Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 25 de julio de 2015

CONSECUENTES Y VALIENTES

CRÓNICA


UN EJEMPLO

EN SU DÍA fue cuando llegó el generalísimo Francisco Franco a Pamplona: la casa Baleztena del Paseo Sarasate, junto al palacio de Diputación, cerró sus ventanas y exhibió una gran bandera de España. Franco se llevó y trató muy mal a los carlistas, quienes dijeron en su día: "Hemos ganado la guerra pero hemos perdido la paz". Y así fué, hasta haber caído, HOY, en un enorme lodazal.  

¿QUÉ DECIR DE LA ACTUALIDAD? Miremos la imagen, sacada por el fotógrafo cuando el lunes 20 de julio tomaba posesión el nuevo Gobierno en Navarra. Añadamos que se trata de un Gobierno pobladito de nacional-separatistas y pro etarras (Geroa Bai y EH-Bildu), lo que nunca había ocurrido en el viejo Reino navarro. Y no es porque los nacional-separatistas hayan ganado las elecciones, que no las han ganado. Recordemos que en las últimas elecciones Forales, tan solo el 30% de los votos fueron nacionalistas (sume Vd. a eso la abstención). 

Ocurre que los jefes neo marxistas de PODEMOS -no sus votantes que sólo hicieron un "voto de castigo"-, aunque se dicen enemigos de los vicios "burgueses" del nacionalismo-secesionista, han optado por un Gobierno nacional-separatista "del cambio" para fastidiar el que había, con el cual nosotros los carlistas tampoco podíamos estar de acuerdo (¡sólo faltaba!) por estatalista, metomentodo y subvencionar el asesinato del más débil e indefenso a través del aborto. Recordemos cuando el líder Iglesias, de PODEMOS, se mostró dispuesto a hablar con EH-Bildu si condenaba el terrorismo ("Diario de Navarra", 12-V-2015). No hubo tal condena y los de PODEMOS hablaron con EH-Bildu para darles el Ayuntamiento de Pamplona, mientras hablaban con todos para dar el Gobierno de Navarra al nacional-separatismo. ¡Qué casta!

Pues bien: decíamos que, HOY, la noble casona Baleztena de Pamplona, con la señora -una "margarita"- de la casa en el primer piso junto a la pancarta, ha exhibido este nobilísimo aspecto. Han sido de nuevo los de una casa de carlistas. 


Navarra Foral y Española. Enhorabuena. (El escudo es confuso).
 Foto enviada por WhatsApp 2015. 

Todo muy comprensible. Y muy valiente, que no "valentón". Esperemos que los eusko-nazis no les fastidien la casa, pues ya en la IIª República fue abiertamente agredida y sus habitantes fueron perseguidos, y dicen que vamos a por la IIIª (que con su pan se la coman). ¡Ah, y después varias veces bombardearon Pamplona!

Ramón de Argonz y de la Urrutia
julio 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada