Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

martes, 10 de noviembre de 2015

Diario de un mal recuerdo en "Diario de Navarra"

NOTA

En "Diario de Navarra" de hoy martes 10 de noviembre de 2015, dentro de la sección "Diario en el recuerdo", el redactor recuerda muy mal y además determina el recuerdo con su opinión personal. 

Es cuando dice que hace 75 años hubo un funeral en Pamplona por los que llama "reyes carlistas". Era el año 1940.

Adjuntamos la Nota del recuerdo o mal recuerdo -añadimos nosotros-. Dice así:




¿Qué se puede decir al redactor?.

Primero, el redactor divulga un mal recuerdo y un error porque olvida a don Jaime III -soltero porque doña Mª Cristina le espantó las posibles consortes-, hijo de Carlos VII y sobrino de Alfonso Carlos I. 

Segundo, el suyo es un mal recuerdo porque si el redactor pone la cifra de todas estas egregias figuras históricas, también debiera poner la de Alfonso Carlos I.

Tercero, un historiador diría "reyes de España según los carlistas", y no "reyes carlistas". Un carlista diría "reyes de España" sin más y en, cuanto tales, tradicionalistas. 
Es cierto que todos estos reyes de España según los carlistas eran de pensamiento y apoyo tradicionalista. Es decir, eran -según ellos- reyes no relativistas ni reyes marionetas, con sentido del Derecho y servicio, con sentido de la doble legitimidad de origen y ejercicio.

Cuarto, es sobre todo un recuerdo personal y fuera de la labor del historiador o cronista el que tiene el escrupulosico redactor, al decir que "todos ellos, en realidad, pretendientes al trono de España". Si esta aclaración parece que sobra a buen entendedor, sobre todo sobra al historiador amigo de un recuerdo objetivo. El recuerdo subjetivo no casa con la objetividad digna de un cronista de los hechos acorde con lo que pretende ser esa sección. 

Añado. Serían pretendientes para quienes, siendo isabelinos o alfonsinos, decían que los reyes de España eran Isabel II, Alfonso XII y Alfonso XIII. Serían pretendientes para el historiador que sólo ve quién estaba de hecho sentado en el trono de Madrid -¿es que don José (I) apodado "Pepe el Botella" era rey de España aún a costa de los españoles?- , y no para el historiador que dice que los reyes o "reyes carlistas" eran pretendientes para sus contrarios y reyes para sus leales: que todo hay que aclarar. 

Dejémoslo así: Isabel II (para los isabelinos y pretendiente según los carlistas) y Carlos V (para los carlistas y pretendiente para los isabelinos). Es decir, Isabel II y Carlos V, o Carlos V e Isabel II, sin más, según la documentación conservada. Esta es la que rige para un historiador. Y esto es lo único que explica al lector el conflicto civil. Todo lo demás es ganas de conquistar la memoria histórica. 

¡Ah, se me olvidaba "el pueblo"!: ¿es que los españoles no estaban divididos hasta el desgraciado conflicto civil... por tres veces y por cuatro una vez que don Alfonso XIII dejó el poder?

Quinto, ¿se dice Alfonso Carlos y se omite decir Alfonso Carlos I por errata de linotipia o bien porque don Alfonso XIII había abdicado mientras Alfonso Carlos I afirmará ser rey de España aún en el destierro? ¿Refleja tal omisión la mala conciencia de los alfonsinos por la entrega que Alfonso XIII hizo de la corona -que decía corresponderle- al comité revolucionario de San Sebastián? Pues miren, mientras don Alfonso (él mismo dirá con los hechos desde 1931 que no tenía la cifra de XIII) era olvidado, don Alfonso Carlos I (según los carlistas -a decir del historiador-) levantaba 60.000 hombres contra la Revolución marxista, anarquista y masónica que había ocupado la República.

Quizás por todo ello el conservador alfonsino marqués de Rozalejo reconocerá en 1936 la dinastía carlista como la legítima de España y dirá que se habían equivocado. Basta leer su hermosa carta en "El Pensamiento Navarro" de la época. El mes y día que lo busque si quiere el redactor de "Diario en el recuerdo".

José Fermín Garralda
Historiador
Entre el 4 y el 10-XI-2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada