Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

viernes, 3 de enero de 2014

CRÓNICA de la defensa de los Santos Inocentes en Pamplona. Muy bueno (Claro, faltaban los autodenominados prudentes e inteligentes...)

CRÓNICA

          VISTA PARCIAL de la concentración del día de los Santos Inocentes en Pamplona, enfrente del Parlamento de Navarra, que es uno de los principales lugares donde se cuece la legislación abortera. 
          Había tres pancartas: la acostumbrada de la CTC de Navarra, la de los Jorge, y la de jóvenes "Alerta Navarra". Hacía frío, lo que retrajo a no pocos padres con niños pequeños. En otras ciudades la concurrencia fue mayor debido a que no tuvieron la concentración del día anterior, que en nuestro caso fue con el sr. Arzobispo de Pamplona en Ansoáin. 
          Fue débil la voz, pero fue la voz de los que no quieren doblegarse y callar en la calle, y ante las instituciones políticas una vez que han decidido lo que sea, ante el Holocausto silencioso. 
          Mientras tanto, otros estaban comiendo y bebiendo o bien en sus casitas: no queremos juzgarles porque nuestra propaganda nunca se hace del todo bien, otros son inconscientes, y unos terceros no quieren enterarse de nada. Allá cada cuál, pero gracias a personas así, que tienen la jerarquía del servicio del todo alterada, así estamos. 
* * *
          Consta que algunos votantes peperos, que se creen escrupulosicos pero que tienen una conciencia laxa, contradictoria o muy desorientada en estos importantes temas, no quisieron estar presentes en dicha concentración porque en ella -decían- se presentaban siglas políticas. Veamos qué hay de esto. 
          Son los que no hacen ni dejan hacer. Por lo visto, sólo las siglas que ellos votan debieran estar presentes (es decir, tendrían derecho a ello), y eso en plena democracia liberal-socialista. Si sus siglas faltan, prefieren que falten todas, por lo visto para no quedar ellos mal y que no haya "agravios" comparativos.
          Si ellos hubieran llevado cualquier otra sigla con un eslogan realmente pro vida, que sepan que hubiera sido admitida. ¿O es que no tienen siglas? También pueden exigir que las siglas del PP, UPN, PNV, CiU... sean pro vida de verdad y no -ni en poco dando dinero con el cual se mata, ni en mucho; ni por omisión o por comisión- aborteras. ¿Es que no pueden existir otros partidos políticos diferentes a los citados, que defiendan la vida con todas sus consecuencias, sin ser más o menos aborteros como estos lo son? ¿Es que sólo el partido al que ellos votan defiende la causa de la vida, independientemente que todos sepamos que no es así? ¿Es que realmente la defiende cuando ha pasado de tantas cosas, y ha hecho unas u otras? 

          Algunos meapilas temen ser "utilizados" por las siglas de las pancartas de la fotografía, como si ellos mismos no fuesen utilizados por las siglas que no estuvieron presentes. Hace falta estar ciego. ¿O es que se conforman con las siglas del PP, UPN, PNV, CiU... donde se da cobertura legal al aborto (en realidad lo legitiman aunque no quieran reconocerlo) y que incluso donde se dan los medios necesarios para abortar? 
          Digámoslo claramente: no, los que se sujetan a los actuales partidos gobernantes y del turno, no debieran anteponer a la vida, con ocasión de las concentraciones expresadas en la calle, las siglas políticas que defienden subjetivamente, ni tampoco las cotas de poder alcanzadas por sus amigos infiltrados -o no- en el poder, ni excluir de la defensa de la vida a las pancartas de la imagen que comentamos, ni identificar en la práctica la causa de la vida con el partido político al que tienden por gusto o por "mal menor" -según dicen-. Han demostrado que ellos sí buscan el monopolio y cerrar la boca a los pro-vida-sin-rebajas, acusándoles de "politizar" la causa de la vida -cosa que no hacen-, aunque sean ellos los que realmente la monopolizan y politizan. Mejor dicho, ellos son realmente los utilizados por los partidos políticos más o menos aborteros.
          Otra cosa, ¿es que estaría mal "politizar" cuando hoy día se politiza hasta lo pre político, vicio éste fruto de la llamada soberanía nacional, que en nombre de los votantes al "mal menor" -que en la práctica es un "mal mayor"- se nos exige cerrar los ojos y callar ante unos u otros abortos?
          
          Muchas veces, tras las excusas anteriores, está la mala conciencia política y la cerrazón partitocrática y de la propia opinión por la muchas cotas de "inteligencia" que se suponen en ésta. Claro, ellos son tan obedientes a quienes les dirigen... Cuando los "meapilas" (término éste que no me gusta) se han conservadores, lo son hasta la cerrazón y la muerte: son fieles hasta la muerte de quien sea. 

          Cuando ellos votan PP etc... alegan motivos universales de conciencia y claman al cielo -hasta negarles virtudes y a veces el saludo- a quien les contraría. Ahora bien, cuando otros se manifiestan contra el aborto admitiendo a cualquier sigla política que lo haga de verdad, dicen que no hay motivos universales de conciencia para hacerlo, o para estar con ellos. ¡Cuidado, que los exagerados nos manchan...! Son los exclusivistas de sí mismos, que tienen dos medidas distintas según sea su criterio -su capillita-, y el criterio de los demás. 

          Cuando se dice estar en defensa de la vida del concebido y aún no nacido, y se dan los mejores argumentos para emitir una "Ley" como la de Gallardón (más que emitir justifican una "Ley" que dicen "de rebajas" pero que siempre es mala en sí misma), una "Ley" que dicen que es de "rebaja" del aborto, significa que realmente están abandonando a la muerte a las criaturas que están "en los supuestos". (Y a tantísimas otras criaturas como el "coladero" permite, pero eso ya es otra cuestión). 

          La política llamada "malminorista" siempre apaga entusiasmos, sin los cuales nadie se mueve a la acción buena, y siempre lo hace con atropello sistemático al bien.  Con esta mala política hacemos el mal y vamos siempre hacia atrás, incluso cuando creemos que vamos adelante.

          Cuando a los de nuestra generación falsamente demócrata y del silencio acomplejado, los hijos de otros vengan a darnos la inyección letal en aras a una eutanasia benévola -Dios no lo permita-, ¿habrá católicos que hayan hecho con su voto que las leyes les obliguen a mirar a otro lado para dejarnos solos ante un nuevo holocausto, continuación lógica del holocausto actual? Si les toca sufrirlas a nuestros acomplejados amigos que todo lo fían al cálculo y trucos de su "lúcida" razón, estén seguros que nosotros no guardaremos un silencio político, ni social, ni inhumano.

Cabecera de la concentración enfrente del Parlamento de Navarra, mientras el representante de la CTC de Navarra -podía ser él u otro- leía el mismo manifiesto leído en todas las concentraciones que a la vez hubo en España. 


Esta es la realidad diaria, de las "Leyes" de 1985, 2010 y la que será,
en la cantidad que sea -auguramos que seguirá el coladero-, "Ley" de 2014. 

José Fermín de Musquilda
Pamplona, 28-XII-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada