Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

domingo, 30 de octubre de 2016

El escudo de Navarra expresa el sentido tradicional, cristiano y la entereza de los navarros

NOTICIAS

PUES LA GENTE no está de acuerdo.
ESTE ES el "óculo mágico" abierto por la Sra. Uxue Barcos, una vez que ha arrancado la preciada escultura del escudo laureado de Navarra, obra de arte de Fructuoso Orduna, del frontispicio de la fachada del palacio de Diputación. Yo no sé qué hubiera pasado de arrancarse un símbolo de los separatistas de ahí donde estuviese. 
El óculo mágico, según "Diario de Noticias" o "mentizias". Foto: RdeA 2016

Recuerdo de nuevo que la laureada no es símbolo "franquista" (y aunque lo fuere, que ya está bien de rollos utilizando "franquismo" venga o no a cuento); la LAUREADA es el símbolo del valor heroico de millares de navarros y de casi toda la sociedad  frente a la persecución religiosa, frente al caos pre revolucionario, frente al comunismo a las puertas y a Stalin, y en defensa de Dios y de España. Aita Teorodo fue uno de esos abnegados valientes en defensa de Dios Jaungoikoa. Que lo sepa la tal Uxue Barcos. 

Aquí, en la plaza de toros, hay un escudo de Pamplona durante la Segunda República, y sigue tan flamante. Ni siquiera los antitaurinos y anti-todo, han dicho que lo quiten.
¿Y qué navarro amó la República? Pocos, de verdad. ¿Y qué trajo esa República?: el caos como la primera de su género. Que yo sepa, ni en los tiempos de la dictablanda de Franco, que tanto daño hizo al Carlismo, se quitó ese escudico con la corona mural, aunque la República, como tal para España y por ser secuestrada por el marxismo y la masonería, trajo un sin fin de males para España.  Foto: RdeA2016.

Esto me lleva a concluir que los navarros están pero que muy flojos. Yo diría que les han paralizado desde varias direcciones. ¿Cuáles son mientras las explico brevemente?:


          Unos se quedan en la sacristía y en el bien familiar mientras se olvidan la plaza pública y de cualquier Causa que no sea directamente su familia. 

          Otros son venidos de fuera y no les importa demasiado lo que aquí ocurra salvo el mantenimiento de las libertades liberales -que ya no eso hay porque ciertamente el liberalismo atesora trampas y ahora  es él quien las purga-. 

          Otros más -los del sistema y lo políticamente correcto- creen que los políticos harán todo: ¡quiá!

          Y unos cuartos están desanimados a más no poder porque hasta ahora han sido unos perezosos. 

          Baraje Vd. todo lo anterior y el panorama es desolador. 

          Incluso algunos hay que antes trabajaban y han claudicado al ver esa pereza morrocotuda, y se han ido a su casa. Se enfadaron con razón, pero se paralizaron diciendo que eran los mejores y, con el pretexto de serlo, ahora nada hacen. ¡Pues vaya!

Si todos saliesen de su egocentrismo, si se fiasen y fuesen a una, si confiasen en los que sí saben qué hacer, otra cosa sería. Otra cosa hubiera sido de haber seguido a los carlistas que cogieron el tema a tiempo, en 1978, y por supuesto décadas más atrás, que de todo hubo en tiempos de Franco. Pero a estas alturas de la película y como dicen aquí: que cada barco aguante su vela. Veamos a ver quién no se hunde. Desde luego, los carlistas -los verdaderos, no los extintos huguistas- se unieron en el Congreso de la unidad de 1986. 

A Dios gracias, hay algunos -los de siempre- que dejan su testimonio en la plaza, más allá de su sacristía y familia, en su propia tierra a la que aman, como políticos de calle -todo vecino lo debiera de ser-, con discreción, con juventud espiritual -hoy los jóvenes de edad en general están muy flojitos- y entusiasmo.
La casualidad hace que veamos estos cartelitos tan majos sobre enormes y abusivas banderas republicanas en la calle. Ponen muchas más banderolas de lo que el número de republicanos permite. Por un lado el Ayuntamiento debiera multarles por ensuciar la vía pública, y por otro al menos habrá que equilibrar algo, ¿no? Foto:RdeA2016
Porque lo que aquí falta es entusiasmo, que arrestos aún quedan, e ideas claras también. Desde luego, los depresivos que se abstengan de la lucha en -digamos así- campo abierto, que hacen daño a sus compañeros. Que también se abstengan los que no llevan entusiasmo y amor: porque el amor es la mejor paga al propio trabajo y no necesita de aplausos ni reconocimientos. Lo que aquí falta es ganas de verdad, de verdadera alegría, de esperanza y fe. Aquí falta unir lo divino con lo humano, aún sin mezclarlo -lejos de purismos que son los que al final verdaderamente mezclan como esa chorrada de "democracia cristiana" tan clerical y tan anticristiana en la práctica-, pues la Patria es una realidad muy hermosa ante Dios y los hombres. Y la Patria no es excluyente sino inclusiva. 

Todo esto que aplicamos al tema del escudo, del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada, también lo aplicamos a la defensa por la vida del más inocente. ¿Quién no sabe que un grupo, cada vez más reducido, mantiene  -eso sí- una pancarta todos los 25 de cada mes enfrente del Parlamento de Navarra diciendo: "ABORTO NO. Dios ama al embrión. CTC Aspas"? Si los que lo saben y no se suman son puristas y no les gusta mucho la CTC, ¿por qué no sacan su pancarta al lado de esa, o en otro sitio, o...? Pues que alguien haga algo. Ni la defensa de la vida en la calle tiene seguidores. Pues ahora el Papa dice que hay que salir a la calle: mire, es tarde -¿lo es?-, aunque los carlistas nunca la abandonamos. Como eso es así, todo lo demás cae por su peso. ¿Y el origen de tantos males?: la expulsión de Dios de la Constitución española, de la mano de los "demócrata-cristianos", ya -afortunadamente- desaparecidos. 

A pesar de lo dicho, confío en Vds. Por eso he dicho aquello. Pues bien, a trabajar con ganas, tanto mayores como jóvenes. Sí, jóvenes, vosotros sois la esperanza del futuro. Y no podéis defraudar a vuestros mayores, ni a vosotros mismos, ni a vuestros hijos. Ni a lo necesario y menos necesario del Ideal. Aúpa pues. Aurrerá. 

Ahora esconden la ikurriña. Cuando la saquen, será en un acto masivo, viniendo los
separatistas de la  limítrofe CAV para tomar físicamente Pamplona. Aquí todo se cuece en Pamplona, a la que no obstante se le sitia desde los pueblos de la comarca de Pamplona.
No queremos ni miedos, ni trampas electorales y postelectorales, ni invasiones masivas (hay amores que matan), ni paripés cavernícolas de sorgiñas y brujos. Queremos libertades forales, amor a Navarra, verdadera representación, que la gente hable y no sea pasota, respeto de los vecinos, y cultura, desarrollo económico y una verdadera civilización, que si aquí no es católica es de la indecencia y la caverna. Foto: RdeA2016

No queremos ni la frivolidad, ni la indecencia, impureza y abusos sexuales,
ni el sinsentido de la vida para nuestros hijos. Ni el culto al diablo. Queremos que sean personas decentes, que se sepan divertir con dignidad, ajenos al consumismo, hombres de pelo en pecho y amigos del progreso, que si no es cristiano no lo es, amigos de Jaungoikoa y de la Iglesia. Foto:RdeA2016
A los navarros no les queda otra alternativa que seguir su tradición y ejercer sus Fueros. Foto:RdeA2016
Ojalá los navarricos distingan verdades de mentiras, pues hacer eso es lo que hacen y utilizan sus enemigos. Foto:RdeA2016
Ramón de Argonz
30-X-2016


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada