Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

sábado, 28 de marzo de 2015

EN LA SEMANA POR LA VIDA: "la vida es lo primero", "Aborto NO. Dios ama al embrión"

ÚLTIMA CONCENTRACIÓN. 
CRÓNICA en un Acto. 

          Ha tenido lugar con gran éxito la Velada por la vida
          Ahí lucía la concentración por el derecho a la Vida sin excepciones del nasciturus, en el Paseo de Sarasate de Pamplona, a los pies de la estatua de los Fueros, el pasado sábado 28 de marzo. 
          Convocada por la asociación ANDEVI, han asistido sectores de ciudadanía. ¿Quienes estaban?: entre ellos lógicamente miembros de ANDEVI, pero también de "Alerta Navarra" que convoca al Rosario por la Vida los últimos viernes de mes, de la "Comunión Tradicionalista Carlista" que convoca una concentración los 25 de cada mes enfrente del Parlamento Foral, y de "Derecho a Vivir". Unos y otros han desafiado el frío de estos días. Todavía no se había adelantado la hora del reloj conforme al cambio de la posición de la tierra respecto al sol, por lo que era de noche. Familias enteras no han podido acudir por el cuidado de los niños debido a la hora y al frío, lo que muestra que estas no son las mejores fechas. Sin embargo, todos sabemos que el 25 de marzo es el día internacional de la Vida del nasciturus. 


Nuestra enhorabuena a los jóvenes que han llevado la iniciativa de
la organización de la velada. Tenía razón alguno al decirnos que
en esta crónica faltaba la imagen de la pegatina de la convocatoria.
Gracias a todos. 

          También este día 25 de esta "Semana por la vida" algunos de la "Comunión Tradicionalista" mantuvieron su pancarta enfrente del Parlamento de Navarra como institución política que es, y el día 27 los de "Alerta Navarra" enfrente del abortorio como lugar de "empresa" de muerte y negocio siniestro. 
          De nuevo, en la Velada por la vida nuevas pancartas han dado fulgor a una gran verdad sobre el hombre y la sociedad que en el centro de la ciudad de Pamplona los asistentes corearon con energía y convencimiento. 
          Se agradece, a la convocante ANDEVI y a todos los asistentes, su presencia en la Velada por la vida del niño concebido y aún no nacido, que es un revulsivo para continuar en el trabajo del día a día en favor de la vida humana sin negociación o rebaja alguna. Las velas se han encendido a las nueve de la noche. 
                                                * * *
          El joven con el megáfono ha recordado claro, en nombre de todos, la verdad científica sobre el nasciturus, que este gran tema es una cuestión de lesa humanidad, y que ningún partido político del arco parlamentario actual defiende la vida como debe hacerlo. 
          Así, concluimos nosotros, ni aborto del PSOE ni aborto del PP, ni antes de Ruiz-Gallardón ni después.
          Los asistentes, entre los que había personas de todas las edades, corearon los lemas "Dejadles vivir", "Aborto no", "Sí a la vida". 

          Los eslóganes de las hermosas pancartas eran los siguientes:
  • La vida empieza en la concepción. ¡No en el consenso!
  • "El embarazo son 9 meses de ilusión, el aborto es toda una vida de amargura"
Quizás, la pancarta más impactante es la que decía:

  • También con los nazis "la sociedad" miraba para otro lado. Aborto holocausto!


Vista de la cabecera de la concentración-velada



Creemos que los Provida en Navarra deben hacer un esfuerzo de coordinación. La pegatina que se repite en las imágenes es un gran recuerda y un proyecto de mejora. 








          Aportemos algo más. Repetimos nuestra enhorabuena a los organizadores de ANDEVI y, sobre todo, al buenísimo ambiente creado, que tiene que prolongarse en los trabajos de la vida cotidiana. Buen ambiente y solidaridad, siendo no obstante y todavía, después de tantos años de Coordinadoras a las que no sé por qué ponen fin algunos cortoplacistas, la coordinación una asignatura pendiente. Por ejemplo, no pocos tradicionalistas estuvieron, simultáneamente a su concentración del día 25, en la Santa Misa oficiada por nuestro señor arzobispo, pues -advirtamos- no fueron ellos quienes diseñaron el plan de la Semana por la vida. Si coordinar no es absorber, tampoco es dejar de consultar a los grupos que se mueven cuando se les cita en la campaña escrita, ni anunciar únicamente los Actos de otros, sino buscar la mutua llamada. La coordinación hoy día debe de ser una coordinación positiva. Me consta que tradicionalistas hubo en todas las actividades de la Semana.
          En todo lo bueno que se hace digamos Siempre P'alante.
          Nosotros, ante un hecho tan grave como el de arrebatar la vida al concebido y aún no nacido, en el Paseo Sarasate hubiéramos coreado eslóganes -relativos a la cosa política- más contundentes, más enérgicos, a la altura de nuestro rechazo al crimen, y a la altura de la dolorosa situación de las almas en pena que pululan por las calles y plazas de nuestra Pamplona "abortista" y sobre todo silente, silenciosa como el filo del bisturí. 
          La mentalidad abortista se ha montado "desde arriba", desde los Gobiernos, desde las instituciones públicas, con las leyes, mediante la selección de qué es lo "moderno" y "progresista", debido a los compromisos partitocráticos y el reparto del poder, y con la propia propaganda y medios públicos, en una neoconfesionalidad de lo malo en vez de ser de Dios, la vida y todo lo bueno. 
          Todo esto es un escándalo. ¿Mirar para otro lado? ¿No asistir a concentraciones etc. por comodidad? (Cierto es que no pocos pamploneses ni se enteraron de la concentración, lo cual es culpa de los que organizamos a otros) ¿Votar a partidos muy o menos aborteros como el PSOE y el PP respectivamente? 
          La tragedia es enorme contra aquel a quien se le arrebata la vida. Lo es contra el sentido y justificación de la misma autoridad y poder público ya que hoy día la "ley" civil -corrompida por unos u otros partidos políticos del sistema- permite, aprueba y da los medios para matar a la criatura del vientre materno. La tragedia es enorme contra la madre por el trauma postaborto, lo es contra la misma sociedad (¿qué no hará una sociedad que mata a sus hijos?), y, sobre todo, es enorme contra el mismo Dios que da la vida. Sí, Dios ama al embrión. Y no pocos clamamos por ello y por la Justicia; un clamor tal que siempre es pequeño si queremos mostrar de alguna manera entrañas de misericordia.
          De nuevo nuestra enhorabuena a ANDEVI por facilitar la ocasión y a todos los que se han manifestado defendiendo el Derecho a la vida, que es el primer Derecho humano y también el primer Fuero. 
* * *
          Sin Dios Jaungoikoa y sin la vida del más inocente concebido en el vientre materno, todo reclamo foral es una mera ilusión y un fraude. El vaciado del Fuero abre las puertas de par en par a nacionalismos utópicos y secesionistas, hoy solapados pues esconden sus pretensiones finales. Rechazando y relegando a Dios en la política y las instituciones, se deifica al dinero, a la casta política y financiera, o a una pretendida nación, según cada caso. Luego no nos quejemos, que las consecuencias son respectivamente dolorosísimas: de la pasión por el dinero se deriva la crisis económica y moral, de la opresión se deriva cómo ésta tiende a perpetuarse  sin solución de continuidad hasta que los VECINOS despierten de una vez por todas; y de deificar la nación se pasó a la "limpieza" nacionalsocialista durante décadas actualizada por ahora parcialmente de otras maneras. 

          
          Pamplona/Iruña, 28-III-2015
          Ramón de Argonz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada