Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 28 de noviembre de 2015

Adelante con lo empezado. Exigir los propios derechos

NOTICIA

Por whatsapp hemos recibido el siguiente comunicado procedente de la "Plataforma Respeto por Navarra". Lo transcribimos íntegro.


Comunicado leído en la rueda de prensa de                  “Respeto por Navarra” 28/Nov./2015.

1. ESTA EXPOSICIÓN HA TRAÍDO A PAMPLONA CONSECUENCIAS MUY NEGATIVAS.
Hace una semana que fue inaugurada esta exposición blasfema. ¿Os acordáis cómo vivíamos antes de que fuera inaugurada esta exposición? ¿Qué ha pasado esta semana?
Esta exposición –que nosotros consideramos una gravísima provocación-, ha venido a romper la paz y a enrarecer la convivencia entre los pamploneses, entre los navarros. Ha hecho sufrir a muchísimos creyentes en Navarra y en todo el mundo. Ha dado una imagen negativa o, en el mejor de los casos, polémica de Pamplona convirtiendo a esta ciudad en la capital mundial de la falta de respeto.
Todo parece indicar que se estaba buscando una reacción iracunda de los católicos pero no lo han conseguido porque desde el minuto uno hemos advertido que esto era una trampa tendida por los laicistas radicales, por los ultralaicistas, para equipararnos a los católicos con los islamistas radicales.
Se han producido una lógica movilización de los católicos y vecinos de toda clase preocupados por el respeto, que han salido a la calle con normalidad en defensa de nuestros derechos.
Otros, que parecen pensar que la calle es suya, han reaccionado llenando de pintadas una quincena de iglesias de Pamplona. Esperamos sinceramente que no pasen de ahí.
Por otras estas razones seguimos exigiendo el cierre de esta exposición.

2. APLAUDIMOS LA MOVILIZACIÓN DE LOS NAVARROS.
La parte positiva de este primer balance de esta primera semana es que hemos visto una movilización de los católicos, -y no sólo de católicos, de Navarros en general, dispuestos a defender una convivencia en paz- como hace mucho tiempo no se veía. Oraciones en la calle. Recogida de firmas abrumadora. Actos de reparación y desagravio multitudinarios en catedrales e iglesias de Navarra y por toda la geografía española en solidaridad con los cristianos de Navarra, concentraciones y reivindicaciones variadas, una efervescencia en las redes sociales –y no digamos en los grupos de watsap-… En esta semana nuestras peticiones de respeto han sido constantes, firmes, serenas y a la vez respetuosas. Los católicos navarros hemos ganado espacio en la calle, con una reacción firme y templada, no violenta; “a lo cristiano”.
Si ha habido alguna reacción asilada fuera de tono está claro que no responde a la tónica general y que no cuenta con el respaldo ni de esta Plataforma, ni de ninguna organización.

3. QUEREMOS DENUNCIAR UNA GRAVE MANIPULACIÓN.
Ya hemos dicho como ante esta sana reacción algunos radicales han demostrado cierto nerviosismo. El afán de buscas enfrentamientos, aún a riesgo de dañar de forma grave la convivencia, ha llevado a otros a buscar fantasmas en la concentración que organizamos el jueves. Han creído oír amenazas donde sólo había gritos que son absolutamente normales en cualquier manifestación de protesta. Ayer nos entrevistamos con Joseba Santamaría, el director del Diario de Noticias, que es el medio que ha dado crédito a esa versión increíble y, naturalmente, le hemos pedido pruebas para saber si es verdad que se amenazó al alcalde. Hasta el momento nadie ha presentado pruebas. En ninguno de los vídeos que circulan por internet se puede apreciar la más mínima frase de amenazas más allá de la petición de dimisión o similares.

4.    AHORA ES NECESARIO REBAJAR LA TENSIÓN.
Llegados a este punto creemos que Pamplona debe recuperar la calma y que hay que rebajar la tensión. Nosotros tendemos la mano al Ayuntamiento, al Alcalde o a quien sea necesario. Estamos dispuestos a dialogar para tratar de restaurar la convivencia, pues consideramos que este es un bien fundamental que hay que preservar por encima de cualquier discrepancia o creencia. Nuestra única condición es el respeto. Es absurdo invocar la libertad de expresión como un valor absoluto cuando hay personas tan dolidas por esta exposición municipal.
En cuando a esta plataforma Respeto por Navarra nos proponemos abrir un pequeño paréntesis  de reflexión para hacer balance de esta semana tan intensa. Pase lo que pase, nos vamos a mantener firmes en nuestra petición de respeto para lo sagrado y para los creyentes. Queremos paz. Queremos respeto. Queremos una Pamplona en la que nadie se sienta un ciudadano de segunda clase.
Y todo esto sería mucho más fácil si se cerrara esta exposición.
Muchas gracias
Respeto por Navarra

www.respetopornavarra.wordpres.com”


UN BREVE COMENTARIO.
Bien por lo mucho de bueno que tiene esta carta.
Nos parece muy bien que la Plataforma critique a los ultralaicistas y denuncien la trampa que se ha podido tender a los pamploneses aunque no está probado que la hubiese
Mejor debieran decir que la reacción de las gentes de bien es absolutamente diferente a la que otros nos tienen acostumbrados: expresiones, palabras y caras que dan miedo, boicot, roturas en la propiedad ajena, daños al mobiliario urbano, quemar contenedores, escraches al anterior alcalde, pancartas ofensivas y mentirosas contra el señor arzobispo, amenazas a los vecinos, y hasta terror callejero....
Ahora bien, lo que parece inquietar a dicha Plataforma es la tensión que hay en Pamplona. No se de dónde habrán sacado el dato. Pues bien, nosotros no apreciamos en muchos tensión, sino tristeza, una profunda tristeza.  No hay tensión porque hay mucha gente piadosa conocida que no ha salido a la calle, y los que han salido lo han hecho supertranquilos aunque también muy tristes y decepcionados. Y confiados en Dios que es Esperanza. Desde luego, porque otros reaccionen cabreados, picados contra la sana y pacífica reacción de los pamploneses que por fin han salido a la calle, no por eso estos últimos deben quedarse en el sofá de casa o bien realizar desagravios a puerta cerrada. 
Somos ciudadanos y no sólo fieles de la Iglesia, y queremos decirlo en la calle en el actual régimen de total separación Iglesia-Estado y de laicismo beligerante, que es en el que se nos agrede. Nadie podrá decir que los que han salido a la calle han sido un peligro para algo o para alguien. Sólo lo ha sido para la exposición y sus patrocinadores del Ayuntamiento porque se les pide responsabilidades. 

Ni allí, ni aquí hay tensión...
Foto:JFG2015
En conclusión. Nos parece muy bien que se exija suprimir de la exposición todo aquello que sea ofensivo a los católicos. Seguro es que incluirán en dicha ofensa las imágenes de la profanación sacrílega realizada. 
Hay que denunciar a la concejalía de cultura y al mismo señor alcalde, pues sobre ellos recae la máxima responsabilidad de lo ocurrido. Y desde luego, no se nos consuela con que la obra degenerada de A.A. no se reproduzca otra vez: está exhibida para su recuerdo y eso nos basta. Sí; que se exija la dimisión de la concejala y del alcalde actual.
Y nos parece muy bien que se exija el cierre de la exposición, porque está gafada desde su inicio, se asocia en la mente de muchos con lo ocurrido, su autor ha perdido toda la confianza, y es insultante por otros motivos que no son directamente la profanación sacrílega. Además, en ella también hay otras muchas cosas que son inaceptables y ofensivas y que como tales no pueden pasar desapercibidas. 
En plan chusco o burlón se dice que en la segunda República -ahora parece que estamos en la tercera- se prohibía hacer una Procesión religiosa porque se consideraba una provocación. 

Adelante. Hay que consumar con paz lo empezado. Exigir en la calle los propios derechos no es tensionar ni una provocación. Continuemos a pesar del tremendo dolor por la horrorosa profanación sacrílega, que sabemos provocadora y calculada hasta en el lugar. Con prudencia y con paz.  

Comentario de Ramón de Argonz


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada