Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

viernes, 15 de diciembre de 2017

Don Miguel Ángel Garisoain Fernández

OBITUARIO

+

Rogad a Dios por el eterno descanso de


Don Miguel Ángel Garisoain Fernández,

fallecido en Pamplona a los 82 años

el 15 de diciembre de 2017.


Nació en Pamplona, esposo de doña Mª Eugenia Otero Candeira (+) y padre de familia numerosa con dos hijos sacerdotes (don Miguel y don Santiago) y dos hijas religiosas (Mª Eugenia O.A.R. y Beatriz O.C.D.). 
Tiene numerosos nietos. 

Ha ocupado importantes cargos en el Carlismo de la segunda mitad del siglo XX. Primero en Unión Carlista y, después, tras el Congreso de la unidad en 1986, en la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra como presidente y, en el ámbito nacional, como presidente de la Junta de Gobierno y tras ello  como consejero nacional. 

La conducción al cementerio de Pamplona se realizará mañana SÁBADO, día 16, a las ONCE Y CUARTO de la mañana desde el Tanatorio Sal Alberto. Los funerales se celebrarán a la UNA del mediodía en la iglesia parroquial de San Lorenzo de Pamplona.




Duele mucho cuando vemos que nuestros mayores se van, pero nos alegramos por ellos, pues estamos seguros que el Padre le habrá acogido en su seno por toda la eternidad. 

Una oración por su alma. 
Descanse en paz

Dios Patria Fueros Rey

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Fiesta de la Juventud carlista en honor a la Inmaculada Concepción de María

AGENDA

La Juventud carlista de Pamplona, 
"por una España unida, una España foral", 
en
homenaje a la Inmaculada Concepción de María

te invita
 el domingo 17 de diciembre
a los siguientes actos:


o  Santa Misa 
o  Ofrenda floral 
o  Comida de hermandad
o  A los postres, palabras de Juventud, sobremesa, rifa y lío

Para reservar, utiliza ésta dirección electrónica


Haciendo uso del privilegio concedido por S.S. Pío X, la Juventud Carlista de Pamplona, 
celebrará el domingo día 17 -el domingo próximo a la octava de la Inmaculada-, 
la Fiesta Litúrgica de la Inmaculada Concepción, como ininterrumpidamente viene 
practicándose, para expresar a la Santísima Virgen su íntima devoción y rendirle 
homenaje filial bajo la advocación que en la historia tuvo, aun antes de su proclamación 
dogmática, los mejores fervores de España.


Y para transmitir, es preciso conocerse y celebrar juntos





martes, 12 de diciembre de 2017

Asesinato en Zaragoza por llevar la bandera de España.

NOTICIA
Imagen tomada de la Red
Fallece Víctor Laínez, zaragozano de 55 años, tras ser golpeado por la espalda y en la cabeza con una barra de hierro por lucir unos tirantes con la bandera de España. 

La agresión fue en el bar El Tocadisco de Zaragoza en la madrugada del pasado 8 de diciembre. 

Primero fue insultado con el epíteto más que bobalicón de "facha" por lucir la bandera de España, después fue golpeado por detrás y en la cabeza con una barra de hierro y, tras esto, una vez inconsciente en el suelo, recibió posteriores maltratos. 
Con pérdida de la consciencia e ingresado en el hospital, don Víctor no ha podido sobreponerse a la grave lesión cerebral provocada por tan fuerte golpe. 
Nos preocupa mucho el caso particular de don Víctor, y nos solidarizamos y encomendamos a su familia. Pero también nos preocupa por lo que significa lo ocurrido para la ciudadanía y todos los españoles. 
A ver qué revuelo organizan los nacional-separatistas y los restantes enemigos de España. Tememos con fundamento que este revuelo vaya a favorecer al asesino y no a la víctima; ¿nos retrotraeremos así a los tristes tiempos de la IIª República?

El asesino es un pobre desgraciado y con antecedentes delictivos de una gravísima agresión a un guardia urbano. Nosotros apostamos por la gente de bien, como en el fondo es la masa silenciosa, aunque de silencio están los pueblos en crisis llenos. 
Descanse don Víctor en paz y que Dios le acoja en su seno. 

Una oración al Cristo pendiente de la Cruz es el mejor regalo que podemos hacer al difunto agredido. Que haya justicia es lo mejor que se puede ofrecer a sus familiares y la sociedad, cuando se da a cada uno lo suyo. En este caso, la justicia es la mayor caridad, porque de lo contrario nuestra sociedad seguirá corroyéndose -seguirán corroyéndole- más de lo que está. Nuestra sociedad, España misma, debe ser una gran comunidad  libre y respetuosa, un lugar sencilla y sanamente vivible.

F. de M. 
Pamplona, 12-XII-2017


Addenda. Tomamos la imagen de la capilla ardiente de Víctor Láinez de la web de Somatemps del 14 de diciembre de 2017. 
Que los ángeles te lleven al seno del padre, descanse en paz.



El neonazi, y el nacionalismo separatista catalán (anti catalán)

NOTICIAS

Le remito a un enlace informativo de la web de SOMATEMPS

https://somatemps.me/2017/12/12/historico-neonazi-belga-recibe-a-democratas-independentistas-de-cataluna-para-asesorarles/


Me dejan sin palabras, aunque no me extraña nada. 
Ya han avisado sesudos varones (Elías de Tejada ayer, y hoy Carlos Ibáñez Quintana...) que el nacionalismo vasco (antivasco) y catalán (anticatalán) es FASCISTA. Vivir para ver. Pues vale. 

R. de A.

Qué hacen de ti, España

ARTÍCULO 

PÍO MOA sobre Rajoy, el PP y Cataluña

Tomado de Gaceta info

APENAS QUEDA ESPERANZA, PERO LA HAY
Pío Moa      11.XII.2017
Dice Rajoy que “nadie podía prever” lo de Cataluña. Evidentemente lo podía prever cualquiera, y de hecho los preveíamos mucha gente. Por mi parte llevo 13 años estudiando, explicando y  denunciando tanto la deriva separatista como la complicidad de los sucesivos gobiernos con ella. Y  escribí el primer estudio conjunto del ideario e historia de los separatismos vasco y catalán en relación con la evolución de España en el siglo XX. Trabajo inútil ante los rajoyes satisfechos de su ignorancia que predominan en nuestra desdichada política, a derecha e izquierda.
  Rajoy está adquiriendo una responsabilidad no solo legal sino histórica gigantesca, y parece no darse cuenta siquiera. Después de una declaración semejante, debería dimitir, por confesión abierta de manifiesta ineptitud. . No lo ha hecho ni, curiosamente, se lo ha exigido nadie. ¿Por qué? Porque Rajoy, como los demás partidos, no se ha limitado a cerrar los ojos ante el proceso separatista, sino que lo ha amparado, lo ha financiado, y ha marginado y desacreditado a cuantos, en la región o en España entera, se oponían a él. En 2004 publiqué un pequeño libro Contra la balcanización de España, exponiendo con detalle como avanzaba el proceso de forma cada vez más amenazadora, y creyendo ingenuamente que el PP lo aprovecharía para frenarla. No ocurrió nada de eso, sino exactamente lo contrario. El PP aumentó incluso su colaboración con los enemigos declarados de España. hoy la degradación de ese partido es tal que una dimisión de Rajoy no arreglaría nada, porque simplemente no tiene relevo.
   La gente debiera darse cuenta de que Rajoy nunca ha defendido España, nunca ha invocado su unidad, su historia y su cultura. No las conoce ni le interesan. Le interesa simplemente lo que él llama la economía. Tampoco conoce la historia de los separatismos, ni sus ideas ni sus aspiraciones reales, ni le inspiran  curiosidad.  Dice defender la ley, y tampoco:  no ha cesado de infringirla en pandilla  con los separatistas. Lo que ha hecho todo  el tiempo es puro colaboracionismo que no tiene nada de ciego.
   Vamos a suponer que, a pesar de todo, sus acciones estuvieran motivadas por simple ignorancia. En este caso también es evidente, aparte de una incapacidad abrumadora, una ignorancia radical sobre el funcionamiento de la democracia. En democracia, los partidos pugnan por ganarse a la opinión pública y por crearla. Y eso solo se hace oponiendo al discurso de los disgregadores del país el discurso firme de la verdad histórica y cultural, y no solo advertencias irrisorias sobre la economía. Se dijo que la república feneció por falta de republicanos. La democracia nacida del referéndum de diciembre de 1976 ha fenecido ya por falta de demócratas.
    Pero por muy necio e ignorante que este individuo sea, ha de darse cuenta de que el referéndum secesionista no solo es ilegal, lo cual, dentro de las ilegalidades permanentes es una más, si acaso algo más grave. Es que abona una marea de actos semejantes que destruirían rápidamente España, con ella la democracia y, lo que es sin duda más grave para este sujeto, al propio PP y su vasta red de intereses y corrupciones.  Por eso tiene que hacer algo. Ha intentado desactivar el referéndum confiscando cuentas y papeles aquí y allá, cosa que no solo es  absolutamente insuficiente, pues deja el problema igual que antes, sino que demuestra lo que él entiende por política: la maniobra oscura, que aspira a seguir en lo mismo, empeorando: más “economía” para los separatistas y liquidación de la Constitución cambiándola por otra peor.
Lo históricamente nuevo en todo ese maremagnum es que el mismo se desarrolla sin oposición política. En la república, al menos la CEDA ejercía una oposición quizá demasiado formalista, pero real, a los elementos que estaban destruyendo el país. Les oponía claramente un discurso y unas medidas.  En la actualidad no ocurre eso. No solo Rajoy es igual, en algunos aspectos peor, que Zapatero, cuya obra destructiva ha completado, sino que ha ejercido como eficaz barrera frente a cualquier alternativa de oposición real.
Lo único que hoy puede salvar al país es la inercia de siglos de historia, cultura y demografía compartidas, que no serán tan fácilmente liquidadas por unos políticos criminales. Y quizá termine por haber una reacción popular ante tanto desafuero y surgir una alternativa razonable. Otras veces ha ocurrido.
Pío Moa

jueves, 7 de diciembre de 2017

Gran celebración en España

AGENDA


Festividad de la Inmaculada Concepción
Una celebración pero que muy española



Hoy, día 8 de diciembre, celebramos la festividad litúrgica de la Inmaculada Concepción de María.

Durante siglos ha sido una gran fiesta en España como pueblo que es, y reconocida y tributada por sus poderes civiles.


El poder político y la Iglesia en España destacaron durante siglos por la defensa del dogma de la Inmaculada Concepción, declarado como tal por la Santa Sede el 8 de diciembre de 1858. 
En Navarra los diputados forales debían defender este dogma católico mucho antes de proclamarse. 
La fiesta ya se celebraba en toda la monarquía de España desde 1644, y en toda la Iglesia desde 1708. En atención a ello, Pío IX dispuso que una columna dedicada a la Inmaculada fuera levantada en la Plaza de España de Roma.
Es además patrona de la Guardia Civil, y de la infantería española desde la sorprendente victoria en la Batalla de Empel (1585), atribuida a la milagrosa intercesión de María Inmaculada.



Haciendo uso del privilegio concedido por S.S. Pío X, la Juventud Carlista de Pamplona, 
celebrará el domingo día 17 -el domingo próximo a  
la octava de la Inmaculada-, 
la Fiesta Litúrgica de la Inmaculada Concepción, como ininterrumpidamente viene 
practicándose, para expresar a la Santísima Virgen su íntima devoción y rendirle 
homenaje filial bajo la advocación que en la historia tuvo, 
aún antes de su proclamación 
dogmática, los mejores fervores de España.

María, madre nuestra, madre de la santa pureza y del amor hermoso, ruega por nosotros.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Por Navarra siempre fiel y crítica a sus carencias

CRÓNICA
Día de Navarra, gozo de navarros

ES MUY BUENO hacer un poco de recapitulación del día 3 de diciembre, Día de Navarra y festividad de su patrono San Fco. Javier.

Que el Día de Navarra haya estado en los corazones navarros, es indudable. Ahí el concurso de jotas ribericas cantadas por jóvenes promesas, ahí las músicas de la montaña... aquí cada uno a su manera pero todos con un mucho de Navarra, de esta gran síntesis en la variedad -no dividida en tres, montaña, Navarra media y ribera-  que es el viejo Reyno

Esta síntesis que es Navarra obliga al pueblo navarro a ser espiritual y no positivista ni  materialista. Como nunca los navarros fueron materialistas, cuando pierden el espíritu bajan escalones al trote hacia esa barbarie -pero con coche y vacaciones- que ya es una realidad en algunos lugares. Es decir, de los grandes santos como San Fco. Javier, somos capaces de bajar rápido y empeñados hasta  los brujos y brujas de Zugarramurdi y la misma prehistoria. "¡Que navarrismo tan fuerte el de las cuevas...!" -dirá el chalao-. "¡Y yo más!" -dirá el snob  competitivo-. 

Muchos han felicitado de corazón a otros muchos que se llaman Javier y quizás también Javiera, por lo que las familias han tenido sus entrañables alegrías.

El frío, la nieve y aún el hielo, han despoblado las calles y plazas, por lo que el ambiente callejero ha parecido algo tristón. Sin embargo, no pocos han sacado sus banderas a los balcones, a pesar de la falta de costumbre y sobre todo del miedo que hay a manifestar las propias convicciones y sentimientos. Eso de estar marcado da pavor a muchos. Tengamos en cuenta que los bilduetarras, los comunistas que mandan en Podemos e IU, y hasta los señoritos de Geroa Bai versus PNV bizkaitarra, dan muchas veces miedo. Unos han sido rápidos en la violencia física y otros lo son en la violencia verbal -lenguaraces-. 


El Gobierno de Navarra ha sacado las banderas al balcón acompañadas de dos preciosos reposteros, los que siempre se han utilizado con independencia del Gobierno que fuese. Además del repostero con el escudo de Navarra (es una enorme pena que sin laureada), han exhibido otro con el águila del sello de Sancho VII el Fuerte, incluyendo la antigua leyenda del Reino Benedictus Dominus Deus meus. Confesional, ¿eh? Pues que se note. El lema es en latín y no en batúa y esas cosas. 

En el centro de Pamplona se ha escuchado música tradicional a todo volumen, y desde luego también jotas, en la carpa bien montada por Asociación Civil Navarra en Carlos III. Por otros  lugares sonaban otras canciones. Lo que pone a algunos muy nerviosos es el snobismo de unos terceros de alguna provincia limítrofe, con canciones muy bonitas pero que no son de aquí y nunca se han oído cantar por nuestros lugares. Y nada digamos de las pequeñas concentraciones de gente con banderas y pancartas muy extrañas, que se presentan como muy navarras pero que por sus gestos y dichos nos aseguran que quieren vaciar a Navarra de sí misma para llenarla de fantasías medievales y sobre todo  tergiversadas, arqueológicas incluso, y nazionalismo a tutiplén

En no pocas casas se ha exhibido convenientemente y con alegría la bandera de Navarra. En algunos balcones la bandera tenía un gran tamaño y estaba junto a la bandera de España. En aquella otra casa, el escudo laureado no necesitaba al lado una bandera de España "aclaratoria" frente a las malas lenguas. 



Pues bien y dicho esto, lamento decir que en no pocas casas ha faltado la exhibición masiva de la enseña de Navarra. Hombre, salir a la calle a manifestarse no es lo más propio de nuestra gente, que acostumbra a celebrar en familia y con amigos después de hacerlo institucionalmente. No nos va ese tipo de socialización moderna que dura dos días y tiene una raíz básicamente reivindicativa. ¿Los habitadores de nuestras casas estaban ausentes haciendo eso que llamamos "puente" y hasta "acueducto"? ¿Es que hay poco entusiasmo,  influido supuestamente por el frío y la nieve? 

Miren: yo creo que los navarros de hoy no somos castas como lo fueron nuestros padres y abuelos. Algo ha pasado que hemos perdido su carácter y fuerza espiritual, su vigor, su responsabilidad social y servicio al bien común, su sencilla pero profunda vivencia católica de la religión. 

El motivo es simplemente que muchos navarros han roto con sus amores y deberes sociopolíticos respecto a la tradición, esto es, hacia el ser de las cosas, hacia sus padres, abuelos y p'atrás. Pero para ir p'alante.  Esto mismo ha pasado en el resto de españoles. 


Nos creímos tan universitarios y "adelantados" -hoy tan "globalizados"- como si el mundo empezase ahora...; nos creímos tan de nuestro tiempo "guay" y tan europeístas ignorando que hacemos agua por todas las partes como la Europa paganizada...; estábamos tan presumidos y nos dieron tanta coba para que superásemos -pero rompiendo con ellos- a los padres...; nos creímos tan así... que el Fuero privado navarro (el matrimonio, la familia, la casa...) ha sido dinamitado por la política liberal-socialista previa anulación del Fuero público. Sí, se equivocaron rotundamente en la década de los setenta al inclinarse por la política liberal, falsamente amiga de la libertad pues cae en el libertinaje, el estatismo y la paralización social como anunció Tcqueville hacia 1848. Este fue un gran error bisagra de una puerta que se cae a trozos, como se caen las del resto de las comunidades españolas víctimas de la inmoralidad, la corrupción y una indecencia surgidas de la descristianización provocada y programada. ¡Había que separar a España de la religión católica!

La mencionada presunción de la gente de mi generación y las ideologías foráneas admitidas por los navarros, han dado muy malos resultados. Se trata del navarro  acomplejado o bien dirigido por los resortes del poder político de 1978 y 2018. Así, desde el Fuero público se fueron cargando paulatinamente todo el Fuero privado, la forma de vivir, la decencia y la honradez, y hasta la civilización transmitida y cristiana. Esto ocurrió en la llamada transición navarra gracias a esa trampa mortal que fue el falso dilema de o Dictadura o liberal/socialismo. 

Por eso y no por otra cosa, la ikurriña ha amenazado -y amenaza- con tragarse Navarra mediante trucos, mañas y la fuerza. Se tragará una Navarra deshecha cuando rompa con su tradición  -con ello surgen los complejos y el aislamiento interior-, cuando caiga en el descreimiento religioso, cuando no haga nada -ni recordarse, ni defenderse ...- siguiendo la ideología liberal -pasar de todo con tal que me dejen mi libertad- hasta que llegue el toque a rebato de último momento , y cuando sea servil hacia lo foráneo, lo que es totalmente ajeno a nuestra libertades forales y crecimiento cristiano.

¿Se dan cuenta -lo pregunto con pena- los que han gobernado Navarra durante décadas y la migración interna sobre el solar navarro?

Llama fuertemente la atención que, en la zona del Casco Viejo de Pamplona dominada por los separatistas/comunistas, no haya una sola bandera de Navarra este Día de Navarra, y sí otras banderas extrañas a esta Comunidad. Es que no saben qué es Navarra, su patria es otra -su nación vasca por anti vasca o la IIIª República por anti española-, y sólo se aman por sí mismos. Este amor al propio "yo" colectivo o socialista se debe a coincidencias aparentes y  externas con otros muchas veces fruto de la mera voluntad- , o bien a la propia despersonalización que exige tener salud y comer caliente. Navarra les importa tres pepinos. Por mucho que escondan la ikurriña que asusta a cualquier navarro de pro, ésta es lo único que les importa  así como sus manías y locuciones "antis". 

Por algo hay políticos del cuatripartito que están tratando a Navarra como si fuese una puta -con perdón-: imponer la bandera de otra Comunidad, impedir su progreso material (pantanos, autopistas, AVE...), ahogarla a impuestos, ahuyentar las empresas, repartirse el dinero para hacer "su" culturilla y dar trabajo a los amigos, reducir a gran parte de los navarros a ciudadanos de segunda o tercera clase en su propia tierra (vid. Educación, profesores, oposiciones y becas), fastidiar todo lo que pueden a la Universidad y la Clínica, humillar a los vecinos (Conde de Rodezno, Pío XII etc.), querer copar la administración, dar la imagen que Navarra es euskaldún -en vez de una armoniosa síntesis como unidad en la diversidad- cuando ellos mismos -por ej. la propia Uxúe Barkos- dicen que no lo es, mostrarse falsamente independientes de los nacionalistas de la CAV y el sr. Urkullu, y tantas otras barrabasadas. Aunque pierdan una y otra vez en los tribunales. Queda claro una cosa: Navarra no es la suya y menos es suya. 



Sí, es emocionante escuchar el himno de Navarra -estudiado por el dr. Martinena-, interpretado por ejemplo con un afinado violín. Es un himno sencillo, íntimo, andarín al paso pausado de nuestra transmisión sincera, honda y familiar. ¡Qué distinto es a otras músicas que parece que engüllen todo y a todos con la acción! La música instrumental para interpretar nuestro himno es suficiente, de modo que cualquier palabra y más si es una palabra fofa y comodín, reduce su valor. 

Otra cosa. Estamos contentos porque el Tribunal Administrativo de Navarra ha rechazado que la ikurriña ondee en los Ayuntamientos. Así ha resuelto su negativa en Barañáin, Tafalla, Estella, Villava y Olazagutía. El periódico Diario de Navarra del 3-XII-2017 lo recoge en su portada, pero el Diario de Noticias no lo hace, seguramente que muy disgustado. 



Ramón de Argonz y de la Urrutia
Pamplona 4-XII-2017

Patrono de Navarra y los navarros: San Francisco Javier

AGENDA

FELICIDADES todos los navarros por la festividad de San Francisco Javier, patrono de Navarra y las Misiones.
Felicidades a todos los que se llaman Javier o Javiera. 

Con San Francisco Javier, el Evangelio viajó y se derramó en Gracia por India, Insulindia y Japón, pendiente de llegar a China. Los navarros que han seguido sus huellas misioneras han poblado por aquí y por allá el mundo. Y los navarros que quedamos en el viejo Reino necesitamos el revulsivo de la Gracia y el coraje de nuestro hermano mayor, Francisco de Javier, para ser leales al Evangelio y, ¡cómo no!, también para ser leales a los afanes, personalidad y creaciones temporales de nuestros mayores, tal es Navarra misma, en sí misma, que se reafirma para todos los amigos, para toda España y los españoles. 


"Querido hermano: tú que ya eres glorificado, que conoces a Dios sin condiciones, envíanos unos gramos de coraje y aguante, ¡de paz... de luz...! Ayúdanos a proclamar el poder del Señor, gloria que con nadie comparte aquí, para que se la demos, para que de El nos fiemos, para que con verdad le adoremos. Vamos a necesitar muchas cosas que al fin, se resumen todas en El, que ves y te miras.
¡Adiós Javier!"

Así se dirigía Juan J. Sayés Bermejo(1)  a "Nuestro hermano Javier", sacerdote para siempre desde el año 1951, cuando partió hacia la Casa del Padre. Lo mismo queremos dirigir nosotros -algo atrevidos- a San Francisco Javier, sacerdote como él, patrono de los navarros y de Navarra, patrono de las misiones. La simpatía y amor hacia los hermanos de la tierra, lo bueno que decimos de ellos, puede y debe trasladarse a los hermanos mayores como es para nosotros San  Francisco de Javier. Ocurre que con San Francisco Javier no hay un "adiós", un hasta el año que viene, sino que está siempre actuando en favor de los navarros y Navarra. Por eso, dirijámonos siempre a él con toda confianza. 

(1)  Juan J. Sayés Bermejo, Sentimientos y personas en una comarca de Navarra, Peralta, 1984, 143 pp. 


Como lectura amena sobre el santo puede leerse Louis de Wohl, El Oriente en llamas. Biografía novelada de San Francisco Xavier, Marid, ed. palabra, 1ª ed. 1953, 2ª ed. 1986, 287 pp. 

F. de Musquilda





sábado, 2 de diciembre de 2017

Adhesión al manifiesto "Mayoría Social"

AdHESIÓN

EL IRRINTZI se adhiere al Manifiesto “Mayoría Social”. Adhiérete para cambiar nuestra sociedad.


¿Qué es mayoría social?. Consulta esta web y no te arrepentirás: www.mayoriasocial.com/
Adhiérete al manifiesto firmando electrónicamente AQUÍ

MANIFIESTO FUNDACIONAL MAYORÍA SOCIAL

ESPAÑA EN PIE

Es notorio que la mayoría social se encuentra distanciada de la España oficial. De hecho, la administración y los partidos políticos han tomado como regla de conducta la ofensa y represión de los sentimientos naturales más queridos por el pueblo.

De manera inadvertida el poder político ha ido ahogando la Soberanía Social y, movido por intereses espurios que durante mucho tiempo trató de mantener ocultos, está empeñado en privarnos de nuestro derecho a ser nosotros mismos.
Por desgracia los españoles hemos permanecido anestesiados durante décadas. Y así, deslumbrados por el crecimiento económico, toleramos, al principio confiadamente y después con resignación, ser desposeídos de nuestro derecho a decidir nuestro futuro.
No obstante, no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son. Y por eso, tras estos lustros de adormecimiento, España se despereza con ansias de ser lo que nos merecemos ser. En la actualidad se está librando una batalla por nuestra identidad de la que intentan apartarnos. Sin embargo, frente a los votos y sufragios de papel, nosotros opondremos un sufragio más valioso: el del mérito, el esfuerzo y el valor.
Así, un grupo de españoles que vivimos al margen de puestos oficiales y de subvenciones públicas nos hemos rebelado para reconquistar nuestra libertad civil. Por eso te pedimos a ti, compatriota que vives vapuleado por la mediocridad que nos rodea, que te unas a nosotros. Y es que todos a una ganaremos.
Por eso precisamente, porque queremos unión y no desunión, MAYORÍA SOCIAL no será nunca un partido político, pues no queremos más divisiones. Nuestra misión es social y trabajamos para todos, pues la regeneración de España o viene del pueblo español o no vendrá. Y es que son muchas las iniciativas sociales que acabaron pudriéndose en el seno de un partido político, pues los partidos, al fin y al cabo, se deben a unos intereses partidistas que buscan la fragmentación del «mercado electoral». Por ello simplemente cuentan los votos y no aquilatan ni la desigual honestidad de las personas, ni la diferente dignidad de los principios, que venden en almoneda cuando los mismos ponen en riesgo su triunfo electoral.
Nosotros, en cambio, buscamos fortalecer la sociedad para poder levantar un muro que nos proteja de las injerencias del poder político. Nuestra pretensión es forzar a nuestros representantes a cambiar de actitud y a que entiendan que si ocupan un puesto de responsabilidad política es por nosotros y para nuestro servicio. Queremos que la vida política se rija por nuestras antiguas tradiciones, aquellas que se resumían en el antiguo juramento de los reyes de Aragón: «Nos, que somos tanto como vos y todos juntos más que vos, os hacemos rey de Aragón, si juráis los fueros y si no, no», porque en la España del futuro, como en la España de entonces, el que ejerza el poder deberá respetar nuestra identidad y nuestro ser, que son previos al poder mismo, y no esforzarse, como en estos últimos años, en dictar leyes para desfigurar nuestra identidad y desnaturalizarnos.
Por eso, si te consideras justo, si piensas que solo vale quien sirve, si te preocupa el futuro de los tuyos, LEVÁNTATE Y ANDA. Te necesitamos.
ADHIERETE AL MANIFIESTO FIRMANDO ELECTRÓNICAMENTE AQUÍ

Manifiesto Mayoría Social

MANIFIESTO

1.- Somos la MAYORÍA SOCIAL, la inmensa mayoría del pueblo español que está por el BIEN y el SENTIDO COMÚN.
Por el BIEN COMÚN, frente al MAL DE TODOS. Por la defensa de lo que las generaciones que nos precedieron nos entregaron y que tenemos el deber de transmitir a las generaciones venideras ampliado y mejorado.
Por el SENTIDO COMÚN,  tanto como sentido y dirección del proyecto compartido como comunidad política, como por principio de análisis y actuación frente a las aberraciones y excentricidades delirantes que imponen ciertas minorías tiránicas.
Reivindicamos así el derecho a sentirnos orgullosos y a defender la NORMALIDAD.
Somos la MAYORÍA SOCIAL que ya está harta de COMULGAR CON RUEDAS DE MOLINO, harta de la dictadura impuesta por la CORRECCIÓN POLÍTICA que niega la evidencia, y de los cantamañanas trasnochados que la difunden.
Somos la MAYORÍA SOCIAL harta de la cobardía de una clase política que sin autoridad moral pretende darnos lecciones. Clase política que  hace tiempo dejó de representarnos, y que hoy nos traiciona y es el principal problema para el progreso de nuestra patria y el futuro de nuestros hijos. Clase política que quiere mandarnos, pero que ni nos comprende ni quiere obedecernos y prefiere servirse de nosotros en vez de servirnos a nosotros.
Somos la MAYORÍA SOCIAL que políticamente y frente a la simplificación geométrica horizontal  IZQUIERDA-DERECHA, opone la dimensión vertical en lo moral de lo que se sitúa ARRIBA, y de lo que está abajo, de lo ELEVADO, VALIOSO Y ESPIRITUAL, frente a lo RASTRERO, INNOBLE Y MATERALISTA, de  lo EXCELSO frente a lo VIL.
Somos la MAYORÍA SOCIAL a la que intentaron acallar narcotizándonos con mentiras, manipulación, adoctrinamiento mediático, y el falso anzuelo de la voluptuosidad de un precario consumismo embrutecedor pero que hoy, frente a quienes con su incompetencia, cuando no abierta traición, han puesto la patria en peligro, por fin ha despertado y ruge con furia española su razón: ¡ESPAÑA!
2.-Exigimos el respeto a la memoria y tradiciones de nuestros antepasados. Nuestros abuelos no eran tontos. En el acervo de nuestra historia encontramos grandes principios. Por eso no caemos en el engaño de la búsqueda de nuevos valores pues nosotros tenemos los venerables principios de siempre: la honradez, la laboriosidad y la piedad. Nuestros antepasados supieron hacerlos cumplir porque fueron  un pueblo de valientes. Por eso, la MAYORÍA SOCIAL sabemos que a la sociedad no le faltan valores, sino valientes para defender los que toda la vida fueron estimados entre nosotros.
3.-Directo y sin complejos: nos sentimos orgullosos de ser españoles y amar nuestra patria. Somos patriotas, que es una realidad entrañable y acogedora, y no nacionalistas, que es una realidad excluyente. Nuestra patria es ESPAÑA.
4.-Afirmamos la dimensión espiritual del ser humano: la plenitud y la felicidad no son exclusivamente una cuestión económica, no se trata únicamente de tener el estómago lleno. Frente al embrutecimiento del materialismo consumista, valoramos la dimensión espiritual de la persona.
5.- La familia constituida por un hombre y una mujer es la institución natural para criar niños sanos y felices . Exigimos respeto para educar a nuestros hijos en la salud frente a la enfermedad. Nuestros hijos no son el banco de pruebas de ningún perverso experimento de  ingeniería social, por lo que queremos la ideología política de género enterrada y olvidada.
6.-Sí a la economía social y productiva. No a la especulación, no a la usura y no a los negocios que generan sufrimiento social. El problema no es tener más o tener menos. La cuestión clave es cómo se gana el dinero: bien creando riqueza para todos o bien generando miseria a través de la especulación, la usura y el sufrimiento social.
7.-Bienvenido quien quiera colaborar con España y aportar a  nuestro proyecto común. Bienvenido quien agradezca nuestra hospitalidad. Bienvenido quien respete y comparta nuestra tradición e idiosincrasia. Bienvenido quien viene para hacernos mejores, no para hacernos peores. Quien no esté dispuesto a colaborar, agradecer y respetar, debe buscar otro destino.

jueves, 30 de noviembre de 2017

La Cruz de San Andrés o de Borgoña como bandera de España

VEXILOLOGÍA


La Cruz de San Andrés 

Hoy es la festividad de San Andrés. Más de un amigo me ha dicho que comente algo sobre la Cruz de San Andrés, con su variante la Cruz de Borgoña.Vaya este pequeño comentario en honor de San Andrés, uno de los doce apóstoles de Nuestro Señor, y de aquellos que han enarbolado la Cruz de Borgoña como bandera de España durante siglos. 

La Cruz de San Andrés representa el martirio de este apóstol de Nuestro Señor sufrido en una cruz con forma de X, en manos de los paganos de la ciudad de Patrás (en la Acaya de la antigua Grecia). Así lo representa Bartolomé Murillo en su famoso cuadro lleno de luz, color y hasta de un movimiento contenido, un lienzo grandioso y típicamente barroco. También se cuenta que el mártir estuvo  durante tres días en la cruz, predicando la Fe a quienes se le acercaban a semejante púlpito. Por eso la cruz de San Andrés representa la humildad y el sufrimiento callado y perseverante, simbolizando en la heráldica al caballero sufrido e invicto en el combate. Buena enseña ésta propia de los Regimientos de Infantería españoles. 


Las aspas de San Andrés lucían como  Armas de la Casa ducal de Borgoña de la que era patrón en la época bajomedieval.

Felipe I el Hermoso, casado con Juana I la Loca de Castilla,  vinculó la Cruz de Borgoña a los Reinos de Castilla una vez que fue rey el 12-VII-1506. Con su hijo Carlos I de Castilla y IV de Navarra, la borgoñona se generalizó llegando a ser el emblema de las Españas, pues Carlos recibió el ducado de Borgoña de su abuela María, junto a otras posesiones entre las actuales Francia y Alemania. 

Es muy probable que la bandera con la Cruz de San Andrés ondease por primera vez como insignia española en la batalla de Pavía celebrada en 1525 entre las tropas de Carlos I y las francesas de Francisco I (César Cervera, 27-X-2016, ABC historia). Gloriosa batalla fue ésta. En ese momento las aspas rojas eran lisas, sin nudos alternos. Tales nudos serían los nudos o tocones de las ramas cortadas utilizadas para colgar de la Cruz al bueno del mártir San Andrés.

Sabemos que por entonces existía una identidad entre las Armas del Rey y las del Reino, identificando a ambos la Cruz de Borgoña en los territorios de España. Así fue con los Austrias, pero también será con los Borbones, que asumieron la cruz de San Andrés como emblema personal y regio. De esta manera, durante muchos siglos la Cruz de San Andrés se utilizó como bandera de España o las Españas. Allá donde se veía la Cruz de Borgoña, estaba España, una en su riquísima pluralidad de Reinos, Señoríos y condados con los Austrias, pero tristemente sin los Fueros públicos de la Corona de Aragón  desde 1707 y 1716 por haber sido austracistas desde 1705. 

Dicha bandera fue la principal de los famosos Tercios españoles y Regimientos de Infantería del siglo XVI hasta comienzos del XIX. El Ejército estaba identificado con ella, así como la sociedad. 
Pintura de Augusto Ferrer-Dalmau,
"Regimiento Asturias, sangre española"
Sólo avanzado el siglo XVIII, Carlos III indicó que la enseña de la Monarquía fuese la rojigualda. En su Real Orden la bandera roja y gualda sustituyó a la bandera nacional -la Cruz de Borgoña- para la Real Armada, aunque fue por motivos prácticos o visuales, sin ánimo de sustituirla como enseña de España, y sin excluir las restantes insignias que identificaban a la Monarquía. 

Pues bien, hasta el final de la primera guerra carlista en 1840 la bandera con la Cruz de San Andrés fue la bandera oficial del ejército español, y sus tropas sólo adoptaron la rojigualda cuando se instituyó como enseña nacional desde la Real Orden del 13-X-1843. Por eso muchas unidades carlistas emplearon la Cruz de Borgoña para identificarse en el campo de batalla, lo que es normal, pues significaba España, la España en lucha, los españoles en guerra. También la utilizaron las Armas cristinas o isabelinas hasta 1843. La Cruz de Borgoña expresaría el máximo esfuerzo y entrega, propio de un Imperio que fue donde nunca se ponía el sol... hasta el desastre de Cavite y Santiago de Cuba de 1898.

La bandera de Cruz de Borgoña se ha asociado al tradicionalismo político por lo mismo que estuvo asociada a España y a las Armas reales durante muchos siglos. La asociación fue correcta, aunque también será asociarlo a la bandera roja y gualda, lo que seguramente no gustará a los liberales de todo signo. Estos quisieran identificar a España con la Revolución liberal, ignorando que la verdadera España es la de siempre, con sus insignias, cierto desorden normativo y las banderas con las que se luchó por unos ideales religiosos, patrióticos, forales y monárquicos. Por algo será muy tarde cuando el 24-IV-1935 Fal Conde resolvió que la Cruz de San Andrés fuese la insignia oficial de los carlistas. Además, tengamos en cuenta que la bandera roja y gualda, con la que los carlistas se identificaban absolutamente, estaba perseguida por los republicanos. La oficialidad de la Cruz de San Andrés no excluía la propia de la rojigualda y desde luego burlaba las disposiciones republicanas pues aquella se identificaba con la España de siempre. 

Decir Cruz de Borgoña era decir: ¡España!, enseña que había quedado indisolublemente unida a siglos y glorias, así como a la bandera rojigualda. Y decir rojigualda era decir también ¡España!, concomitante a la borgoñona que tenía el aleve peso de siglos de gloria. La unión de ambas banderas en una, fue realizada por los carlistas con todo cariño y entrega, con naturalidad, y dejando fluir los hechos de la vida.  

Como siempre hay malas lenguas, malas lenguas liberales dicen que, durante las guerras civiles del siglo XIX, en el campo de batalla se encontraron los de la bandera de España frente a esos de la Cruz de Borgoña, según lo cual los españoles serían los liberales y los carlistas serían los extranjeros o algo así. Malas, malas lenguas. 

Vean tranquilos y sosegados, contemplen las enseñas y estandartes del Cuarto de Banderas del palacio de Loredán, residencia de Carlos VII en Venecia, y digan si los carlistas no arropaban su alma en ambas banderas, fundidas en una, expresión de la España de siempre: rojo blanco, rojo y gualda. Por eso, el nacionalismo de los liberales y en mayor grado el de los separatistas de la periferia, que fueron malos vascos y malos catalanes, siempre fue anticarlista. España no la  fundó la Revolución liberal sino que España es tan vetusta como su gloriosa tradición. España no ahoga a sus hijos, buenos vascos y catalanes, sino que en la plenitud de sus hijos, existe España. 

Pasará el tiempo y las unidades militares españolas mantendrán la Cruz de Borgoña hasta hoy, al igual que el escudo de los borbones instaurados a partir de 1975 hasta don Felipe. Pero la bandera de Borgoña sigue flameante y mostrando la historia secular de España en las manifestaciones millonarias en Barcelona -por ejemplo-. 


Imagen clásica de la Cruz de San Andrés asociada a los tradicionalistas requetés, es decir,
a los amigos y defensores de la Tradición española, actualizada como toda verdadera Tradición. Ciertamente los carlistas fueron soldados de la Tradición o requetés, y gustaban de los emblemas de los gloriosos Tercios españoles. La Tradición no es arqueología ni romanticismo, sino renovar conservando y conservar renovando. La Tradición española estaba anclada en cierto clasicismo o realismo político, el iusnaturalismo y la escolástica, y una herencia que como católica está lejos del romanticismo e idealismo propios de la ideología de la Revolución liberal tan identificada con el nacionalismo centralista o separatista.

La bandera de Cruz de Borgoña está viva junto a la de España y,
en esta imagen, junto a la de Cataluña
La imagen es de la manifestación de Barcelona, Día de la Hispanidad,
del 12 de octubre de 2017. Allí hubo muchas banderas de Cruz de Borgoña,
que representa a España  tanto como la roja y gualda.
Cada época tiene sus propias expresiones; ahora es la política y la calle.
Foto:JFG2017

(1) José Antonio Gallego, en "La Cruz de Borgoña, primera Bandera de España" concluye así: "En cualquier caso, será a partir de esta fecha, 13 de octubre de 1843, cuando la Bandera roja y gualda, se convertirá en Enseña nacional, mientras que la Cruz de Borgoña, no será emblema carlista hasta el 24 de abril de 1935. Por tanto poner en manos de los carlistas la Cruz de Borgoña antes de esa fecha, es un tremendo dislate histórico, puesto que en cualquier caso de ponerla en manos de alguien antes, sería en manos de los Ejércitos cristinos durante la Primera Guerra Carlista, puesto que ellos se nutrieron de las unidades regulares de nuestro Ejército y en sus Enseñas figuraba. 
Como dislate sería poner en manos de cualquiera de los contendientes durante esa Primera Guerra, la bandera roja y gualda, excepción hecha de alguna unidad de la Armada. Durante la Segunda Guerra Carlista, será el ejército liberal el que enarbole la Bandera roja y gualda, mientras que el carlista, reducido a pequeñas Unidades en esta contienda, usará normalmente emblemas de carácter religioso. Y en la tercera, serán ambos contendientes los que usarán la Bandera roja y gualda, además, por parte carlista, de Estandartes religiosos. 
Porque, ironías de la Historia, la Bandera roja y gualda que nació hija del espíritu liberal, enemigo de las tradiciones patrias, terminó por representarlas, alcanzando su máximo significado en este sentido, cuando se convirtió en el símbolo de la Monarquía frente a la que enarboló la República el 14 de abril de 1931. (...)" (Web. Comunión Tradicionalista, 18-XII-2006).

Fermín de Musquilda
Fiesta de San Andrés, 30-XI-2017