Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 19 de septiembre de 2015

Amigos del Monumento de Navarra

REPORTAJE


EL AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA SE DEDICA A CAMBIAR NOMBRES DE PLAZAS Y CALLES. Ahora le ha tocado a la plaza Conde de Rodezno: primero se le apreciaba como ilustre personaje navarro y amigo de muchos (por cierto enseguida dejó voluntariamente de ser ministro de Justicia por muy serias discrepancias con el Régimen), luego se apreció su título nobiliario -también ilustre- para conservar el nombre que denominaba la plaza, y ahora los nuevos munícipes no aprecian nada de nada. 
Lógicamente una cosa es el nombre de una plaza y otra su contenido, que en este caso es de los vecinos, de Pamplona y Navarra, de la historia, y del arte que recibe la protección jurídica. Son realidades distintas. 
Sí,  en LA CIUDAD DE PAMPLONA, concretamente al final de la Segunda Zona del Nuevo Ensanche, se encuentra el Monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada. Lleva desde 1952 ante los ojos de todos, es imponente y bellísimo, y es para muchísimos a modo de un corazón de Pamplona y de Navarra.
Pues bien; su existencia tal cual es (cruces, lápidas, estructuras etc.), peligra con los nuevos ediles y alcalde. Esto no es del todo nuevo porque ya otros acomplejados se cargaron antes la debida valoración de su significado. Nosotros no nos casamos con nadie, aunque reconocemos que unos son más que otros los grupos de presión y políticos que tienen vocación talibán. 
Ante el actual nerviosismo y presiones de algunos grupos ideologizados sobre los cargos de su misma ideología -o bien sobre otros clericales- es necesario decir esto a todos los pamploneses, navarros y españoles. 
Es sabido -en esto sí se guarda silencio- que también peligra la utilización religiosa de su hermosísima cripta, aunque creemos que no llegarán a tanto. La libertad religiosa de los católicos, la libertad civil de los ciudadanos, los acuerdos de donación del arzobispado al Ayuntamiento, la costumbre etc. se opondrían a ello. Si creemos que importa dicha cripta -nosotros creemos que importa muchísimo-, cualquier acto que signifique una pérdida para ella es un acto de fuerza. Y no digamos si además se ha hecho fuerza contra ella en la calle, si durante 40 años (1976-2012) nadie dijo nada, si desde 1958 hasta ahora se celebra culto religioso, si en muchos lugares de Pamplona se deja canónicamente celebrar culto privado...
Los que carecen de programa político salvo su ideología "anti", sus afanes secesionistas, su desmemoria y venganza histórica,  y el anticristianismo de ciertos partidos, se vuelven "talibán" porque me llamo "león".
Basílica y cúpula, el arquerío a ambos lados del cuerpo central, la plaza bien organizada y digna del disfrute de mayores y pequeños, los hermosos árboles que dan sombra a tan gran espacio, y un bello estanque con mil reflejos, refulgen de atardecida anunciando el merecido descanso de todos. Y sobre todo llaman a la oración. 


Parte trasera de la basílica con el arquerío del lado de la parroquia de Cristo Rey.
En dicha parroquia se encuentra La Piedad de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz,
que también tienen un precioso Santo Cristo en la cripta basilical. 
Es una pena que muchos pamploneses desconozcan que en la cripta de este hermoso monumento
se realiza hasta hoy el ejercicio privado del Via Crucis entre otras oraciones. Cripta: cementerio y cimiento como lugar de oración. La alegría y tranquila custodia  por parte de la Hermandad choca con los temores sembrados hoy por atrevidas minorías que tanto daño hacen a todos y a la convivencia. Dicha Hermandad celebra el Via Crucis
en la cripta desde el año 1958,  año en el que comenzó la celebración de la Santa Misa en la basílica. 
A la izquierda la parroquia de Cristo Rey, con el arquerío que le comunica con la basílica.
Toda la zona monumental expresa una realidad temática, urbana y arquitectónica. 


Lugar de convivencia y tranquilidad ciudadana.


Fotos: Ramón de Argonz 2015
Se reservan los derechos de autor de las cinco imágenes.

José Fermín Garralda,
Pamplona, 19-IX-2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada