Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

domingo, 10 de noviembre de 2013

TERRORISMO. EL CHANTAJE Y TRAMPA DE HITLER EN MUNICH (1938) SE REPITE HOY EN ESPAÑA (2013)

OPINIONES
EXCARCELACIÓN DE TERRORISTAS
(Política del Gobierno abortero de derechas)


Añadir leyenda
PRESENTAMOS un artículo de opinión de un periodista anticarlista que, en esta ocasión, critica con acierto la política miserable e inexplicablemente entreguista del Gobierno de Rajoy sobre el asunto de ETA y sus adláteres. Puede decirse que el PP consiente que la ETA triunfe. Uyalar dijo en TV hace muy poco que los suyos son los que le han vencido. Sus votantes no se lo podrían imaginar. Ni podrían imaginar lo que el PP hace en esto, ni en el tema del aborto, el divorcio, la unión de homosexuales, la educación…. Los mismos perros que el PSOE pero con distintos collares. En realidad de la buena…, ¿quién es su amo?

OTRA COSA. Tengo ya alguna edad, pero recuerdo que aquellos con los que me formé –varios de ellos viven entre nosotros- me decían hace más de tres décadas: a la gente buena les vencerán los suyos, los liberales de derechas harán que ETA gane, o a Navarra la meterán en Euzkadi los mismos de derechas. Las dos primera afirmaciones se han cumplido. Ahora falta la tercera. Y el mal será irreversible, como parece –otra cosa es que en realidad sea así- que irreversible es todo lo malo.

Libertad para todos y para todo pero… contra lo bueno. No puede ser de otra manera cuando se decreta rienda suelta y a todos, al uso indiscriminado del libre albedrío (para la libertad o para el libertinaje). La utopía del no imponer nada a nadie conlleva en la práctica la realidad de que los pícaros y asesinos imponen lo suyo a los demás. Esta es otra verdad que los autodenominados “demócrata-cristianos” (que de demócratas poco o nada tienen) olvidan y no ven por mucho que se topen con las consecuencias a las que estamos llegando.



Los carlistas siempre hemos criticado que los liberales con algo de sentido común y hasta a veces valientes, pongan TRONOS A LAS PREMISAS Y CADALSOS A LAS CONSECUENCIAS. En algunos temas es el caso –con todos mis respetos- de Federico Jiménez Losantos, cuyo libro La dictadura silenciosa. Mecanismos totalitarios en nuestra democracia, (Madrid, Ed. Temas de Hoy, 270 pp.) leí  en 1993 con mucho gusto. También leí con gusto la obra de Jean-François Revel, Cómo terminan las democracias (Barcelona, Ed. Planeta, 1983, 254 pp.).

Pues bien, tenemos otro sector de liberales, los del Gobierno del PP y sus paniaguados enchufados, fruto del dedismo y que no saben hacer en la vida otra cosa, que practican esas consecuencias (TRONOS A LAS PREMISAS Y… TRONOS A LAS CONSECUENCIAS) que los citados correligionarios suyos con algo de sentido común o de libertad (conozco de todo entre ellos, siempre llenos de contradicciones),  tanto les critican.

Pero… VAYAMOS A LAS CAUSAS; es lo que hacemos los tradicionalistas desde hace muchísimo tiempo, y, al menos, tenemos la dicha de que los hechos nos den la razón. Pero parece que siempre es tarde. ¿Qué hacer para que nos den la razón a tiempo? Es decir, ¿qué hacer para que sirvan de verdad al bien común? Quizás la respuesta la haya dado Pedro de la Hoz en 1855 –director del diario carlista “La Esperanza”- cuando criticaba al melifluo Martínez de la Rosa. De la Hoz decía que el liberalismo es un virus que tiene la cualidad de impedir dar el brazo a torcer aunque se vea la necesidad de hacerlo con los propios ojos. Ese es el virus.

José Fermín Garralda
Pamplona, 10-XI-2013

COMO NOS PARECE BUENO, TOMAMOS DE “LIBERTAD DIGITAL”  OPINIÓN, EL SIGUIENTE ARTICULO.
ESPERO QUE SU AUTOR NO SE ENFADE Y QUE VEA CON GUSTO EL HECHO  DE QUE LO DIVULGUEMOS. YA HEMOS HECHO NUESTRA PEQUEÑA CRÍTICA. AHORA VA ÍNTEGRO  PARA EL LECTOR.

José Fermín Garralda
Pamplona, 10-XI-2013

Excarcelaciones en la Audiencia
2013-11-08

Rajoy en Perpiñán

Por Federico Jiménez Losantos

Hay que felicitarse de que, en el momento de redactar estas líneas, Rajoy no haya ordenado el ingreso en el zulo de Ortega Lara para ser de nuevo torturado por Bolinaga. Ni siquiera ha sido llamado a declarar en el juzgado de Gómez Benítez, en calidad de imputado, José María Aznar, por censurar en público la doctrina gubernamental del aguacero ensordecedor como política antiterrorista. También comunicamos a los lectores de Libertad Digital y a los oyentes de esRadio que, hasta ahora, no hemos recibido orden de interrumpir nuestras actividades informativas o limitar nuestra capacidad opinativa.
Pero, por si acaso, vamos a aprovechar. En cualquier momento puede decretarse en España el toque de queda periodístico para que Rajoy no sea molestado en su fin de semana por los gemidos de dolor, los aullidos de indignación y los insultos feroces, empedrados de tacos y blasfemias, que contra su persona y su cargo profieren las víctimas del terrorismo. Y van a seguir profiriendo. Y nosotros con ellas. Aunque Ángeles Pedraza y Mari Mar Blanco contraigan una discreta afonía para no estropear el sonido de su silencio cómplice con Rajoy en la plaza de Colón y telediarios anejos.
Si el Medievo acuñó el dicho "el matador fue Vellido y el impulso soberano", ahora ya no cabe duda de que el ex-carcelador de etarras será Marlaska u otro juez de paso, pero el impulso es y sólo puede ser rajoyano. Sin la acción del Gobierno, inacción en Estrasburgo pero acción decidida en la suelta de Bolinaga, no estarían los jueces con aspiraciones –que son casi todos- soltando etarras a toda velocidad, no sea que a alguno se le crucen los cables, tenga un ataque de dignidad y se interrumpa el proceso. El Gobierno no puede impedir del todo la actuación de un juez, pero sí puede dilatarla, diferirla, obstaculizarla o ralentizarla. Y como el Gobierno, el Consejo General del Poder Judicial. ¡Que le pregunten a la juez Alaya! Los señores, señoras y señoros del CGPJ, el Supremo y el Constitucional son hijos de la coyunda interminable PP-PSOE que, con la seguridad de un embarazo, renueva la población de togas empingorotadas cuanto sumisas. Si en cualquiera de esas instancias, que se resumen en dos, jueces del PP y del PSOE, se hubiera querido interrumpir la amnistía encubierta, se habría hecho ya. Y si no se ha hecho es porque Rajoy no quiere. Así de sencillo. Así de siniestro.

Es tan horrenda la situación de España que no cabe esperar consuelo ni siquiera de la cobardía de Rajoy. Podría, el próximo día 12, enmendar en el Supremo la supuesta e injustificada rendición de la Audiencia Nacional ante el TEDH de Estrasburgo. Podría, pero no creo que lo haga. El único valor que le queda al presidente es mantenerse en la cobardía de amnistiar a los peores asesinos y a los más viles enemigos de la historia de España. Y ese valor, el de rendirse, no le faltará. Mientras podamos, tampoco dejaremos nosotros de criticar esta vileza, esta continua y sórdida traición. En Perpiñán pactaron, en vísperas del 11M, la ETA y ERC, con el apoyo del PSOE. Hoy, Mariano Rajoy ha llegado, también, a Perpiñán.


Por la transcripción e imágenes de la web, JFG 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada