Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

miércoles, 30 de julio de 2014

CELEBRAR A SANTIAGO APÓSTOL EN HARO, LA RIOJA

OPINIÓN

ANTE LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE SANTIAGO EN HARO (LA RIOJA)

Basílica de la Virgen de la Vega (Haro, La Rioja)
Querido Ángel:

Quisiera haber estado en Haro (La Rioja) para celebrar con otros carlistas la festividad del patrón de España, el Señor Santiago. 

Coincido contigo en que honrar y celebrar las fiestas es hoy cada vez más necesario. ¿Por qué? Porque los que tienen actitudes  indeseables se van quitando la careta. Ha llegado su momento tan esperado. El neomarxismo está -como dicen- de reventón. Si ayer pululaban reivindicando una supuesta igualdad de trato en su cada vez más insistente recuerdo de vencedores y vencidos  -eso decían- 
en la última contienda en España, y a su vez paradójicamente oprimían y extorsionaban a todos los buenos desde las instituciones públicas, los medios de comunicación, y el terrorismo callejero... resulta que hoy reivindican lo que siempre ellos habían pensado y querían imponer: que sólo debe tener carta de ciudadanía el ensalzar lo que fue y significó la IIª República en clave revolucionaria, esto es, en cuanto anticristiana, "a la contra", separatista, y siempre antiespañola y antiforal. 

Recordemos qué era la verdad para Lenin: una mentira repetida mil veces. Los neomarxistas (neoestalinistas) querrán que la mentira hiera hasta levantar ampollas -es su instrumento de lucha-, pues ellos ya tienen el poder de la calle y la fuerza preparadas. Ellos saben demasiado bien que para configurar el presente y dominar el futuro, es necesario destruir cualquier rescoldo de memoria del pasado. Es el culmen de su radical y constante transformación. 

Por todo eso, como habéis mostrado en Haro, se necesita "ser" de verdad y decir la verdad, exigir el respeto a las fiestas patronales, el respeto a los monumentos que simbolicen todo lo bueno y, sobre todo, recurrir hoy a la intercesión del Señor Santiago.

Lo vemos a la descubierta delante de nuestros ojos. ¿Qué vemos? Vemos que quienes tienen unas actitudes aberrantes actúan mediante la manipulación y la presión, con la amenaza contra la imagen y la seguridad personales, y que lo hacen con un singular atrevimiento y una total impunidad. Son los eternos ofendidos. ¿Habrá que estar siempre pidiéndoles perdón? Lo hacen desde dentro de los nuevos "comités" y "asociaciones" que crean y manipulan, desde los "grupos de presión" donde ponen a la cabeza personas ingenuas de bien, de la mano de los matones y gaztetxes de barrio a modo de modernos sans-culottes, como boicoteadores de la campaña electoral de Impulso Social en Pamplona, como inventores de terroríficos eslóganes e imágenes en la Red anónima y la pancarta callejera, mediante protestas masivas contra todo lo bueno existente, desde los grupos de "okupas" e  indignados (¿y quién no está indignado en este país, en España?), desde los grupos de presión de lesbianas y maricones -o como se llamen-, como republicanitos -¡entérense de una vez!: República y monarquía constitucional son lo mismo-, como quienes que juegan a vasquitos y además "no son de aquí"... Mezcle Vd. todo, agítelo, busque la oportunidad en esta triste fiesta... y su cocktail resulta de colocón, explosivo. 

Aunque no montemos el caballo blanco
de Santiago, no nos acobardaderos ante la agresión. 
En la difusión queremos al Santiago peregrino.

Las actitudes aberrantes tienen escaños parlamentarios, en la calle y la Red digital. Agreden ante la pasividad de los "buenicos", el silencio temeroso de muchos, el deseo de la gente de no meterse -o que les metan- en líos, aprovechando e la insolidaridad que cada vez más sufre el  perseguido, constatando la dejación de la "partitocracia", y con la complicidad de las más altas instituciones políticas y judiciales. Parece que los hipócritas son cien mil; pero no, es que simplemente "trabajan" (sigue habiendo activistas profesionales como en 1968), se hacen notar, están cuando les llaman, y saben que los conservadores o conservaduros de turno tiran la toalla a la primera de cambio porque no están dispuestos a trabajar. Ocurre que hay personas que se olvidan fácilmente que el hombre es sociable por naturaleza, y que esta sociabilidad es raíz de muchas realidades sociales e individuales. Quien no trabaja, se repliega y abandona. Y el suculento festín es para quien hoy domina la calle. 

Querido Ángel: muchas gracias por celebrar al Señor Santiago en Haro. La agresividad de las actitudes indeseables quiere paralizar a todos y aislar a los resistentes, a los verdaderos católicos y españoles. Lo hacen incluso con tergiversaciones y mediante la manipulación, pretendiendo ganar así a muchos para su mala causa. Ya saben su caso: pan para hoy y hambre para mañana. Piden máximos y "talibanadas" como es no dejar en paz a los muertos y enterrados, sobre todo a los enterrados "en sagrado". La contradicción "talibanesca" es increíble si no fuera porque es muy cierta, y es propia de quienes difunden una propaganda para amedrentar a los demás, a la pacífica ciudadanía, a los discretos, quebrando así la vida cotidiana. 

Pensemos por un momento, querido Ángel, qué organizarían los aberrantes si a uno cualquiera se le ocurriese despreciar y agredir a los monumentos que ellos van levantando con dinero público a la Pasionaria y a tantos otros. Pensemos qué organizarían si se pusiera en entredicho un monumento a las llamadas Brigadas Internacionales -por ejemplo-.Muy hipócritas, tienen dos pesos y dos medidas, según a quienes y cuándo quieran aplicarlas. Siguen con el estalinismo y buscan, bien enmascarados, otra cosilla: por ejemplo el detalle de la IIIª República, aunque ya tengamos una "coronada", o, mejor, buscan lo que significó una política abiertamente anticatólica y atea, deletérea del matrimonio y la familia, la tentación apátrida y el totalitarismo global. Creo que cualquier avisado sabrá que su República es realmente una tapadera para planes que subvierten el fondo de las cosas. 


Es triste que para todo ello los aberrantes manipulen a quienes de una u otra manera sufrieron en su día durante la última guerra. Es penoso que quieran arrasar con su desmemoria el pasado, lo que éste fue, lo que lo representa, y vulnerar la verdad histórica. Dejémosles a ellos con "su" verdad -realmente buscan el conflicto-, aunque siempre es lamentable que tergiversen y se haga jueces inquisitoriales de quienes no son ellos y tampoco son como ellos. Si los conservadores les cogen miedo y hasta les creen víctimas de sus complejos, a quien sea medianamente inteligente le será fácil descubrir su tapadera. 

Cualquier excusa será buena y cualquier error cometido  por los que ganaron la guerra -parece que "los otros" nada hicieron- será magnificado, desviado y utilizado hasta la exasperación, para imponer como carta de ciudadanía, en público pero también en privado -ya vendrán las declaraciones y los juramentos inquisitoriales pues en España el Mal siempre es radical- su vergonzosa versión sobre la Cruzada por Dios y por España. Que el patrón Santiago nos asista. El pasado lejano se nos escapa, ha entrado en la eternidad, y, hoy, afirmando su  verdad, al Eterno recurrimos y por los hombres rezamos. En la paz. 

Por eso -y concluyo, querido Ángel- habrá sido una maravilla celebrar al Señor Santiago con los correligionarios en todos los rincones de la madre España, también los que llegaron a Haro, en el corazón de La Rioja, junto a la Virgen de la Vega. 



José Fermín de Musquilda
25 de julio de 2014,
Día del Señor Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada