Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 22 de septiembre de 2012

FUEROS Y SUBSIDIARIEDAD A EXAMEN
14, 15 y 16 de septiembre de 2012

Magnífica vista del arrabal de Toledo, desde
la sala de conferencias.

TODO ES DE ACTUALIDAD. La XIVª edición del Foro Alfonso Carlos I, bajo el título “Subsidiariedad y Fueros”, era necesaria ante el desmoronamiento de España y los españoles, consecuencia del desmoronamiento del Estado absorbente.

     La reacción o pataleta del Gobierno autonómico de Cataluña por no llegar al acuerdo fiscal que deseaba con el presidente del Gobierno español, es un signo más de este desmoronamiento.

     Sin duda los participantes han puesto sus ideas en orden, para luego trabajar, animar la formación de nuestros círculos, y practicar en nuestra vida diaria y la política. Todo menos ser espectadores pasivos.

     En el hermosísimo marco de Toledo, los asistentes al Foro han convivido tres días y han escuchado cinco conferencias, han participado en cuatro coloquios, y en una mesa redonda.
     Los temas han sido: histórico, económico, sociológico institucional, la Unión Europea y la actual crisis.
Vista parcial de la sala de conferencias
     El punto de vista ha sido el de la subsidiariedad: subsidiariedad y Fueros en la España del ayer -especialmente en el Principado de Cataluña, ese gran desconocido hoy-, la responsabilidad en la gestión de los recursos económicos,la autonomía municipal y regional, la construcción europea, y la crisis coyuntural o del sistema.


Don Javier Garisoain Otero
     Los tradicionalistas –transpersonalistas- siempre respetaron en la tradición –tradere-, apoyaron, y sirvieron a quienes ausentes, presentes y por venir, aspiraban a ese bien común que tiene una raíz humana pero también sobrenatural, temporal y divina. Buscan al hombre completo, concreto y arraigado, buscan a Dios en Su Iglesia. Lejos de angelismos democristianos, muestran el sinsentido y la desatinada crítica -tan antigua como los ideólogos decimonónicos-  efectuada a la tradición española, al tradicionalismo, por quienes la confunden con un tradicionalismo cultural de corte historicista, o bien por quienes identifican el Carlismo con el romanticismo según hace alguien de la escuela. Mejor sería decir que los románticos son los enemigos de la tradición hispánica: liberales, socialistas y nacionalistas, ya en sus textos ya en sus utopías.


Uno de los activos coloquios
      Si la sociedad hubiese seguido su propia tradición hispánica, otra cosa hubiera sido. Liberalismo, catolicismo liberal enragé, socialismo, secularización, laicismo… todo se ha ensayado con un rotundo fracaso. Sí, es significativa la actualidad de la Tradición, que no es ideología, sino que recuerdan la civilización hispánica, importante por ser vivida y por sus resultados.

     ¿Seguirán en adelante los conservadores dando “gato por liebre”, como permanente tentación, por muy intelectuales, independientes y con aureola de beatitud que se presenten?
     Ante los excesos absorbentes, está de moda el conservadurismo liberal yankee del Estado mínimo, considerando a este como un mal necesario, y al hombre como incívico o asocial; y lo está para los que siempre buscan (¿acomplejados o poco estudiosos?) novedades fuera de su propia casa.

Un grupo de participantes a las puertas
de la catedral metropolitana de Toledo
     Podemos empezar por nosotros mismos y “hacia afuera”, lejos del individualismo, del actual aislamiento asocial y del intervencionismo y control político e ideológico del Estado. Podemos conformar instituciones legales o supralegales entre los conocidos y profesionales, con libertades, autarquía, aspiración al bien común; instituciones que sepan pedir la ayuda necesaria a quien la pueda dar, empezando por el más cercano, sin exigir nada a cambio. Esto son los Fueros, las libertades sociales, y el principio de subsidiariedad. La XIVª edición de este Foro ha sido el lugar adecuado para plantearlo.

     Ramón de Argonz (Ochagavía)

     Imágenes de JFG2012

Un grupo de asistentes
a la salida de la catedral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada