Boletín Oficial de la Comunión Tradicionalista Carlista de Navarra

miércoles, 19 de marzo de 2014

UN LIBRO EN LA MEMORIA: SALVADOR ULAYAR MUNDIÑANO

OPINIÓN

Artículo ante el testimonio público de Salvador Ulayar Mundiñano
Crónica del Acto-presentación de un libro-memoria


LA PERVERSIÓN Y LA PAZ

Homenaje a las víctimas del terrorismo.
MUERTE Y DESAMPARO, 22-IV-2007 (Pamplona)
Imagen tomada en el mismo día de la presentación del libro.
Foto: JFG2014
MI PARTIDO POLÍTICO ES MI PADRE. Un partido toma decisiones y vira. A mí eso no me interesa”. Son declaraciones de Salvador Ulayar Mundiñano, de Echarri Aranaz, que en una noche de enero de 1979, a sus 13 años, presenció cómo dos pistoleros de ETA asesinaban aita Jesús, ex alcalde de la villa, con cinco tiros, cuando padre e hijo salieron a la calle con los bidones de gasóleo para calentar la casa.
Lo asesinaron porque se declaraba navarro, vasco y español, era amigo de la cultura vasca, estaba contra el separatismo, y lo decía. Lo asesinaron porque decidió no callar. Así lo señaló Salvador en la entrevista concedida por “Diario de Navarra” (jueves, 13-III-2014) y lo volvió a repetir el día 14 ante un nutrido público pamplonés o iruñense, como Vd. prefiera.
En Echarri Aranaz hay no pocos amigos carlistas, que nos cuentan la vida del pueblo y el sufrimiento diario, fruto del terror y de las minorías captadas por los abertzales mediante tergiversaciones, el odio y la mentira sistemática. Ya decía Lenin que una mentira repetida cien veces se convierte en verdad; como los nazis modernos.
* * *
Salvador, en presencia de sus hermanos y un numeroso público que abarrotaba la sala de Civican de Pamplona, presentó su libro Morir para contarlo (Pamplona, ed. Sahats, 232 pp. 15 euros). Su escritura fue para él inicialmente liberadora, luego muy dolorosa, “pero tenía las necesidad de sacarlo todo”.
En la presentación del libro intervinieron Javier Marrodán Ciordia y Mª Ángeles Escrivá, redactora jefe de “El Mundo”, y al final el mismo Salvador, cuyos artículos de opinión todos leen con fruición en el diario señalado. También estaba en la mesa el editor José Mari Domench y, entre el público, la  víctima del terrorismo Ortega Lara, que mereció el apoyo de todos. Ahí estaban también la presidente del Gobierno de Navarra Excma. Yolanda Barcina y el que fue presidente Don Miguel Sanz.
* * *
Jesús Ulayar. Que el Padre amoroso le tenga en su seno,
            pues fue martirizado por hombres malos y asesinos. 
Foto: JFG2014 
Visualizada la película de Iñaki Arteta sobre el asesinato de Jesús Ulayar, el conocido periodista Javier Marrodán recordó cómo contó con detalle la historia de la familia en su reportaje de “Diario de Navarra” del 3-XII-2000, con ocasión de la Medalla de Oro que  el Gobierno de Navarra entregó a los Ulayar. Ahora bien, si dicho reportaje pretendía recoger la peripecia vital de una familia víctima, ahora, tras leer los primeros quince folios de la memoria de Salvador se ha dado cuenta que en dicho reportaje no llegó a hacerse cargo del problema en su verdadera dimensión. Por eso leer el libro es de imperiosa necesidad.
Salvador nos devuelve la imagen de lo que hemos sido y somos como sociedad. El libro habla de todos nosotros, de nuestras carencias, omisiones, y el abandono que han sufrido las víctimas. Como alguien dijo, la suerte de un hombre resume la suerte de todos los hombres. No puede ser bueno que todo lo ocurrido sea olvidado, porque ¿cómo valorar en tan poco lo que costó tanto esfuerzo?
Marrodán recuerda cómo Salvador, siendo niño y tras ser asesinado su padre, conoció desprecios e insultos en su pueblo, que –añado- siempre había sido un remanso de paz hasta que fue siendo envenenado con el nacionalismo. Ahora es testigo de cómo, en este libro que será de cabecera para muchos lectores, ese niño que ya es mayor, se asombra al ver cómo dicen que termina el terrorismo, con la deslealtad de los políticos en los que él confió en el pasado. La historia de Salvador es la historia de todos.
* * *
Presidencia del Acto de presentación. Foto: JFG2014
La periodista de “El Mundo”, Mª Ángeles Escrivá, ha seguido muy de cerca el dolor producido por el drama del terrorismo. Lo hizo en su primer libro El camino de vuelta. La larga marcha de los insertados de ETA (1998) y después en el titulado Maldito el país que necesita héroes (2012). Dice que realizada la  primera lectura del texto de Ulayar, ya no nos podemos relajar: ETA es una cloaca moral y las víctimas han sufrido un puro infierno tras el asesinato de sus seres queridos. Es más, se ha buscado editoriales para publicar el libro de Salvador, y todas han dicho lo mismo: a la gente ya no le interesan los temas sobre ETA porque ETA ya no mata. Pues bien, este desinterés es lo más alarmante.
Para la ponente, ETA no ha ganado, porque ni ha obtenido la ansiada independencia del País Vasco respecto de España, ni sigue matando. No obstante –añadió-, las víctimas están derrotadas moralmente porque se han hecho muchas cosas mal.  Bildu y Sortu han sido legalizadas. Nuestra sociedad está enferma, asume una situación sin vencedores ni vencidos, y dice “superar” así el pasado. Conforme a los hechos –añadió- ahora habrá que batirse el cobre en las instituciones, pues aunque es aberrante que los etarras estén en ellas, ya no hay marcha atrás. ¿Qué repiten ahora una y otra vez los políticos del PP como el ministro Fernández?: “Que hemos hecho todo lo que hemos podido” (¿si?, hay que preguntarles); “Que se están produciendo detenciones” (pues ¡sólo faltaba¡), mientras nos dan palmaditas a la espalda. Pues bien, ante este pésimo planteamiento está pendiente una educación o pedagogía social, el homenaje a las víctimas, evitar la prescripción de atentados no resueltos, hacer memoria, y muchas cosas más… Hoy es una realidad que en el terrorismo etarra “no hay un fin digno e irreprochablemente justo”.
* * *
Vista parcial de los asistentes. Civican (Pamplona). Foto: JFG2014 
Hasta aquí la periodista del “El Mundo”. Ahora me permito preguntarle: ¿Qué y quiénes son los responsables de la actual enfermad –que es mortal- de la sociedad? ¿Hay que decir que es la misma sociedad, lo que sería disculpar a los políticos y al mismo sistema oligárquico y utópico que domina? Digamos que los responsables son: el liberalismo ideológico y corruptor donde prácticamente –se ha demostrado una vez más- todo vale con tal que a mí no me molesten, que ha descristianizado y deshumanizado la sociedad, y que prescinde de Dios como realidad en el ámbito social y político; digamos que es el sistema que sólo busca contentar a la clientela para obtener votos, la partitocracia paralela a la sociedad que actúa activamente sobre ella -ya sea desde el poder político absorbente, la oposición, y los medios de comunicación-, y la partitocracia que impide cualquier otro tipo de representación social. Si estos son los responsables, ¿qué estimula y garantiza para “batirse” el cobre en las instituciones, durante un plazo largo y medio, contra los amigos de ETA que ni se han arrepentido, ni se arrepienten, ni han condenado el terror? ¿Será servir a la comodidad e individualismo de los otros? Máxime cuando el error de ayer se multiplicará por ciento con los amigos de ETA en las instituciones, debido a las enormes deficiencias del sistema político actual, que cada vez es más evidente que no es verdaderamente representativo aunque muchos coman de él. Todo lo que está ocurriendo es de manual para el revolucionario satisfecho de sí mismo.
* * *
Foto de la Web
Más importante fue el testimonio de la víctima del terrorismo, Salvador Ulayar: “Lo que busco es justicia, y eso no se están haciendo”. Justicia penal por el asesinato, y también justicia política (que afecte a la política), porque los asesinatos se han cometido por objetivos políticos. El resarcimiento para él es la justicia.
En 1979 asesinaron a su padre, y ahora en su oficina puede llorar sintiéndose derrotado. El periodista José Javier Uranga se resistió a morir a pesar de ser acribillado a balazos, y a Ortega Lara –presente en la sala- la tortura le ha dado firmeza en pos de la libertad.
Antes, en 1979, no faltaba paz, lo que faltaba era libertad. (Y ahora hay una falsísima paz y en muchos lugares sigue sin existir libertad). Hoy mismo casi un 40% de los asesinatos de ETA están sin esclarecer. Incluso cierto hijo fue a la Justicia para que el delito del asesino de su padre no prescribiese y las instituciones no le ayudaron.
¿POR QUÉ RENDIRSE si la recta conciencia y la esperanza
                      de saber que ningún sacrificio es estéril nos da alas para perseverar,
                 exigir Justicia (sí, con mayúscula) y perdonar como
                 nosotros perdonamos a nuestros deudores? Foto: JFG2014
Debido a la maldita negociación, se ha legalizado a Bildu y Sortu sin pedirles nada a cambio, y así se les ha legitimado. (Añade este redactor que en 1985 se legitimó el aborto, y hoy Gallardón quiere volver a la ley de 1985 haciendo ver que combate la ley Aido de 2010). Si ETA está por derrotar, una parte del Estado de Derecho ha sido derrotado porque no se ha hecho justicia. Se ha ofrecido a los proetarras un espacio público sin arrepentirse de nada y sin condenar el terrorismo. Se les cede impunidad porque “prometen no volver a matarnos mientras (–y además-) celebran su pasado de amenaza y sangre, incluso en los escaños que pago con mis impuestos”. Matar ha sido una herramienta política que ha dado grandes réditos.
ETA se encuentra derrotada en lo operativo, pero sin embargo está legitimada, y gobierna en cantidad de poblaciones de Guipúzcoa. Nuestras  sociedades han sido esculpidas y modeladas por ETA, y si han sido bastante cobardes y enfermas es porque se han modelado a tiros, así como también lo han sido los escaños parlamentarios y los votos.
Hoy ETA tiene más poder que nunca, y nunca ha estado mejor que hoy: tiene muchísimo dinero (dinero legal de los cargos públicos que es de todos) y una gran capacidad de pervertir el relato histórico. (¡Ay de la mentira sistemática y “desde arriba”! –añadamos-).
Rajoy se ha unido de alguna manera a la negociación de ZP mostrando que tal negociación era inevitable. El Estado sufre una gran flojera y no tiene  mensaje. Si con el asesinato de Blanco en Ermua hubo líderes en la sociedad, y las camisetas de los batasunos con unas rejas y unos ojos tras ellas desaparecieron, en 2004 hubo un pacto antiterrorista entre PSOE y PP. Pues bien, hoy ambos políticos han destrozado dicho pacto, lo que además impide la existencia de líderes en la sociedad. Este es el gran pecado de ZP, y ahora el gran pecado de Rajoy. La traición del PP ha sido horrorosa y el precio político ha sido increíble. “Me niego a callar esta infamia, esta traición, que es un fraude y una derrota del Estado de Derecho, de mi nación que se llama España. Que supone mi derrota personal y de tantas víctimas”.
La negociación de los políticos con ETA ha conllevado una desmovilización social y la eliminación de los líderes naturales. Es más, la sociedad ya ha interiorizado –así dicen unos y otros- que había que negociar, que ha salido “esto” y… ya está. Pues bien -con un dolor ahogado que le hizo impostar levemente la voz-: “y a nosotros ¿quien nos devuelve nuestra libertad?”.
Hoy los asesinos se están blanqueando gracias a la desidia del PSOE y PP, y Bildu (ETA) está condicionando la política de Navarra. Sr. Rajoy, Sra. Barcina, Sr. Sanz, eso del “cese de las Armas sin precio político NO ME LO CREO”.
Lo que digamos en Navarra poco interesa, porque hay una decisión política tomada en Madrid, en la sede del PSOE (Ferraz) y del PP (Génova): no se va a ilegalizar a Bildu y Amaiur, que son ETA aunque nos digan lo contrario. Y si hoy el PSOE no ha puesto moción de censura a la presidenta de Navarra, es fácil que el PSOE pacte con Bildu en las elecciones siguientes, en paralelo a la gran abulia de las instituciones -¡ojo con Navarra!-, y a la desarticulación social incluso para hacer requerimientos sencillos.
ETA tiene un falso final. Pistola y escaño son la misma cosa. No se puede vivir como si ETA ya no existiese y menos como si nunca hubiese existido. “La ETA está por derrotar”. “Y es que, estallada la falsa paz, a algunos nos caen los cascotes encima y vamos estando de sobra los que ya aparecemos como enemigos de esa “pazzz”, hermosa palabra que han pervertido: no era cuestión de paz, aquí no ha habido una guerra: queríamos la libertad robada a tiros
“Rosita de mi jardín”, decía Jesús a su esposa, mujer entera, llena de fortaleza, de fe cristiana y que perdonó a los asesinos. Durante años, los Ulayar no se han sentido apoyados por la sociedad ni la clase política.
El drama es que en este país no ha habido coherencia, y que las mentes de los grandes partidos están en otra cosa; da igual. (La pregunta de este redactor es: ¿y ese estar en otra cosa ha salido de ellos o de los señores que están fuera y todo lo dirigen sin que lo sepamos?)
Estas fueron las dramáticas, tremendas y directas palabras de alguien que sabe por experiencia directa que su única Patria es su padre, asesinado por ETA.
* * *
Durísimos recuerdos que sólo sobrelleva bien el alma cristiana.
                                Foto: JFG2014
Personalmente el testimonio de Ulayar ha ahondado mi convicción de que la Patria son los Padres, y no los partidos políticos, ni el llamado patriotismo constitucional en el que nadie creyó, término desechado a pesar de lanzarlo al vuelo el sr. Aznar una vez tomado de no sé qué pensador alemán.
Ha ahondado mi convicción de que todo lo ocurrido con ETA, desde su nacimiento hasta hoy, ha sido de manual del buen marxista; incluso la tregua de Lizarra (¡!) tuvo un enorme paralelismo respecto al planteamiento de Stalin cuando él fue ministro de las nacionalidades. En realidad, todo lo relativo a ETA se encontraba en el diseño de ciertas esferas de ámbito mundial.
Ha ahondado mi convicción de que unas instituciones y Estado sin Dios es incapaz de hacer  justicia cuando cuesta esfuerzo, y que en él la persona al final pierde sus tan cacareados derechos: conozco a quienes ya aceptan que la supuesta mayoría se convierta en dictadura casi sin límites, pues la letra y la palabra humana es dúctil como el chiclé.
Ha ahondado mi convicción de que los partidos políticos liberales y marxistas han dividido, partido, debilitado y vaciado la sociedad, arrebatándole la verdadera representación política.
MUERTE Y DESAMPARO (Pamplona, 22-IV-2007)
             Foto: JFG2014
No admito la opinión de Barcina –presente en la presentación del libro- de que la voz la tiene la sociedad así como los políticos, y que la labor de los políticos es transmitir la voz social. Esto es lo que quizás debiera de ser, pero en realidad los partidos políticos (convertidos además en partitocracia) son paralelos a la sociedad, tienen su propia vida como organismos de conquista del poder, dirigen la sociedad de diversas maneras, manipulan y distorsionan el voto, intervienen todo desde el enorme poder del Estado, realizan pactos no previstos, carecen de mandato imperativo y de juicio de residencia. Los partidos políticos se reparten el poder, crean sus clientelas y enchufados, y quiebran cualquier política que se justifique en el bien común. Los políticos se hacen simpáticos para conseguir votos, pero otra cosa son los hechos. Tienen demasiado poder, se entrometen y desarticulan las instituciones sociales que pierden su influencia e interés, y encima si algo hacen mal la culpa es de la sociedad. Ellos han paralizado la sociedad, y ahora el PSOE y el PP la han humillado ante el terrorismo. Algo similar decía Pedro de la Hoz en su periódico “La Esperanza” a mediados del siglo XIX ante Martínez de la Rosa; y ya ha pasado tiempo y llovido sobre España…
Es terrible que los amigos de ETA puedan imitarles. Las consecuencias serían catastróficas. Imitándoles y auspiciados por ellos, hoy los amigos del terror se convertirán en una máquina partitocrática, que hará lo mismo y mucho mejor que aquellos, con las consecuencias que todos podemos imaginar. ¡Ay de ese 51% que “justifica” o “legitima” el totalitarismo o brutal dictadura!
Ya están los Bildu frotándose las manos ante un PSOE–PSN rencoroso, que se anuncia como próximo Kerensky. A Lenin, Stalin, Castro y un largo etcétera no hay quien les haga apearse del poder. Eso sólo ocurrió en la España de 1936, que evitó una revolución como la bolchevique.
Entre diálogo y diálogo… puñalada. Y todos a sonreír, que es el talante de hoy. Por eso, realcemos que nuestra Patria son nuestros padres e hijos, a la espera que alguien nos una por la Patria.
Así como hay una gran venganza masónica sobre España, que quiere dispersar sus cenizas, también la hay sobre la Navarra que venció al comunismo y la masonería en 1936. PSOE y PP al unísono.
¡Pobres vascos, tan fieles a la monarquía tradicional; pobres pueblos y valles vascos, algunos de amplio litoral, abiertos siempre a nuevas aportaciones humanas! No en vano os desperdigasteis por el mundo cuando las familias no tenían qué repartir, ni el pedazo de tierra legado por sus padres ni la barca para la pesca de bajura y litoral. ¡Cómo fueron pueblos, valles enteros y villas litorales, tergiversados, manipulados y utilizados por la ideología nacionalista reciente, que siempre fue liberal en cuanto soberana, individualista y masificadora, y muchas veces ideología de salón con gente de posibles y bien comida! ¡Cómo han sido utilizados vilmente por la ideología marxista, por el leninismo y maoísmo más puro, cuyas seguidores se han dado el gustazo de ensayar y aplicar a la realidad el caldo de cultivo racionalista y mental, utópico y sobre todo ateo de los ideólogos de turno!


Fotograma de doña Rosa Mundiñano, mujer recia y
buena cristiana.
 Foto: JFG2014
¿Dónde estáis, pueblos míos, pueblos y verdes valles, e incluso, más lejos, las villas primas hermanas de aquel litoral? ¿Qué han hecho de vosotros? ¿Por qué os fuisteis –los que os habéis ido-  del seno de vuestros padres y mayores, de vuestra patria, dejando vuestro ser y tradición –carlista fue y sigue siendo soterrada-, sustituyendo la limpieza de vuestro txistu y armonía de vuestros coros parroquiales por la voz desde aflautada hasta ruidosa como de carraca de ideologías que os prometieron paraísos nuevos e idílicos sin Dios-Jaungoikoa y sin Cristo, sin padres y sin patria, por materialismos, románticos y racistas primero, de transformación socialista después, ya de camada y  hasta de violencia y odio?
Parece que, valles míos, ya no sois capaces de entonar: “Zurea duzu erregetza, zureak ospe eta indarra orain eta beti”. Por Dios, los abertzales ¿matarán a sus hijos con el aborto? Parece que no pocas emakume sí. Pues bien, ¿no os dáis cuenta que todo eso es mentira, por lo mismo que el Maligno es mentiroso y asesino desde su comienzo? Nor Jaungoiloa aña? “¿Quién como Dios?”.
Otra cuestión. Algún clérigo ayer favoreció a ETA, muchos otros se callaron, y sólo unos pocos dijeron las cosas siendo perseguidos incluso desde sus instituciones clericales. Me asusta la ingenuidad y el oportunismo de cierto clero actual animado por el quedar bien, por hacer el juego a los poderes  existentes, con algún complejo de inferioridad fruto de quienes coquetearon con los terroristas, y las tremendas consecuencias políticas de su no tener ni idea de política (quizás la Patria y la justicia en esta tierra no les sean tan interesantes). Aunque digan que no, los clérigos actuales  se meten en política, cuando alguno apoya a don Juan Carlos, cuando otro rechazó la posible ilegalización de Batasuna y cuando ahora parecen sumarse al actual establisment poniendo una vela a Dios y otra al diablo.
Salvador, ya hecho hombre, en su casa de Echarri Aranaz. Foto de la Web
Siempre abiertos a la esperanza, sabiendo que ante Dios nunca serás héroe anónimo, que los hombres somos muy malos pagadores, y que la raíz no se pudre por mucho que se pudra parte del árbol, mi enhorabuena a Salvador y hermanos, y a tantísimos otros, símbolo de quienes siempre fueron fieles a Dios,  a los padres y a su pueblo.
Afortunadamente, todavía esperamos mucho de vosotros, sobre todo de aquellos que en vuestro seno permanecen, amantes de la verdad y las tradiciones, fieles a Dios, a sus padres, y a sus  pueblos.

Fermín de Musquilda

Pamplona / Iruña 19 de marzo de 2014


Ante la negrura de alma del sector etarra, aquellos cuya Patria son los padres
           viven en la esperanza. Limpio atarceder desde las murallas de Pamplona el mismo día
          de la presentación del libro de Salvador Ulayar. Foto:JFG2014
Imágenes propiedad del autor (salvo las dos tomadas de la Web)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada