Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

viernes, 29 de enero de 2016

Más impuestos y empobrecimiento de los navarros

OPINIÓN

El Gobierno "Foral" asalta a los asalariados de los navarros.
Los navarros son castigados como ciudadanos de Segunda en la isla de la Utopía euzcadiana.

LLEGAN protestas de diferentes partes a nuestra Redacción.
Son padres de familia. Estos padres se quejan, muy dolidos, porque en su última nómina hay un notable descenso mensual por arte y parte del nuevo impuesto cobrado por el Poder -como siempre inexorable- que hoy manda en Navarra. Manda y mangonea. Un mes podrían soportarlo extraordinariamente –lo que no dejaría de ser un asalto-, pero todos los meses es una sangría insoportable. Más todavía: están en mejor situación quienes trabajando lo mismo están solteros y no tienen familia a su cargo.
Lo siento mucho por estas familias navarras.
Además, se quedan cortos porque también los mileuristas sufren. 
(…)
* * *
Uxue Barkos, presidente del cuatripartito en Navarra.
Presidente del Gobierno "foral"
Dirán que hay parados, pero estos ya había antes. Dirán que tienen suerte de trabajar, pero hay que trabajar para vivir y no para ir muriendo o ir más que tristones por la vida. Dirán que tienen suerte en cobrar, pero más la tienen tantos políticos; no diré que estos trabajen poco ni que entre ellos haya quienes quieren joder a los demás, sino que tienen un cheque en blanco, son árbitros de sus salarios, carecen de mandato imperativo y de juicio de residencia, y cobran más que bien o mejor que nadie. Más la tienen los  funcionarios, que no saben qué es un expediente, qué es trabajar con estrés, y carecen de cualquier riesgo.
Sí; somos felices, estamos contentos, y el hada madrina Uxue Barkos (Palomica Barcos) es un encanto. Dinero, dinero, dinero es lo que quiere el Poder político e ideológico. Dinero quiere el Poder todopoderoso de los políticos profesionales que se unen todos “contra” el partido que ganó las elecciones. Este último, que era constantemente criticado por los carlistas, trajo de alguna manera el tetrapartido, que sigue siendo rechazado por ellos con más motivos.
¿Por qué los partidos Geroa Bai, EH-Bildu, Podemos, IU y los que sean no dijeron en las elecciones que iban a subir los impuestos? ¿Y así? ¿Por qué? Eso sí, una vez en el poder, se dedican a paralizar a Navarra y a limpiar nuestros escasos bolsillos. Los sueldos medios y las familias numerosas son los más perjudicados. Hablaban de felicidad y eso es mentira. Hablaban de dar a cada uno lo que le corresponde y también es mentira. Hablaban de austeridad y lloramos todos –menos ellos y sus más amigos-.
Todos sabemos a dónde va nuestro dinero: buenos salarios para los políticos, buenas partidas para sus propios partidos que viven del pesebre, allá va dinero para euskaldunizarnos (sic.), “pasta” para mil bobadas innecesarias e improductivas, ahí tienen ideología y pasión nacionalista, que por una vez hay que ser felices así, ¡qué caramba!
* * *
Todo indica que desean una Navarra desindustrializada y empobrecida, con la gente cabreada y agitada. La venganza histórica de las peores ideologías y el natural bronco de la gente más visceral está siendo de órdago. No, no son navarros, pues un nacionalista no ama su patria –a sus padres- sino la nación que se inventa, a su propia generación de gente igual y a su medida, a sí mismo y sus iguales. Son un gran ombliguismo.

Cada vez hay más pobres, lo que se soluciona
creando riqueza y no con el empobrecimiento de Navarra y los navarros.
Calle Ximénez de Rada a comienzos de enero de 2016. Foto:RdeA
* * *
El PNV bilbaíno –pobres los de Bilbao, ciudad en la cual muy pocos hablan vascuence o euskera- va de conquista. Necesita una huertica trasera para abastecer su despensa y esa es Navarra. Arruinadica industrialmente Navarra, ésta será la reserva ecológica de Euzcadi: montañas y llanuras como el sol, valles y ricas vegas, huerta ecológica, extensas ZEPAS y deporte rural, setas, palomicas y patos, lugar de recreo, aire puro. El PNV de Bilbao y los EH-Bildu de Guipúzcoa, bien hermanados, quieren ser caciques en una nueva isla rodeada de la plana del mar y en el plano del Ebro alavés y navarro. Ahora han inventado algunos eso de la denominación de origen Rioja alavesa, y no saben que Álava está en el valle del Ebro, y que el vino que se vende es por ser Rioja. Y de aquí irán hacia Zaragoza como  nuevas bagaudas como las pretéritas. Y hacia Cantabria emplazándose desde Castro Urdiales, pues no en vano cántabros eran los caristios y autrigones de antaño.
El color verde es despensica, lugar de recreo y ocio, centro ecológico,
y un notable territorio más extenso que el resto. Y luego
algunos de las provincias marítimas nos miran, orgullosos, con desdén.

No hay cosa peor que jugar a vasquitos; y si los jugadores, acomplejados, son de origen maketo, el asunto ya es inenarrable. Estoy seguro que los vascos de siempre y verdaderos, muchos de ellos muy españoles, eran tan normales que no iban planteándose qué eran, ni hacían alarde de ello, ni eran narcisistas ni engreídos,  siguiendo el refrán popular: dime de qué presumes y te diré de qué careces.
Y todo esto ha salido porque el actual Gobierno (desgobierno)  de Navarra-Nabarra (no Nafarroa) se dedica a que tengamos menos salario porque él coge dinero y más dinero todavía. ¿Sabe Vd. que ya trabajamos  hasta el 16 de junio al año entregando la totalidad del salario al Estado y al Gobierno “foral”? Y aquí quieren más y más dinero. ¿Sabe Vd. que pagamos muchos más que en Euzcadi, en Madrid etc.? Pues ya se llevarán un coscorrón, ya, –eso sí, todo intelectualmente pensado, no como ellos que asaltan y se quedan la pasta-.

El rey Carlos III el Noble.
Navarra fue Reino y ahora un Viejo Reyno
con gente decidida a no dejar de serlo
ni a ser fagocitados ni atemorizados por la red etarra. 
Iluminación de carteles manipuladores por el vacío que dejaban en el pergamino de la Ley Foral. Foto:RdeA2015
Muchos se quejan de la subida de impuestos, pero observo que como gente afectada empiezan a decir Agur (en vez de Adio) y esas cosas, lo que antes no sé por qué menospreciaban. No hay cosa peor que los afectados.
Eso sí, para atajar las consecuencias hay que ir a las causas, y no poner tronos a las premisas y cadalsos a las consecuencias.

Ramón de Argonz y de la Urrutia

Pamplona/Iruña
30-I-2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada