Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

martes, 28 de marzo de 2017

Obituario de una margarita veterana

OBITUARIO

Hoy martes ha fallecido la margarita 
Doña María Rosario Jaurrieta Baleztena, 
en la clínica de San Miguel de Pamplona. 

Mañana miércoles se realizará el sepelio y por la tarde se celebrarán los funerales en la parroquia de San Nicolás de dicha ciudad.

Sus 97 años de edad han estado cuajados de fidelidad cristiana y de un servicio silencioso, manteniendo también los santos ideales de la mejor tradición española a los que sirvió con naturalidad y profundidad de alma, 
sin falsos alardes. 
Fue enfermera voluntaria en el Hospital de sangre Alfonso Carlos de Pamplona en las épocas aciagas de la última guerra -que para muchos fue Cruzada-, ha dado recientemente su testimonio, simpático e inolvidable, en la entrevista del 22-IX-2016, así como en "España en la memoria" (Alfonso Arteseros, DVD32, 2010) o bien en otros programas de televisión. 
Muy querida por sus muchos sobrinos y por todos quienes le conocieron, descanse en paz.

Dios - Patria - Fueros - Rey
Requiescant in pace

* * *
El funeral se celebró en la parroquia de San Nicolás de Pamplona, de donde era feligrés, a las ocho de la tarde del 29 de marzo. Insertamos -bajo nuestra responsabilidad- las palabras recogidas en la homilía pronunciada por el P. Miguel. Aunque se ha grabado la homilía, no la copiamos,  pero sí recogemos su final con fidelidad:

(…) El Señor vino a por los pecadores, y no a por los justos. A por nosotros, que lo necesitamos.
Si algo nos han enseñado nuestros mayores, hombres y mujeres, es a vivir y gozar con Cristo, sufrir y morir con Cristo. ¡Qué puede haber más grande esto1. Que nuestra vida esté atravesada por la presencia de Jesús y María, aunque ello se entremezcle con nuestra pobreza, nuestra limitación y nuestra miseria. Y que luego vivamos con Él para siempre.
Una de estas personas es la Tía Rosari, que es como todos le llamábamos. Ha vivido casi 98 años. Muchos años lo ha hecho con una  gran autonomía, y al final ha estado necesitada de todos vosotros, sobre todo de sus familiares.
Ha sido una mujer -yo creo- sorprendentemente fuerte. Muchas veces hemos comentado que era incombustible. No tenía pereza para nada.
Ya de muy joven fue enfermera voluntaria en el Hospital Alfonso Carlos, instalado en el edifico del Seminario, en momentos difíciles de guerra.
Después ha estado en tantísimas cosas, como las Javieradas de los enfermos, las romerías a la Virgen de Ujué….
Pero lo que ha sido central en su vida es su condición de adoradora nocturna, como la familia ha puesto en su esquela.  En realidad, en ello radicaba mucha de la fuerza que tuvo, del fuego que no quema, que es el amor de Cristo en la Eucaristía, que es la presencia de Cristo que nos espera siempre. Ella vivió muchas noches de adoración de ese fuego que no se apaga.
Fue presidente de ANFA, de la Adoración Nocturna Femenina de la Diócesis. Se estrenó el año 1973 con un viaje a Melbourne (Australia) para el Congreso Eucarístico Internacional, como delegada de la Adoración Nocturna Femenina  de España. Fue presidente hasta que cumplió los 90 años de edad, hasta el año 2010, después de muchas horas de oración y de recorrer muchísimos pueblos y ciudades dando testimonio de Fe en la presencia real y amorosa de Cristo en la Eucaristía. Ojalá culmine su misión adoradora en el Cielo, viendo a Dios cara a cara, a Quien tantas noches de adoración contempló bajo las especies eucarísticas. Ella vivió en y de la Eucaristía. Que los que quedamos aquí, retengamos en nuestros corazones la invitación de Jesús en el Evangelio: “El que coma mi carne y beba mi sangre vivirá para siempre”, “ Yo soy el pan único bajado del cielo”. Que mucha gente necesitada como nosotros nos lo recuerde continuamente. 
Parroquia de San Nicolás de Pamplona. Funeral de Tía Rosari. Foto:JFG2017
Parroquia de San Nicolás de Pamplona. Funeral de Tía Rosari. Foto:JFG2017

Tía Rosari acudió a los actos de la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz en momentos muy delicados para la Hermandad, aún recientes, y en otras ocasiones. También acudió a actos organizados por los tradicionalistas navarros. 
Con nuestro más sincero agradecimiento por la vida y el ejemplo de tía Rosari, rogamos una oración por su eterno descanso. 

Tia Rosari en su testimonio vivencial en el programa España en la memoria sobre los requetés.
Foto:JFG2010

José F. Garralda
Miércoles, 29 de marzo de 2017





No hay comentarios:

Publicar un comentario