Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

jueves, 1 de enero de 2015

FELIZ AÑO 2015

AGENDA

LES DESEAMOS, DE CORAZÓN, UN FELIZ AÑO NUEVO 2015 junto al niño Dios, 

la Junta Regional Carlista de Navarra.
1 de enero de 2015

ADDENDA
Ya es hora que despierte la Tradición, que ha estado como sepultada de mil ideologías volantes que nada tienen de raigambre española, y que sin ton ni son se han ido depositando durante muchas décadas y poco a poco desde hace dos siglos, a voluntad de las diferentes oligarquías internacionalistas: liberales moderadas o radicales, socialistas o socialdemócratas, comunistas o maoístas, y hasta nacional-separatistas.. 

El pueblo español, cansado de tanta promesa falsa e inútil, al fin ha caído en la crisis más honda de su existencia, en el desencanto y la paralización, en la desconfianza y una excitación que dicen algunos -quizás los del mismo sistema que quisieran apuntalar con el miedo al "lobo" a "Podemos"- puede desembocar en un bolivarismo venezolano aplicado a la madre Patria, esto es, un leninismo "actualizado". Quizás los hijos venezolanos de la Hispanidad nos devuelvan la visita histórica con los petrodólares. Para que se quejen de las oligarquías capitalistas. 

España, sé tu misma. Hay otra España cuyo rostro debemos descubrir en nuestros padres y abuelos honrados. La Tradición española, siempre latente y que en realidad aún sostiene nuestra sociedad -decadente y corrupta por muchos motivos- en lo que puede sostenerse, debiera ser redescubierta. Ello no es difícil sino que basta querer. No hay otra salida a la actual corrupción y desencanto. No hay otra posibilidad de futuro. En esta ENCRUCIJADA, ¿volveremos a caer de nuevo en manos de ideologías contranatura, anticristianas y apátridas? ¿O transmitiremos a nuestros hijos la fe cristiana, las virtudes más esclarecidas, las genialidades más necesarias para reconstruir el presente y adentrarnos en el futuro?

RdeA
1/I/2015
La lista es larga: no es lo mismo libertad y liberalismo, sociedad y socialismo,
comunión y comunismo, Estado y estatismo, nación y nacionalismo,
persona y personalismo, conservar lo bueno y conservadurismo,
trabajar por el futuro y el futurismo, amar el progreso y el progresismo.



El pueblo conservador y perezoso teme al "coletas" porque nunca
ha trabajado en la política, nunca se ha sacrificado por la Patria,
 y , por carecer de principios arraigados, no sabe a dónde ir.
Los liberales estarán contentos con él si mantienen sus negocios.
Los socialistas le temen porque su vida política es una continua
farsa llena de vividores y con sendas de corrupción.
Sólo la Tradición dice y hace, y sólo desde ella se puede "cantar las cuarenta"
a todos los que sean como el "coletas".
En pocas palabras que mucho dicen:

Dios como único garante de los más débiles: los concebidos y no nacidos, los enfermos y ancianos, las familias, los parados...

Por un fortalecimiento de la sociedad en sus instituciones naturales y los cuerpos intermedios, y menos partitocracia -ojalá nada- , administración pública y Estado.

Por la devolución a la persona y la sociedad de todas aquellas obligaciones y derechos usurpados por el Estado o el estatismo. En educación, los padres son los principales responsables de la educación de sus hijos en los centros educativos tanto administrados por el Estado como de iniciativa social. 

Por la cooperación de todos los factores de producción, como la tierra, el trabajo, el capital y los emprendedores. 

España debe estar unida en su diversidad histórica, por su unidad en la variedad. Las leyes propias que cada Comunidad o Región histórica elabore respetando los principios básicos son los Fueros. 

La institución máxima de Gobierno que expresa la continuidad de la Patria y la suma de familias, se basa en la legitimidad moral. Si el país está pobre -decía don Carlos VII- vivan pobremente el rey y sus ministros. 

En estos momentos de ENCRUCIJADA es nuestro deber hacia nuestras gentes y nuestros hijos es redescubrir, reconstituir e impulsar a nuestra sociedad con sus gentes, a España con todos los españoles. 

RdeA 1/I/2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada