Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

domingo, 1 de mayo de 2016

El Primero de Mayo, un pretexto para la Ikurriña

NOTICIA

IKURRIÑAS A LA CALLE: 
¿ESTO IMPORTA UN DÍA COMO HOY?
(Y el paro y empobrecimiento de Navarra siguen adelante).

El 1º de Mayo, fiesta del Trabajo, ha sido el pretexto para sacar de nuevo las ikurriñas a las calles de Pamplona. Este es el contenido que los manifestantes del sindicato LAB han dado a su callejear por el centro de la ciudad hacia la una del mediodía. En muy segundo plano queda favorecer el ámbito laboral, o bien criticar la labor del propio Gobierno que es precisamente de su cuerda.
Ests manifestantes y el flamante Gobierno "Barkos" (nacional-separatista y/o socialista), ignoran cómo crear trabajo y riqueza. El sindicato LAB es de economía dirigista con dejes de planificación central, y el Gobierno del cuatripartito va arruinando Navarra con su torpe quehacer, y algunos dicen -creo que no exageran-que para facilitar su anexión a Euskadi.
Los manifestantes de LAB han coreado contra el capitalismo mundial, por el socialismo y por la independencia política respecto del resto de España. Esto, primero lo hicieron los separatistas artificialmente hacia el año 1978, flanqueados por el terrorismo etarra, y después en las crisis económicas de 1973 y 1981, Luego lo hicieron durante la tercera crisis de 1993. Ahora, al parecer, aprovechan la ocasión histórica de la crisis económica más honda iniciada en 2007, paralela a la entrega del poder político en Pamplona y Navarra -a título experimental- a los separatistas por aquello de que ETA deja de matar aunque siga con las armas en la mano. 
Los del cuatripartito (¡uf, qué lío!) son impotentes y contradictorios. Eso sí, gritan muy fuerte como para dar miedo. Hoy sacan sus ikurriñas sintiéndose fuertes, creyendo dominar a los navarros, y porque es -¡qué caramba!- lo que toca hacer.
Nosotros tomamos nota de lo ocurrido. Para nosotros el trabajo humano es de tal importancia que es cosa santa y no una ocasión y pretexto político o revolucionario. Desde luego, lejos del materialismo que trae las crisis, sabemos que el trabajo es para el hombre y no el hombre para el trabajo, y que el mundo trabajo no puede prescindir del hombre ni de los miramientos debidos al hombre.
Hoy, los manifestantes del sindicato nacional-socialista LAB no han hecho tanto hincapié en las mejoras laborales y de trabajo como en la independencia de su Euzcadi imaginaria.
Entre otros sindicatos politizados, este sindicato es tal que no protege al trabajador, que abarca desde el peón hasta el funcionario y alto directivo, sino que manifiesta su ideología separatista.

Primero de mayo, personas del sindicato LAB en la avenida de San Ignacio de Pamplona,
esquina con la calle Cortes de Navarra. Foto:JFG2016


Tengan Vds. paciencia y les diré qué pasa aquí. 
Ocurre que la mala política -la politiquería que decimos los de pueblo- ha desbancado los verdaderos intereses laborales. Por algo los sindicatos no politizados -que los hay aunque por no depender de partido político alguno no se reparten con desvergüenza el pastel de los recursos públicos- no se han manifestado hoy. Los partidos políticos LAB, PNV, IU y PSOE utilizan a sus sindicatos como un brazo armado.
Ocurre que los manifestantes cuyos ideólogos del cuatripartito se apoltronan en el actual Gobierno separatista-socialista en Navarra, no pueden criticar a dicho Gobierno, que es el suyo. Por ello despejan el balón del paro, la precariedad y los salarios basura mediante la fácil critica al capitalismo mundial sin rostro. “¡Despejemos el balón fuera de la propia puerta!”. Ello les permite utilizar el término capitalismo a fuerza de marxistas, ignorando que el capitalismo de las multinacionales se asemeja al capitalismo del Estado, aunque sea mucho más productivo: ambos tienden a cierta planificación central -con distintos centros, desde luego-, sin desde luego formar el tejido industrial y laboral de España. Según esto, la pasión ideológica hace que a los socialistas en general y separatistas en particular la realidad les importe un pimiento.  
Ocurre que los sindicatos portadores de la ikurriña protegen a su Gobierno nacional-socialista que olvida la importancia estratégica del Canal de Navarra y del tren de Alta Velocidad. Desde la ciencia económica quizás sea pronto para realizar un cierre de balance, pero hay indicadores muy preocupantes. El Gobierno ignora que una mayor presión fiscal es muy negativa para nuestra economía. Perjudica a miles de trabajadores de la Clínica Universitaria. Alcanza largas listas de espera en Sanidad de manera que más de 1.100 navarros ya han superado la espera legal de seis meses para ser operados, y que un total de 19.126 personas están en espera para pruebas médicas complementarias. Sube los impuestos a todos especialmente a las familias con varios hijos a cargo. Hace que crecimiento económico vaya disminuyendo. Las empresas se están yendo de Navarra. La economía se hace poco a poco venezolana por un modelo económico ofrecido por el cuatripartito y cuestionado por muchos. El Gobierno logra un aumento del paro laboral de 2.300 personas -¡qué más les da si mandan sus amigos!- en el primer trimestre, destruyéndose 1.500 empleos. (Aunque los últimos datos son menos catastróficos). Así, en Navarra el desempleo afecta a 43.700 personas y la tasa de paro es del 14,25%. Renuncia a la Renta Básica Universal en contra del punto básico del cuatripartito. Los profesores de la enseñanza social o concertada se han unido para que se les aplique la misma subida salarial del 1% que en la red pública. Se da trabajo a los suyos por aquello de la emoción lingüística, así como a las organizaciones que viven de la subvención, y de su bla bla bla.
La ikurriña en un sindicato marxista causaría risa por la contradicción que supone un marxismo internacionalista y nacionalista a la vez, salvo que este nacionalismo se reduzca a la lucha separatista contra España. Stalin fue ministro de nacionalidades. Quizás una vez ganada la lucha, planteada como guerra político-militar, se quieran federar con lo que quede de España rehaciendo la URSS a la española.
Sí, la salida a la crisis que ellos mismos crean por el desgobierno nacional-separatista dentro de una Navarra que no piensa así, está en la independencia de Euskadi (en su día Euzcadi) respecto del resto de España que es lo que ellos de verdad buscan.
Paradójico pero es así.
Y la buscan aunque luego se conviertan en una Cuba a la europea. Su cinismo dirá que la culpa de esta ruina no la tiene su socialismo económico sino el malvado capitalismo del nuevo orden mundial (NOM).


Pues, miren: nosotros sí que estamos en contra del NOM (Nuevo Orden Mundial) desde hace más de 40 años, nos disgusta mucho el mundialismo apátrida que no busca el bien común, y estamos contra la idelogización en el trabajo. Queremos la libertad económica de la economía mixta, instituciones sociales no politizadas, que el poder civil ayude y no esquilme con tributos a las familias, a las empresas y fortunas, que Navarra no sea la Comunidad con más impuestos, que se ayude a crear empleos a las empresas navarras, que no conciba a éstas como medio recaudatorio, que no se aumente la Demanda agregada o Gasto público salvo en las grandes obras públicas que Navarra necesita.
Queremos un salario familiar que sea suficiente para el sustento del trabajador, de su familia e hijos. Ya lo exigía León XIII en Rerum Novarum de 1891. ¿Quién le ha hecho caso? Ahora sufrimos las consecuencias.
La pobreza no es causa de la cuestión social, sino que la cuestión social procede de la negación o el olvido absoluto del fin último del género humano, es decir, del olvido de qué es el hombre. El punto de vista aún el económico, cambia según que el fin del hombre se halle en esta tierra o se prolongue una vez que fallezca. Por eso el tema del trabajo está imbricado con otros muchos temas humanos. ¿Quieren que haya pan prescindiendo y aún en contra de Dios? Pues se quedarán sin trabajo y sin pan. ¿Y la contra concepción y el trágico tema del aborto? Pues quedarán envejecidos y sin pensiones. ¿No se dan cuenta que Dios, y la moral natural o católica son la principal defensa del débil y del que nada tiene?


¿Por qué decimos esto? Porque el materialismo, y el individualismo y su concomitante el socialismo, conducen al consumismo, a esquilmar los recursos de la tierra, a la superproducción e inflación, al dirigismo económico del Estado o las multinacionales, a sustituir a la persona por el individuo aislado, a pagar salarios basura, a la evasión de dinero y utilización de paraísos fiscales, al monopolio y la especulación de bienes y bursátil, y, aquí, a sustituir al hombre por una colectividad identificada con la Nación o el Estado, que lógicamente exprime la propiedad privada para construir la “Nación-Estado socialista”.
¿No existe una gran afinidad entre las ideologías del liberalismo económico, y las del socialismo y el anarquismo, que proceden de aquel? Es más, puede decirse que el liberal Rousseau fue el padre del socialismo. Desde luego, liberales y socialistas combaten la existencia de instituciones sociales y laborales no politizadas e independientes de subvenciones, la partitocracia y del Estado.

En fin, ni el NOM, ni la nación-Estado totalitario, ni las multinacionales absorbentes respetan la persona, nuestras familias, nuestros negocios y empresas, nuestros ahorros que son inversión, nuestras instituciones sociales no politizadas, ni la misma política en su ámbito.
Hace años, nada más y nada menos que allá en 1895, el P. Antonio Vicent (Socialismo y anarquismo… Valencia, 1895, 684 pp)  decía:
“No se puede calcular el efecto que produce en la muchedumbre desgraciada y pobre cuando se les predica que la culpa de todos sus males se halla en la sociedad, en los gobernantes, y no en ellos, y si quieren ser felices y Virtuosos, conviene destruir y aniquilar la sociedad actual” (p. 75).
No existe una perpetua lucha entre el capital y el trabajo, pues la teoría de los valores en Marx no es teoría verdadera ni ley económica, mientras que sí existe un perpetuo conflicto entre la avaricia por un lado y la generosidad por otro, entre el egoísmo y el servicio, entre el becerro de oro y el dinero como medida y modo de intercambio, entre la utopía del paraíso en la tierra y la verdad de un vivir digno como vía medio.

Ramón de Argonz y de la Urrutia

Pamplona/Iruña 1 de mayo de 2016
Fotos: propiedad de Ramón de Argonz (RdeA2016)

Puede parecer extraño que incluyamos las pirámides de población  de 1995 a 2050,
pero ello refleja que el problema actual más pavoroso es el envejecimiento poblacional. Esta es la mayor precariedad. 
De ello se deduce que el problema actual es mucho más que económico. 
El NOM estimula dicho envejecimiento, habiendo vivido la generación que sufre la crisis de 2007  muy por encima de sus posibilidades. A su vez, 
entre la población activa cada vez es mayor el número de funcionarios, a costa de la población productora, que cada vez es más reducida. Imagen de la Red. RdeA2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada