Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

lunes, 9 de julio de 2012

In memoriam. Don NEMESIO CORTÉS IZAL

OBITUARIO


NEMESIO CORTÉS IZAL (OCHAGAVIA-PAMPLONA), 
CABALLERO CATÓLICO Y TRADICIONALISTA
CON INMENSA PENA, lamentamos la ausencia entre nosotros de don Nemesio Cortés Izal, que el pasado 3 de julio entregó su alma a Dios en Pamplona, donde residió durante toda su larga y activa vida.

Nuestro correligionario
D. Nemesio Cortés Izal, 
a sus 63 años 
("Diario de Navarra"5-VI-1977)
Preferimos esta imagen a la
de DdN  del 7-VII-2012 
Nació en Ochagavía, villa del Valle de Salazar a los pies de la Virgen Ntra. Sra. de Musquilda, en 1914, y ha gozado de una vida casi centenaria. Contrajo matrimonio con Conchita Martinicorena, de la que tuvo siete hijos que le han dado numerosos nietos y biznietos.
Siendo joven de 19 años, solicitó en ingreso en la Comunión Tradicionalista Española y quiso constituir la asociación local de la “Juventud Tradicionalista” en su pueblo junto con otros cuatro ochagavianos. Sus motivos fueron principalmente religiosos y patrióticos. Firmaron el documento –conservo el original- en Ochagavía, el 8 de julio de 1933.
Fue suscriptor de numerosos periódicos y revistas de pensamiento católico y tradicional, que leía con atención y subrayaba, recortaba y clasificaba. Citarlas sería prolijo.
Hombre muy generoso, ayudó mucho económicamente al periódico carlista “El Pensamiento Navarro” (EPN) en la década de 1970 hasta su desaparición el 13-I-1981. Fue el secretario de la editora “Editorial Navarra S.A.” de dicho periódico.
En 1980 ingresó en la Hermandad canónica de Caballeros Voluntarios de la Cruz, a la vez que Alcocer (que será asesinado por ETA), Fco. Javier Lizarza, Carlos Etayo, González Echávarri etc.
Años después, reconstituida la Comunión Tradicionalista Carlista en 1986, fue muy generoso en sus donativos a la CTC de Navarra. Por ejemplo, desde 1996 y junto a ocho personas, mantuvo económicamente el nuevo círculo carlista de Pamplona.
Hombre bueno y recto, delicado en el trato, coherente o lo que se dice “de una pieza”, muy generoso, tomó con verdadera vocación sus responsabilidades. Fue muy conocido socialmente pero él siempre fue muy discreto. Su vivir y su concepción de la realidad determinaron sus actuaciones, y utilizó sus recursos económicos para mantener a su numerosa familia y hacer muchas obras buenas por las que, sin duda, el Altísimo le habrá acogido con su inmenso amor y recompensado. Unidos a su familia, descanse en paz.
José Fermín Garralda Arizcun

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada