Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

domingo, 17 de noviembre de 2013

"POR EL ABORTO CERO. POR UNA VIDA SIN RECORTES" (Pamplona)

CRÓNICA DE UNA GRAN MANIFESTACIÓN


IV Marcha por la Vida en Pamplona.
"Para no dar ni un paso atrás"

Parte de la manifestación por Yanguas y Miranda. Foto:JFG2013
17 de noviembre de 2013. Se ha celebrado la manifestación “IV Marcha por la vida. Por un aborto cero. Por una vida sin recortes”, en Pamplona.
Suma de fuerzas. Nueva sacudida del sopor –que sea la definitiva-. Ambientazo civilizador. Tristeza contenida y dolor del alma por el holocausto silencioso. Alegría de vivir. Oración a Dios. Convocados a las 11 horas enfrente del Parlamento de Navarra, niños, padres y abuelos, las tres generaciones, se han reunido como “Navarra por la vida. Nafarroan ere bizitzaren alde”.

Avda. de Roncesvalles.
Foto:JFG2013
Durante quince días antes un grupo hizo una campaña de pegatinas “Abortar es matar”. Muchas fueron boicoteadas con odio y luego repuestas.
Después, los espontáneos han hecho una pegada de carteles de la convocatoria del 17-N por todo Pamplona, aunque muchos fueron arrancados ex profeso por los aborteros. Por eso, y al estar muchos carteles a la vista, todo indica que se hicieron varias “pegadas”. Al parecer, la última se efectuó el mismo día, en el  IIº Ensanche, de par de mañana. Seguramente los aborteros seguían durmiendo la mona.
La manifestación cortó el tráfico del centro de Pamplona. “Y santas pascuas”. No se cuántos iban en ella, pero eran muchos. Las pancartas colectivas iban las primeras, seguidas de alguna bandera de “Derecho a vivir”. Decían así: "El embarazo son 9 meses de ilusión, el aborto es toda una vida de amargura" y "Por una vida sin recortes: no al aborto". A la mitad estaba la pancarta de “Alerta navarra” -que el último viernes convoca al Rosario enfrente del abortorio de Ansoáin-, y cerraba la manifestación la pancarta “Aborto no. Dios ama al embrión”, que la CTC de Navarra posa el día 25 de cada mes desde hacer años enfrente del Parlamento de Navarra. No se olvide a quienes confeccionan videos. Esa es nuestra pancarta particular.

Pancarta veterana de la CTC 
que cerraba la manifestación.
Se exhibe en la calle, enfrente
del Parlamento de Navarra,
a las 20:00 horas 
y durante media hora,
 todos los 25 de mes. Así se  
hace durante años. 
Como para ningunearla. 
Foto:JFG2013

“El aborto es el peor de los desahucios”, decía el cartel de la convocatoria. Este cartel se editó a blanco y negro, por carecer de la pasta que tendrían los oficialistas aborteros –abertzales o no- para hacerlos en color. Unos tanto y otros tan poco: no hay derecho, pero la sociedad que defiende la vida se ha ganado la miserable situación actual a pulso por fiarse durante décadas de quienes no debió.
Trabajaron en la cartelada espontáneos de Derecho a vivir, Andevi y Comunión Tradicionalista Carlista. Estuvieron presentes en los trabajos Escuela de rescates, Alerta navarra y el representante de AES. No se si hubo otros; de haberlos, disculpen la ignorancia.
Los lemas coreados fueron: “Vida sí, aborto no”, “Si les matan, no les votes”, “Y luego diréis que somos cinco o seis”, “Rajoy y Zapatero: aborto, cero”, “Dejadles nacer y apoyar a la mujer”, y el simpático “Viva la madre que me parió”.
La manifestación desfiló con paso firme desde el Paseo Sarasate por la avenida Baja Navarra hasta la plaza Merindades, enfrente de la Delegación del Gobierno. Ahí los manifestantes se detuvieron, posaron sus pancartas, y corearon lemas.

Los testimonios personales comunicados por altavoz fluyeron con soltura, incluido el de un voluntario de la Escuela de rescates de Navarra (ERN). Al final, Sancho, joven de “Alerta navarra”, leyó el manifiesto, cuyo comienzo dice así:
“Hace dos años el Partido Popular prometió proteger la vida del nasciturus en su programa electoral.
Sin embargo, tras ganar por mayoría absoluta, el gobierno mantiene vigente una ley que contempla el aborto no ya como un delito despenalizado en algún supuesto, sino como un derecho de la mujer, dejando la vida del concebido totalmente desprotegida.
Se estima que durante dos años de gobierno popular, se han provocado en España unos 240.000 abortos con un coste aproximado de 120 millones de euros.
Del mismo modo, en Navarra se han provocado en este tiempo, unos 1.650 abortos quirúrgicos que han supuesto un importe cercano a los 700.000 euros”.
El manifiesto interpelaba a todos los políticos del Gobierno y de la oposición parlamentaria (ya sabemos que hay otros sectores políticos extra parlamentarios, que tienen toda la razón en ese gran tema).
El manifiesto recordaba la ley 63 del Fuero Nuevo, y exigía: la derogación de la ley del aborto y una ley de aborto cero, la eliminación del supuesto del aborto eugenésico en contra de distinguir enfermos de primera y segunda categoría, acabar con el coladero del supuesto del riesgo para la salud psicológica de la mujer, no destinar fondos públicos a iniciativas que atenten contra la vida humana en cualquiera de sus fases, la protección de la vida desde el momento de su concepción, la promoción de apoyo a la maternidad, el fomento de adopción, una pedagogía pública contra el aborto, la derogación de la manipulación de embriones y poner fin a la distribución de la “píldora del día después”, la protección a las madres y a las personas con problemas…
A continuación, la persona indicada leyó íntegramente el mismo manifiesto en vascuence o euskera.
Propaganda erótica
indigna de nuestra ciudad.
Avda. Baja Navarra.
Foto: JFG2013

Es decir –digamos desde el público- exigimos una vida sin exclusiones, sin egoísmos asociales y antisociales, sin recortes de ningún tipo. Una vida en paz y sin matar a la persona e hijo de Dios. La defensa de la vida es integral, o de lo contrario pierde su verdadero fundamento. También en la época de los nazis había quien miraba para otro lado –así decía otra pancarta-. En efecto, el aborto es un gran holocausto. Que no sea tal, y que tampoco lo sea silencioso.
Así, la IV Marcha por la Vida ha clamado, reclamado y exigido la defensa sin tapujos de la vida. Intentemos mirar a los ojos de cada niño sacrificado y de cada madre sacrificadora, presionada muchas veces por el enriquecimiento de algunos miserables, sanitarios sin conciencia, y el egoísmo ilimitado de otros.
A la hora y cuarto de iniciarse la manifestación, muestra marcha en pausado y firme movimiento cumplió su primer objetivo. El segundo es el trabajo del día a día en todos los ámbitos, incluido –lógicamente- el político. Por lo mismo que el derecho a la vida humana es integral, también los ámbitos de trabajo en la sociedad deben ser integrales, siendo el ámbito político uno de los primeros y más abandonados. El por qué esto último lo explicaremos otro día. 

Vaya mi felicitación a quienes han removido nuestras entrañas y la conciencia. Por ejemplo, al esfuerzo de Derecho a Vivir y otras organizaciones ya citadas. Y nuestro perdón a quienes han destrozado los carteles anunciadores; ¿no se dan cuenta que nada han logrado? La lluvia y el frío fueron vencidos por el calor del alma y la ilusión de vivir.
José Fermín Garralda

Pamplona 17-XI-2013                                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada