Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

lunes, 7 de julio de 2014

7 DE JULIO SAN FERMIN 2014

FIESTAS

En la procesión de San Fermín de 2014.
La piedad muy mayoritaria y los cinco boicoteadores

ANHELANDO el sol en nuestras fiestas patronales, y a pesar de la mañana fría y con amenazas de lluvia, millares de pamploneses se han apretujado para ver pasar a San Fermín en su procesión este 7 de julio. Las calles del Casco Viejo han vibrado repletas de pamploneses, navarros y visitantes. El blanco y rojo de nuestros lucidos colores testifican la fuerza y vitalidad de nuestro pueblo, de hondas raíces, tronco y frutos cristianos. 

Nuestra enhorabuena en el día de hoy a todos los pamploneses y navarros, así como a los que llevan Fermín como nombre. MUY FELICES FIESTAS. 

Profunda es nuestra humilde plegaria al Santo co-patrón de Navarra, pues sus fiestas van más allá de una vivencia cultural y de ocio, de un mero recuerdo a la Pamplona de siempre, pues también son una vivencia de fe como fiesta cristiana. Las fiestas de San Fermín se originaron antiguamente con motivo de la feria mercantil de julio, pero la fe religiosa de nuestros mayores sumó una faceta esencial transformadora mantenida hasta hoy. La vida comunitaria no es una realidad al margen de la religión, sino la más amplia manifestación de la persona: una comunidad sin raíz, es masa amorfa y no pueblo o ciudad. Por eso, más que una feria mercantil de compra-venta, las fiestas fueron y son una celebración de toda Pamplona, manifestando todo lo noble y grande que tiene el hombre, aunque sentimos que no pocos tergiversen totalmente lo que han sido las fiestas hasta hacerlas irreconocibles en ciertos ámbitos.  

LA PROCESIÓN DEL SIETE DE JULIO. Así se iniciaba la procesión secular. La imagen del santo patrón salía con la gracia de siempre con el "Ya estoy aquí", de la iglesia parroquial de San Lorenzo, entre el aplauso de la muchedumbre, mostrando en su gesto una bondad irradiada, siempre nueva y paciente. 

"Los que ahí estáis esperando" al Santo, no os presentáis ante él una vez al año, sino que lo hacéis en el día a día cuando subís al coche, cuando pensáis en la fugacidad del tiempo y la vida, cuando hoy sois mutilzarras, veteranos o mayores los que ayer fuistes chicos alegres, cuando contraéis matrimonio -esto es, para toda la vida- en su preciosa capilla, y cuando visitáis a nuestro santo patrono para darle gracias e implorar ayuda. Este es  nuestro "San Fermín" o "Firmus", nuestro "Ferminico", el santo morenico de capa colorada y bordados dorados, que bendice y porta el báculo del buen pastor y gobierno en cuidado de la comunidad cristiana, atendiendo desde luego a todos los que se acercan a él. 


El Santo patrón a su paso por la calle Zapatería. Foto: RdeA, 2014
DEL APUNTE HISTÓRICO AL HOY. A quien desee ilustrarse digamos que esta parroquia de San Lorenzo tiene adosada la capilla barroca de San Fermín construida a comienzos del siglo XVIII (J.L. Molins Mugueta). La capilla, el Santo, sus alhajas etc. son del patronato municipal, patronato éste que las corporaciones defendieron ante la Obrería parroquial de San Lorenzo en un larguísimo pleito mantenido en la segunda mitad del siglo XVIII (J. F. Garralda). Sobre la historia y la leyenda de San Fermín han estudiado autores reconocidos como Goñi Gaztambide y, de una forma más divulgativa, Jesús Arraiza (canónigo de la S.I. catedral de Pamplona como el anterior).

Reavivada nuestra piedad cristiana al escuchar la advocación a San Fermín, no entraremos más en temas históricos y culturales. 

Un día como hoy es propicio para una alegría más allá de la seriedad del académico, para las buenas maneras, el respeto y el "hacer ciudad". Es decir, estamos hartos de aguafiestas y boicoteadores. Decimos esto último porque de nuevo la minoría de siempre, seguramente la misma que boicoteó el acto de la candidatura IMPULSO SOCIAL en las anteriores elecciones -acto éste gravísimo realizado concretamente en las escuelas de San Francisco de la Parte Vieja-, ha boicoteado a nuestra Corporación municipal en su último tramo de la procesión. 

Aplicaremos el refrán de "cría cuervos y te sacarán los ojos". 


Aparecen los majestuosos gigantes de Pamplona anunciando
al Santo patrón. Foto: RdeA, 2014
LOS BOICOTEADORES DE HOY. Ante el indigno y brutal boicot en la procesión contra el Ayuntamiento, digamos que apreciamos a nuestro alcalde como persona  en el ejercicio de su cargo, y que  respetamos a nuestro Ayuntamiento aunque tenga mucho que mejorar. Vemos en aquel y en éste la vida y los derechos de los vecinos de la ciudad de Pamplona, lo que no está reñido con la sana y contundente crítica que hacemos los tradicionalistas -o carlistas- al sistema de representación y la actual forma partitocrática de gobierno.

EL AYUNTAMIENTO ADMITE CRÍTICAS, aunque según de donde procedan no les hace ni pito de caso. Hace muy poco hicimos en este Blog  una fundada y seria crítica ante la dejadez de la administración municipal a cierta propaganda indecente que pulula en las farolas de unas calles que además son de todos. Advirtamos ahora el maltrato que dicha administración parece realizar y está realizando a algún local mercantil "sanferminero" que aunque tiene todos los permisos y el apoyo del juez, sufre la enemiga del Ayuntamiento y también de ciertos hosteleros de una de las calles del encierro...  Tampoco estamos conformes con lo ocurrido en la CAN, institución bancaria que fue mucho y ya ni existe, que nos escandalizó desde la prensa como casi la única vía como nos enteramos de las cosas. (Ya es poca representación social, ya). Tras el asunto de la CAN aquí parece que no ha pasado ná.  Ni estamos de acuerdo con el silencio de nuestro Ayuntamiento tras el boicot que algunos abertzales hicieron a la candidatura Impulso Social (IS) en Pamplona el pasado mayo, en la que estaba la CTC; por lo visto, y ante los abusos que cada cual puede sufrir, el lema es: cada cual que se las apañe como pueda

Desde luego tampoco estamos conformes  con los boicoteadores. Son unos malos ciudadanos y unos hipócritas. Corrompen nuestras calles como si hacerlo fuese parte de su estrategia legal-ilegal,  fastidiando la alegría de la procesión de San Fermín al intervenirla con pancartas reivindicativas ajenas al Acto, persiguiendo e insultando al Ayuntamiento y a los ediles, escandalizándose -esto con razón- por los "duros", "euros" o "dineros" que estuvieron y no están en una CAN desaparecida, mientras no obstante y  a la vez defienden el aborto que extirpa de forma asesina a vasquitos y no vasquitos en el vientre materno, tergiversan con mentiras  la imagen de otros, y oprimen a quienes -sea quien sea- no son como ellos. Como para hacerles caso. Tales boicoteadores son como el camaleón, abarcan todos los temas -humanos, históricos y hasta eclesiales y divinos-, y se meten en grupos mil temáticamente especializados, siempre "a la contra" y para criticar desde el purismo hipócrita y el cinismo.  


Pancarta abierta al pasar la Corporación municipal
 al comienzo de la calle Zapatería.
Aprovechando el hondo enfado popular en esta cuestión, la exhibición
más parece un pretexto y un "calentamiento" para
preparar lo que ocurrirá al final del trayecto de la procesión.
¡Qué poco les importa la procesión de San Fermín! Por eso, "que se vayan"
aunque no sé a dónde. Foto: RdeA, 2014
ABERTZALISMO HIPÓCRITA. Bien está reivindicar, pero ello exige que sea con justicia, criticarse primero a sí mismo (los abertzales deberían callar siempre por pura decencia), de una forma adecuada y en su debido momento. Algunos hacen alarde de saltarse todo y campar por sus respetos. 

Si los abertzales del boicot al Ayuntamiento pamplonés (¿boicotearían al de San Sebastián...?) dicen que el sistema actual no es representativo, en realidad no se lo creen ellos porque "pasan" de todas esas cosas, aunque sí se lo crean otros como los tradicionalistas que actúan de forma totalmente diferente a ellos.  ¿Hipócritas?: sí, porque los abertzales utilizan a su propio beneficio y con una total deslealtad, el sistema que critican y del que están vivendo, son una partitocracia más que se convierte en mafiocracia,  y quisieron quitar la voz y presencia física a IMPULSO SOCIAL en el boicot que le hicieron en las escuelas de San Francisco este mes de mayo (¿se acuerda también "Diario de Navarra" que ni lo citó en su prensa informativa?). HIPÓCRITAS -de nuevo-. 


Los alguaciles de la corrida de toros del 7 de julio. Foto: RdeA, 2014
Enmudezco ya. Sólo quiero añadir: "¡VIVA SAN FERMÍN!", y que VIVA o BIBA de verdad. Y que nos proteja a todos. Que nos proteja de otros y hasta de nosotros mismos. Amén y aurrerá. 

Ramón de Argonz y de la Urrutia
Pamplona/Iruña, 7 de julio de 2014




Plaza del Castillo desde el Casino Central. Foto: RdeA,2014
Fotografía: RdeA, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada