Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

lunes, 15 de junio de 2015

CARTA ABIERTA AL ALCALDE SR. MAYA

CARTA ABIERTA


CARTA al alcalde saliente de Pamplona 
Sr. D. Enrique Maya Miranda


A ras de calle, un buen alcalde
Hemos cambiado, señor alcalde saliente en Pamplona. Nos han cambiado de alcalde. Un cambiazo para los malos alumnos ansiosos de ventajillas. Y no estamos de acuerdo con quién dice ser ahora el alcalde y cómo ha llegado al cargo. 

Ya sabe Vd. que hace unos días, antes de las elecciones, escribí que estas elecciones en Pamplona y Navarra no eran válidas, debido al anclaje de EH-Bildu respecto a ETA. 

Quiero despedirme de Vd., Excmo. Sr. Enrique Maya Miranda. Y lo hago aunque discrepe en no pocas cosas del partido que representa, pues aita eta ama me enseñaron a aprender las reglas básicas de la urbanidad y del buen hacer. Y no en vano todos somos miembros de la misma ciudad.

Don Enrique Maya: ha sido alcalde de todos los pamploneses y de toda Pamplona. Además ha ocupado el cargo ("la carga") con una mayoría natural de votantes. Se ha mostrado trabajador y honrado, diligente y cercano a la ciudadanía. Ha sido una vergüenza del sistema político actual y la quiebra del Derecho, el escrache que Vd. sufrió por parte de un grupo de policías municipales (-¿y luego querrán dar ejemplo y ponernos multas?-) y el atribuirle el salvaje calificativo racista en son despectivo de "uruguayo". 

En una ocasión, Sr. Maya, estuvo dispuesto a respetar -aunque era su deber, se lo agradezco- los derechos civiles de una institución canónica que ha empezado a ser acosada por ciertos políticos revanchistas. 

El alcalde don Enrique Maya observa diligente la costumbre inmemorial de Pamplona
de acompañar al Santísimo en la procesión del Corpus Christi. Entrada en la calle
San Antón desde la calle Ciudadela. Foto:JFG2015

También ahora en las elecciones de 2015, Sr. Maya, Vd. ha sido el más votado, y con mucha diferencia sobre sus rivales políticos. Nosotros hubiéramos querido que se hubiese presentado como independiente, pues los pamploneses necesitamos vecinos cualificados y con ganas de servir al margen de la partitocracia. Pues bien, ahora nos gobiernan 5 concejales de EH-BILDU y el que de ellos ha sido nombrado alcalde por sus iguales, en los comités de partidos que no por los vecinos. Esta es la PARTITOCRACIA que los carlistas denunciamos. Sea lo que fuere, el contraste entre un alcalde saliente como Vd. y el entrante es morrocotudo. (Dejamos ahora al margen la mutua relación Bildu-ETA). 

Que los partidos perdedores se junten post electoralmente para, entre todos, ganar, es un frentismo que ha traído muchos disgustos en España y anuncia malos tiempos de revancha. En un plis-plas lo ocurrido en el campo político se trasladará al ámbito de lo social: algunos ya reclaman una revolución política para una revolución social. ¡Ah viejas utopías, vencidas siempre con le hechos aun a costa de grandes disgustos para todos! 

Un ejemplo de lo que le espera a la ciudadanía fue el vergonzoso maltrato que sufrieron sus ediles regionalistas el día de la toma de posesión del Sr. Asirón, según la prensa diaria. 

Sr. Enrique Maya: Vd. va a liderar la oposición y deseamos que lo haga con acierto. Ojalá  la "oposición" no fuese necesaria, lo que ocurre cuando desde perspectivas diferentes todos bregan en la misma dirección: el bien común de los vecinos. Quizás, Sr. Maya, ya no tenga que preocuparse tanto por la limpieza del Casco Viejo, forradita por los carteles, pintadas y pegatinas acostumbradas y creando mugre, toda vez que, al fin, los anunciantes Bilduetarras ya tienen hilo "directo" con la nueva alcaldía. De hecho hoy está todo todito limpio, no sé si por herencia del alcalde saliente o por voluntad de los Bilduetarras que quieren mostrar un civismo que nunca tuvieron. Ahora al nuevo alcalde quizás se le ocurrirá multar a los que pongan propaganda en sentido contrario al suyo. 

Pues bien,Sr. Maya, Vd. va a tener que velar desde la oposición por la seguridad de todos los pamploneses. Y tendrá que velar también por la libertad civil de reunión y por la libertad religiosa de los católicos, libre de cualquier tipo de revancha, sobre todo el año que viene cuando celebremos el centenario de la creación del IIº Ensanche. Tiempo al tiempo. El "Adiós, Pamplona" de Joseba Asirón jauna puede resultar paradigmático. ¿No lo cree Vd.?

Subiendo la cuesta de Navarrería. Foto: JFG2015
Recordemos al Sr. Asirón que sólo es un alcalde, lo que por otra parte no es poco, pues además lo es de la M.N., M.L. y M.H. ciudad de Pamplona, capital del Viejo Reino del que el sr. Asirón no tiene ni idea. Y agradezcamos a Vd., Sr. Maya, que nunca se le subió el pavo a la cabeza, ni quiso modelar a sus conciudadanos a su imagen y semejanza. Sólo faltaba. "Servir al bien común" es el lema. 

José Fermín Garralda 
Pte. de la CTC de Navarra
Pamplona, 15 de junio de 2015

La procesión del Corpus Christi por la calle Navarrería, en el viejo Burgo de Navarrería.
Foto:JFG2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada