemplar la incapacidad de la ciudadanía de enjuiciar lo que es una de las mayores tomaduras de pelo, y un nuevo agravio, que debemos sufrir los catalanes. Los pocos días desde la aplicación del 155 han dado para mucho y para poco.
Para mucho, lo ha sido en el sentido que el gobierno ha podido adoptar estrategias para evitar el colapso institucional de los efectos de la DUI. Recordemos que el 17 de octubre, la jueza Lamela decidía encarcelar a los “jordis” y el 21 de octubre se aprobaba la aplicación del 155. Los inocentes aplausos en un sector de la población oprimida por el nacionalismo se trocaron en terror en los despachos de la Moncloa, especialmente cuando el 2 de noviembre la jueza Lamena también dictaba prisión incondicional como medida cautelar contra medio gobierno autonómico catalán que aún permanecía en suelo patrio.
No haya nada que produzca más espanto a los políticos que dicen defender la independencia judicial, que encontrarse con un juez que ejerza el principio de la separación de poderes. La prisión de Junqueras, y adláteres, desmontaba la estrategia de Rajoy: aparecer ante la opinión pública conservadora como el salvador de España y convocar unas elecciones apresuradas elecciones para aprovechar el bajón psicológico de las huestes nacionalistas. Era una estrategia que le permitiría salirse del avispero catalán proclamando el 155 sin haberlo aplicado. Un logro más para la fama de los gallegos. Pero un escenario con potenciales candidatos en la cárcel lo cambia todo. Los sondeos no favorecen al PP; como por arte de birlibirloque el PSC resucita de la nada incorporando de la chistera a los camisas viejas de Unió Democrática y en el PP aún no se explica porque los democristianos no han llamado a su puerta; la audiencia de TV3, que estaba en estado de shock, empieza a remontar de forma galopante; la CUP decide presentarse, contra todo pronóstico para unos antisistema, a unas elecciones del sistema y Puigdemont sigue vivito y coleando comiendo mejillones en Bruselas y acaparando portadas. La única gran ocurrencia del Gobierno ante tal desborde de malas noticias ha sido arrebatar el caso a la jueza Lamela y desde ahí intentar controlar la situación; léase, conseguir que los Junqueras, y demás, hagan una campaña desde la calle, que eso da menos votos que desde el presidio. Ya se sabe que los catalanes somos muy melancólicos y ver llorar a la Forcadell o a Junqueras desde la cárcel puede llenar urnas, y esta vez de verdad.
Y, como decíamos, el 155 ha dado también para poco, para muy poco. Más bien ha dado para casi nada. El potencial electorado catalán que por cuestión de principios y coherencia moral, no puede participar de los postulados electorales de los partidos llamados constitucionalistas (cuestiones de aborto, anti-bioética e ideología de género están impresos en fuego en sus programas), se encuentra huérfanos de candidatura. No ha habido tiempo de articular otra vía electoral frente al separatismo que recoja el entusiasmo de muchísimos catalanes que han salido a la calle y no gracias precisamente a los partidos constitucionalistas. Los plazos impuestos por el gobierno lo han imposibilitado y nuevamente estamos ante un escenario cercado por la partitocracia. Ello posiciona a muchos votantes en el grave dilema de votar contra su conciencia moral o dejar que el nacionalismo siga avanzando. La partitocracia se muestra especialmente descarnada cuando obliga a elegir entre un mal o un mal. La aplicación real del 155 hubiera exigido generosidad en algunos partidos y firmeza en el gobierno. Entre otras cosas se debía haber constituido un gobierno de concentración, la intervención real en materias transferidas –como la educación- con políticas a fondo y a largo plazo, apoyadas por reformas legales; limitar el gigantesco poder de adoctrinamiento de los medios públicos catalanes; corregir unas políticas de subvenciones dignas de un estado soviético y, por fin, retrasar el calendario electoral varios años. Es necesario normalizar ayuntamientos, Diputaciones, policía autonómica y delirantes políticas económicas que ha llevado a Cataluña a una quiebra técnica. Pero de todo esto, nada de nada. Ha sido aplicar el 155 y empezar la carrera electoral.
Mientras tanto, aún late una Cataluña que ahora ilusionada acabará abandonada a escasos meses de la celebración de las elecciones. Es una Cataluña viva pero que los partidos políticos ya están carburando cómo devolverla a sus cómodos sillones de casa. La política es para los  profesionales. A modo de ejemplo, de forma popular este fin de semana ha sido espectacular para el movimiento cívico hispánico-catalán: viernes 10 de noviembre, apoteósica concentración ante el Ayuntamiento de Sabadell para reclamar la reposición de la bandera española; sábado 11: marcha sobre el barrio de Vilaroja en Gerona para apoyar al vecindario más español de toda Cataluña y por la tarde concentración en Reus; domingo 12: manifestaciones patrióticas en Manresa y Lérida. Y la cosa continúa, este viernes hay convocatoria en Igualada, ante el Ayuntamiento, para pedir que también se reponga la bandera española y se anuncian más movilizaciones. Todo este más que meritorio esfuerzo ciudadano o bien ya ha sido manipulado como campaña preelectoral. Por ejemplo en la concentración de Sabadell, aparecieron a última hora lacayos de los partidos constitucionalistas para atribuirse la convocatoria de la concentración. De ello se hicieron eco todos los medios. Pero cuando los partidos no han podido controlar estas concentraciones, los actos han sido ignorados o maltratados por los medios “conservadores”.

En conclusión, no hay dos Cataluñas, hay tres: la nacionalista, la dominada por la partitocracia constitucionalista, y la que siendo catalana y no queriendo renegar de su españolidad pero tampoco de principios fundamentales, quiere encontrar su espacio. El 155 ha sido una medida ajustada e ideal para las dos primeras. Por el contrario, para la tercera, ha sido desengaño y tomadura de pelo.
Javier Barraycoa

Dr. en Filosofía y Sociología

Publicado en LaGaceta
Publicado en Somatemps

martes, 14 de noviembre de 2017

Víctimas y verdugos: ¿equidistancia ante los etarras?

ENTREVISTA

En el digital La Tribuna del País VascoFernando José Vaquero Oroquieta entrevista a Víctor Javier Ibáñez (martes, 14 de noviembre de 2017), autor de Una resistencia olvidada. Tradicionalistas mártires del terrorismo (Auzolan 2017):

http://latribunadelpaisvasco.com/not/7655/victor-javier-ibanez-la-equidistancia-entre-victimas-y-verdugos-es-una-bajeza-moral-/


R. de A.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Hacia el próximo asalto separatista de los golpistas

HEMEROTECA

Mejor no se puede decir. Recias palabras conforme a recias verdades. Tomado  de HispaniaFortius. 

Confiamos en el pueblo; no en los líderes del sistema.

AGENDA
Por qué no estamos tristes

CATALUÑA -si se nos deja hablar así- está despierta, y mira a sus hijos los catalanes de siempre. 

Cataluña no mira a los advenedizos que importan un nacionalismo ególatra y separatista, anticatalán. No sé por qué, pero la gran comunidad musulmana guarda un total silencio... supongo que para no alarmar, para  no espantar a los nacionalistas separatistas, y cautivando después el voto separatista. 

Pero no queremos separar a los que viven en el noble Principado de Cataluña, ni ahondar el abismo que los nacionalistas separatistas han creado entre la población. Digamos que todos son catalanes si lo eran sus padres y si hoy tienen un vivir arraigado en Cataluña, formando así una comunidad fundamental de civilización hispánica y de raíces y desarrollo cristiano que no pagano. Cataluña será cristiana o no será (Torras y Bages, Verdaguer y tantísimos otros). 

El pueblo catalán de veras se agrupa y manifesta en Sabadell, San Cugat, Lérida, Santa Coloma, Gerona Vila-roja, Reus, Manresa.... No sólo es Barcelona, la ciudad condal, sino por toda la geografía catalana. 

No, no hay que estar tristes por el pueblo. Confiamos en él como ocurrió en mayo de 1808. Hay que estar muy tristes por en qué manos ha caído en un lado y en otro ya desde hace décadas. Por eso buscamos algún faro que ilumine y dirija sin querer al pueblo, un faro que sea independiente porque siempre haya perdido y sólo quiera servir.


Ante el Ayuntamiento de Sabadell, para que el sr. alcalde "separata"
exhiba con honor la bandera de España por imperativo legal y por amor a España y  la Hispanidad.
El pueblo no es la suma de los concejales "separatas" tras las elecciones,
ni un arañar lo que no hay: votos y democracia.  Fuente: pantalla de la Web de SOMATEMPS

F. de M. 

sábado, 11 de noviembre de 2017

Para España y los españoles

AGENDA

La Comunión Tradicionalista Carlista
te invita a celebrar la festividad de
Cristo Rey
en el Cerro de los Ángeles
centro de la Península Ibérica y corazón de España
este 25 de noviembre de 2017.

13:00 h. Santa Misa en la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles.
14:30 h Comida de hermandad en el hotel Los Olivos, situado al pie del Cerro (Carretera de Andalucía A4, km. 12,700, Getafe).
Comunión Tradicionalista Carlista
Secretaría Técnica
Zurbano, 71 - oficina 3
28010 - Madrid
Tel/Fax: 91 399 44 38 - 636 584 659

jueves, 9 de noviembre de 2017

Navarra como cortijo y los mozos sus criados

REFORMA FISCAL

El hecho es el siguiente: el CUATRIPARTITO pretende llevar a cabo otra reforma fiscal en Navarra. Por si no fuera poco perjudicial la primera, ahora quieren arruinarnos definitivamente. 

Salta a la prensa que la reforma va a perjudicar la vivienda, al IRPF, el ahorro y planes de pensiones, las sociedades, las sucesiones, y el patrimonio. Por un par de mejoras muy tenues, hay una cascada de medidas que perjudican gravemente -y de nuevo- a los navarros.


Quieren aumentar la recaudación en 28 millones de euros. Para ello siguen el camino más corto, injusto y anti económico: son unos linces. Se trata de una recaudación que esquilma a la sociedad, y que la arruina ahuyentando además la inversión y las empresas. Así, el Gobierno navarro actúa contra los navarros. Esto se comprende porque es un Gobierno nacional-separatista y está a merced del radicalismo marxista de Bildu, IU y Podemos. Los navarros y Navarra les importa un pepino. Nos utilizan. 

Gaiztoen menean bizitzea gauz txara da ta gogora. 

Pues bien, y a modo de ejemplo, Lluís Llach y otros independentistas catalanes anticatalanes han dicho la verdad: "Cuando hundamos la economía española, Europa reconocerá la República Catalana". Es decir, quieren el saqueo catalán. Como él está forrado, le da igual (vid. Somatemps). 
Los navarros somos su cortijo, somos su finquita para esquilmarnos, y para dar trabajo (claro que el batúa por medio) y subvenciones (más propaganda y caldo "cultural") a los suyos. Desposeen a muchos del fruto de su trabajo para crear una nueva clase que reciba porque sí lo arrebatado a los primeros.  Es un tipo muy hábil de nuevo dominio. Como las desamortizaciones de Mendizábal en 1837 y de Madoz en 1855. Como la libertad del partido único falsamente proletario y del falso batúa (por cierto que nada vasco). Siento decirlo, pero parece que hacen de Navarra su prostituta. 

Ya dijo aitaborce Federiko al tal Cunchillos (supongo que Santiago) en Ochagavía antes de 1931: "Os mandarán desde Bilbao", y "¿Cómo se van a comparar los descendientes de Sancho el Fuerte con los de López de Haro?" -con todos mis respetos por los verdaderos vizcaínos-. 

Si aitaborce Federiko -que escribía en vasco salacenco- tenía razón, ahora resulta que Lluís Llach va en serio y es el maestro de los aprendices de brujo de aquí, aprendices tales que ni sirven a los navarros ni aman Navarra: es más, los utilizan y la utilizan, como Napoleón a Francia, como un objeto y mal pagado del deseo. 

Sí; el vivir bajo el dominio de los malos es cosa mala y dura. Simplemente quieren arruinarnos para dominarnos y después ser objeto de su conquista. 

Los nacional-socialistas (vascos antivascos) se están dando prisa en ocupar Navarra, no vaya a ser que pierdan la ocasión abierta por el separatismo anticatalán en Cataluña.

Ramón de Argonz y de la Urrutia

martes, 31 de octubre de 2017

Carlistas que trabajan desde y por Cataluña

MANIFIESTO 

Ante el golpe de Estado en Cataluña, y ante la vía que ha seguido el actual Gobierno de España del Sr. Rajoy, los carlistas catalanes reunidos en Montserrat este mes de octubre manifiestan lo siguiente: 




domingo, 29 de octubre de 2017

De alarma en alarma: los peores temores

OPINION




HERMANN TERTSCH

Estupefacción y sospecha


La guinda a los peores temores la puso ayer el ministro portavoz


HERMANN TERTSCH 29/10/2017 02:53h  Actualizado:29/10/2017 15:42h



VUELVEN a salir ayer y hoy los españoles a la calle a defender a la Nación y su unidad frente al separatismo.
Pero es muy posible que pronto salgan para defenderla a la Nación y su dignidad frente al Gobierno. Porque en 48 horas se han multiplicado los indicios alarmantes de que hay intenciones políticas ya cimentadas con acuerdos subterráneos que pueden herir tanto a los españoles como la intolerable escena del parlamento catalán del viernes, la mayor humillación sufrida en generaciones. Millones de españoles no olvidarán jamás la ofensa que tenía el deber de haber evitado el gobierno de Mariano Rajoy y su gran especialista en Cataluña, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaria.

Lo que parecía primero una digna y solida decisión de afrontar el crimen delgolpe de Estado con el artículo 155, firmeza y consecuencia, se convirtió primero en una débil e incierta respuesta con unas elecciones dentro de siete semanas, sin tiempo de cambiar nada en el aparato separatista. Pronto ha quedado en la intensa sospecha de una componenda inconfesable. Que implica la voluntad de colaboración con los delincuentes que han sometido a España a esta insufrible e inolvidable agresión. Unos delincuentes que no renuncian a alcanzar sus fines en un próximo intento. Tendrán como fácil interlocutora en Cataluña a la vicepresidenta a la que han engañado siempre que han querido. La que ha fracasado con estrépito en todo lo que ha hecho allí. La guinda a los peores temores la puso ayer el ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, al decir que el gobierno «vería con agrado» que Carlos Puigdemont, el cabecilla del golpe de Estado, se presentara otra vez a las elecciones. La estupefacción ante esas palabras era ayer general. Medios políticos parecen dar por hecho que Oriol Junqueras, el segundo implicado en la trama criminal, también va a participar en las elecciones. Como si Tejero, Milans y Armada hubieran presentado lista electoral propia tras el 23-F. Y se hubieran puesto a su disposición unos cuantos canales de televisión. Quizás no hubieran salido mal parados.


Cada vez son más los españoles que creen que Rajoy no quiere derrotar a losgolpistas, llevar a los responsables ante los tribunales y desmantelar el aparato de un régimen separatista antiespañol con vocación totalitaria. Cada vez hay más convencidos de que se busca un acuerdo para volver a la «normalidad» de la hegemonía separatista e imponer una reforma constitucional pactada con la izquierda que equivale en la práctica a la dinamitación de la España de ciudadanos libres e iguales y la ruptura de la soberanía nacional. Es esa lógica de la concesión a los separatistas de todos sus objetivos de forma aplazada pero con garantías e impunidad. Los españoles no pueden ni deben tolerar esto. Que supone ni más ni menos, por mucho que se disfrace, de la desaparición de la España unida y soberana que el Rey ha llamado a defender y de la que su Majestad y los Ejércitos son garantes últimos.

HERMANN TERTSCH